Ads 468x60px

LOS PROPÓSITOS DE DIOS SON BUENOS


(Si no puedes ver el tema completo sólo haz click en el título). Introducción: Dios tiene un plan con cada uno de nosotros y usará todos los medios necesarios para llevarnos al cumplimiento de ese propósito. Aunque a veces no comprendamos lo que está sucediendo, la mano del Señor sin duda estará trabajando a nuestro favor. Los planes de Dios con cada uno de sus hijos son de bendición y no de maldición... 


LOS PROPÓSITOS DE DIOS SON BUENOS

Cita bíblica: Génesis 37:23-28.

1) Dios se glorifica en toda circunstancia (Génesis 37:18-23).

Reflexión 1: La historia de José, el hijo de Jacob, está llena de grandes enseñanzas para nosotros hoy día. En éste capítulo de la Biblia sus hermanos planean matarlo, pero al final lo venden a los mercaderes ismaelitas, después de haberlo despojado de la valiosa túnica de colores que su padre le había regalado (podemos ver en el corazón de los hermanos de José un resentimiento no sanado, el cual puede llegar a ser más intenso y fuerte que el amor de familia; ellos eran sus hermanos y sin embargo planearon quitarle la vida).

Reflexión 2: El perdón es un fundamental en nuestra vida ya que todos de una u otra manera enfrentamos ofensas, decepciones,  traiciones, etc. Aún en el camino del plan de Dios muchas veces el maltrato de otros termina siendo un instrumento del Señor, por ejemplo en éste caso los hermanos de José lo vendieron para no matarlo, pero esos compradores ismaelitas lo llevaron al lugar donde se cumplirían los sueños que José había tenido de niño: ser un gobernante).   

2) Aunque no la veamos, la mano de Dios nos guarda (Génesis 37:24).

Reflexión 1: La Biblia nos narra que José es arrojado por sus hermanos a una cisterna (esto es un depósito subterráneo para almacenar el agua que se juntaba cuando llovía o era procedente de vertientes), el texto nos dice literalmente: “pero la cisterna estaba vacía”, cuán significativo es para nosotros éste “pero”, pues aquí vemos la mano del Señor protegiendo y preservando su propósito.

Reflexión 2: Entonces no era una casualidad que la cisterna estuviera sin agua, era parte del plan divino, así estaba diseñado, José estaría en la cisterna (pero sin agua) por un corto lapso de tiempo. Recordemos aquí que la Biblia nos dice: “No dará mi pie al resbaladero, ni se dormirá el que me guarda”. Definitivamente es la mano de Dios la que nos guarda, protege y conduce hacia Su plan. Las pruebas pueden formar parte del camino, pero de todas ellas nos librará el Señor. Los propósitos de Dios son buenos.   


3) Perdonar es una virtud fundamental.

Reflexión 1: Después de estar un tiempo allí, aparecen unos madianitas mercaderes y José es vendido por sus hermanos por veinte piezas de plata y su corazón es lastimado profundamente, pues experimenta una gran decepción (Génesis 37:25-27). Es triste pero estas cosas forman parte de la vida y debemos desarrollar las virtudes correctas para no permitir que estas situaciones derriben nuestra fe en Dios, o desarrollen una raíz de amargura en el corazón.  

Reflexión 2: Definitivamente las heridas más dolorosas son las causadas por las personas más cercanas, aquellos de quienes nunca se esperaría una traición o decepción. Esta situación nos recuerda que el Señor Jesús fue vendido por uno de los doce discípulos, Judas Iscariote, por eso podemos ir a él, ya que nos comprende perfectamente y con Su ayuda y sabiduría podemos salir triunfantes venciendo con el poder del perdón.  

4) Dios es soberano en sus formas y métodos (Génesis 37:28).  

Reflexión 1: Éstos mercaderes ismaelitas “llevaron a José a Egipto”. En medio de todas éstas circunstancias y situaciones difíciles para José allí estaba la mano de Dios, y aunque fue vendido como esclavo estuvo en la casa de Potifar, un general egipcio, administrando su hacienda con el favor y la gracia sobrenatural del Señor. Así José estaba siendo formado y equipado para ser el segundo señor en Egipto, y ser un instrumento de bendición en las manos de Dios para salvación de miles y miles de personas, incluyendo a sus hermanos y a su padre Jacob, aquellos hermanos que un día lo habían rechazado y traicionado.

Reflexión 2: Es muy importante destacar aquí que “le vendieron a los ismaelitas” quienes lo llevaron a Egipto. Estos son descendientes de Ismael, pueblo hostil y feroz contra Israel, enemigo de los hebreos. Pero en ésta ocasión el Señor los usa para llevar a José al cumplimiento de su destino. Poderoso y soberano es Dios para usar diferentes personas, circunstancias y métodos para cumplir Sus planes.                   

Conclusión: Los planes y propósitos del Señor están diseñados para salvación y bendición de muchas personas, es por eso que las tinieblas se oponen, procurando dañar a los hijos de Dios, pero el consejo divino es el que prevalece, el Señor fortalece, guarda y protege sus hijos, requiriendo de éstos perseverancia ante las dificultades, pruebas, tentaciones y adversidades, para llevarlos a la victoria y al logro de sus planes. Los propósitos de Dios son buenos.  

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)


Te invitamos a leer: “ESAÚ VENDE SU PRIMOGENITURA”. 



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada