Ads 468x60px

NO ABANDONES TU CLAMOR | ORACIÓN

Introducción: A veces cuando transcurre el tiempo y no alcanzamos las promesas del Señor puede surgir la duda y el desánimo. Pero lo peor que podemos hacer es renunciar y abandonarlo todo. La perseverancia es una señal de madurez y también es una muestra que el cielo aprueba. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos, pero la persona de firme propósito es la que alcanza las promesas de Dios. Cuando se agotan las fuerzas debemos renovarlas sobre nuestras rodillas, el Señor es nuestra fortaleza y escudo…  


NO ABANDONES TU CLAMOR | ORACIÓN A DIOS

“Jesús entonces, deteniéndose, mando a traerle a su presencia; y cuando llegó, le pregunto; diciendo: ¿Qué quieres que te haga? Y él dijo: Señor, que reciba la vista. Jesús le dijo: Recíbela, tu fe te ha salvado” Lucas 18:40-42.  

En ésta ocasión la Biblia nos relata un milagro que contiene diversas e importantes enseñanzas para nosotros hoy día. Un ciego que mendiga junto al camino se entera de que Jesús está pasando por allí y sin dar más lugar a la pérdida de tiempo, comienza a clamar por su milagro. Algunos le reprendían para que hiciera silencio, pero él clamaba con más fuerza. Destaca aquí la Biblia su perseverancia, fundamento para alcanzar milagros en Dios.    

El clamor del ciego logró captar la atención de Jesús, quien deteniéndose manda a traerlo a su presencia. Entonces no debemos renunciar al clamor, sino perseverar, porque llegará el momento cuando el Señor actuará a nuestro favor.

Vemos también que el clamor precede la presencia del Señor. Creo personalmente que es el llamado de Dios a su iglesia en la actualidad. A causa del crecimiento mismo de la iglesia, el activismo del mundo de hoy, el gran crecimiento de la ciencia y la tecnología, el hijo de Dios se ve envuelto en una vida rápida y muy ocupada, descuidando el llamado de Dios a estar en su presencia. Dios está llamando a su iglesia para que le busque en el secreto. 

Es precisamente en esa presencia donde el ciego escucha: ¿Qué quieres que te haga? Muchos de nosotros nos preocupamos más por lo material, dándole prioridad a esto más que a la presencia de Dios. Pero ten presente que cuando buscas a Dios y habitas en Su presencia todo lo demás vendrá por añadidura. Dios también te quiere bendecir materialmente, pero te quiere más en su presencia.  

Aquello que afligía a aquel ciego fue resuelto en la presencia de Dios. Humanamente éste hombre no tenía solución y vivía mendigando junto al camino, quizá sin familia ni patrimonio y con una autoestima por el suelo, viene a la presencia de Jesús y allí todo fue cambiado. Una vida fue transformada por unos segundos en la presencia de Dios, no hay nada que la presencia y poder del Señor no pueda cambiar. El ciego recibió lo que su corazón anhelaba, Dios es bueno.  

No podemos terminar éste devocional sin reflexionar en la frase ultima de Jesús: “Recíbela, tu fe te ha salvado”. El Señor lo sanó, pero notemos que no le dice: “por tu fe eres sano” sino “por tu fe te has salvado”. La salvación es el regalo o don más grande y maravilloso que hombre alguno pueda recibir, pues es algo que nunca podrá comprar y Dios nos la da por su gracia. Bendito sea Dios.  

Reflexión final: Dios es poderoso y sigue haciendo milagros. No renuncies a tu clamor, persevera, la gloria del Señor se manifestará y el milagro ocurrirá, solo síguelo y confía en su amor y poder.   

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada