Ads 468x60px

CONFÍA EN EL SEÑOR, ÉL SABE LO QUE HACE

Introducción: Dios nunca se equivoca, él sabe lo que hace. Conscientes de esto podemos depositar toda nuestra confianza en Sus poderosas y bondadosas manos. Aunque a veces sea difícil entender el momento, lo cierto es que Dios gobierna por encima de todas las cosas y nos llevará de acuerdo a su plan, que es bueno, agradable y perfecto…      


CONFÍA EN EL SEÑOR, ÉL SABE LO QUE HACE

a) ¿Qué hacemos con lo que Dios nos dice? (Jeremías 18:1-2). 

Reflexión 1: Dios le habla al profeta Jeremías, aquel mensaje vino directamente a su vida. Él debía obedecer e ir a la casa del alfarero. Obedecer cuando todo está bien no es tan difícil. Pero en ese momento el pueblo de Israel estaba bajo la opresión de Babilonia, la nación estaba en decadencia moral, espiritual y política; fue tiempo de guerras y crisis, y el ministerio de Jeremías enfrentaba oposición de sus hermanos, de otros profetas y reyes. No era apreciado entre ellos, más bien era rechazado a causa de sus mensajes proféticos.

Reflexión 2: Ante todo esto el profeta debe ir a casa del alfarero. Es necesario decidir obedecer a Dios aunque nuestras emociones estén afectadas o las circunstancias que nos rodeen sean adversas. A pesar del rechazo de otros es necesario continuar haciendo la voluntad del Señor, pues al final veremos que es ésta la que permanece y es bendecida.      

b) La obediencia debe ser una decisión y no el resultado de una emoción.

Reflexión: Jeremías somete su razón para obedecer por revelación. A veces obedecer a Dios implica avanzar aunque no entendamos lo que está pasando, a veces significa perseverar aunque quisiéramos renunciar. Detrás de la obediencia a Dios se esconden grandes milagros y bendiciones, como le sucedió a Elías con la viuda de Sarepta de Sidón. El Señor nos enseña varias cosas muy importantes en éste pasaje:

1) Él sabe a qué escenario nos lleva para enseñarnos (“vete a casa del alfarero”). La casa del alfarero nos habla de aquel escenario dónde Dios trabaja. Puede ser la empresa, la universidad o colegio, tu lugar de trabajo, etc, pero en “esa casa del alfarero” somos enseñados y formados por Dios.

2) La obediencia nos hace avanzar hacia la revelación y bendición de Dios (“allí te haré oír mis palabras”). Dios requiere pasos de obediencia de Jeremías para enseñarle mucho más. Al igual que Abraham, pues Dios no le dijo a donde ir inicialmente, sino que le dijo: “sal de tu tierra a la que yo te mostraré”.  

3) Someternos a Dios es vital para una verdadera transformación: “Y descendí a casa del alfarero” Jeremías 18:3a (El profeta “desciende”, quizá su casa estaba ubicada en un lugar alto de la ciudad y debe descender; a veces “descender” no es agradable, pero debemos obedecer. El Verbo descendió, se hizo hombre y habitó entre nosotros, y el Padre lo exaltó hasta lo sumo y le dio un nombre que es sobre todo nombre.

4) El alfarero sigue trabajando. Jeremías 18:3b. él trabajaba sobre la rueda”. Es muy interesante ver como Dios se presenta como alfarero en varios pasajes de la Biblia, y nosotros somos el barro. Él no deja de trabajar en su plan, día y noche sigue moldeando su imagen en ti. Confía en el Señor, él sabe lo que hace.         


c) A veces se sufre en el proceso: Jeremías 18:4a.   

Reflexión 1: “Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano”. Cuando el alfarero comienza su trabajo, ya sabe que vasija hará. Dios es el arquitecto del universo, y sabe qué hace con cada uno de nosotros. En éste desarrollo podemos ver procesos afectados, vasijas quebradas, soldados heridos. Aunque Dios tiene grandes planes y su amor por nosotros es inmenso, a veces la vasija se echa a perder en su mano, por dificultades del material (dureza, impureza, falta de consistencia, piedras y objetos extraños, etc).

Reflexión 2: hace referencia a dones mal utilizados, líderes que se apartaron, hermanos que caen y se quedan allí, resentimientos que nunca llegaron a un genuino perdón, otros se estancaron en el proceso, etc. Pero Dios tiene el poder para restaurar: Jeremías 18:4b “y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla”. Es interesante que el alfarero hiciera una vasija nueva y mejor, y  además utiliza el mismo material, él no lo desecha, porque Dios no rechaza a nadie, y él siempre hará cosas mejores.  

d) El Alfarero divino sabe lo que hace.  

Reflexión 1: En casa del alfarero encontramos la rueda, el barro, los hierrillos y desbastadores, todo esto es utilizado para dar forma, quitar las asperezas, y pulir los detalles de la vasija; también está el horno, que da la dureza correcta y estructura final a la vasija. Algunos implementos causarán dolor en nuestro corazón pero su labor es necesaria, de lo contrario la vasija quedará mal. 

Reflexión 2: El Señor espera sometimiento y arrepentimiento genuino, Jeremías 18:5-9. Las manos de Dios son bondadosas con el humilde de espíritu, y fuertes con el soberbio de corazón. Cuando la vasija ha pasado por todo el proceso debidamente, al final, el alfarero la decora y hermosea, porque de allí saldrá a ocupar lugares de prominencia y elegancia.

Reflexión 3: 2 Corintios 4:7, Dios levanta sus vasijas a lugares de honra y bendición, deposita en ellas sus grandes tesoros, y venimos a ser “vasijas de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios y no de los hombres”, pues todo el tesoro de adentro y la labor en la vasija de barro es para la gloria del Señor.
    
Conclusión: Dios tiene el poder de restaurar y ante un genuino arrepentimiento, él interviene con su poder sanando, levantando y  restaurando lo que ha sido dañado. No temas, tu vida está en las mejores manos. Confía en el Señor, él sabe lo que hace.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer: “ESCUCHANDO A DIOS”.   




17 comentarios:

  1. Son de gran bendicion para mi vida, en todo tiempo, Dios los bendiga y los siga usando grandemente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carlos por tus palabras. El Señor te bendiga y guarde.

      Eliminar
  2. Gracias por compartir tan hermosos devocionales cada vez que los leo me dejan algo Dios los continúe bendiciendo mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te guarde Damaris. Tu testimonio es muy importante para nosotros. Bendiciones.

      Eliminar
  3. Hermoso! Dios les bendiga en gran manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Nathaly. De igual manera deseamos que el Señor te bendiga en todo.

      Eliminar
  4. Gracias al SEÑOR DIOS TODO PODEROSO por usarlos como instrumento de Bendición para su pueblo, muchas Bendiciones para sus vidas y familia

    ResponderEliminar
  5. Gracias al SEÑOR DIOS TODO PODEROSO por usarlos como instrumento de Bendición para su pueblo, muchas Bendiciones para sus vidas y familia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Señor te guarde Rotulos. Muchas gracias por leer los devocionales y sermones. Bendiciones.

      Eliminar
    2. Gloria a Dios por vuestras vidas , Pastor Zanabria y esposa!!
      Tremendos mensajes que me guía a ver la Gloria de Dios para mi vida y mi familia!
      Dios os bendiga y fortalezca siempre!!!!
      Dios es fiel!!!!

      Eliminar
    3. Gloria a Dios por vuestras vidas , Pastor Zanabria y esposa!!
      Tremendos mensajes que me guía a ver la Gloria de Dios para mi vida y mi familia!
      Dios os bendiga y fortalezca siempre!!!!
      Dios es fiel!!!!

      Eliminar
    4. Dios te bendiga Dimaday. Muchas gracias por compartir tu testimonio y por tu apoyo en ésta labor. El Señor te guarde.

      Eliminar
  6. Es en esos momentos en que te preguntas "¿Dios por qué permites que suceda esto?". Pero estamos en las mejores manos y "EL SABE LO QUE HACE" Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te guarde y bendiga Yolanda. Es cierto somos propiedad de Dios y él hace lo mejor por nosotros. Bendiciones.

      Eliminar
    2. Bendiciones a usted y su hermosa familia. Un abrazo Pastor

      Eliminar
  7. Dios le siga usando, todo Palabra de Dios bendiciones!!!!!!

    ResponderEliminar