Ads 468x60px

NO ABANDONES TU LUCHA

Introducción: Cuando Esaú venia del campo cansado negoció o vendió su primogenitura por un plato de lentejas; por la fatiga del camino Israel murmuró varias veces contra Dios en el desierto; por codicia Judas robo por años a Jesús y finalmente lo vendió por treinta monedas de plata. El enemigo buscará diversas estrategias para hacerte renunciar al llamado de Dios, pero la Biblia nos dice: “Esfuérzate y se valiente, no temas ni desmayes”…      

NO ABANDONES TU LUCHA

1) Algunos ejemplos de fracaso según la Biblia:

a) El pueblo de Israel (Judas versículo 5).  
b) Los ángeles que se rebelaron (Judas 6)
c) Las ciudades de Sodoma y Gomorra (Judas 7)
d) Caín, Balaam y Coré (Judas 11).

Nota: Al observar estos ejemplos podemos considerar varias cosas: Desecharon el conocimiento de Dios. Se rebelaron contra el modelo divino. Tuvieron una vida desordenada e inmoral. Habiendo conocido a Dios su final fue triste y doloroso, y el Señor no quiere esto para los seres humanos, pero siempre respetará sus decisiones.

2) Es vital cuidar nuestra salvación y fe (Judas 1-3)

a) El contexto de la carta de Judas nos habla de tiempos de persecución, herejías, oposición, etc.

Nota 1: Era el primer tiempo de la iglesia y algunos apóstoles del Señor ya habían sido sacrificados por la persecución del imperio romano. Las autoridades religiosas con todo su poder hacían oposición a la predicación del evangelio.   

Nota 2: En ese tiempo algunos falsos maestros enseñaban que la salvación por gracia les permitía pecar sin ser condenados, pervertían la gracia de Dios, diciendo por ejemplo: “Hermano usted puede tomar licor que Dios lo perdona” “Si usted no se entiende con su esposa(o) puede tener su amiga(o)”. Eran según ellos “cristianos” pero no hacían diferencia entre ser hijos de Dios y ser hijos del mundo de pecado, y esa predicación agradaba y engañaba a muchos, por eso se escribe ésta fuerte carta de Judas.        

Nota 3: Los falsos maestros del primer siglo también negaban la personalidad y naturaleza de Jesucristo enseñada por los apóstoles, y de esa manera dividían la iglesia en la doctrina y en la práctica. Era pues una estrategia satánica que avanzaba con fuerzas ocultas y estaba dañando la iglesia de entonces.

b) Judas (hermano de Jacobo) anima a la iglesia a permanecer en la fe y perseverar en la sana doctrina.

Nota: Había muchos falsos maestros, falsos profetas, falsos escritos que reclamaban autoridad divina, otros querían que además de creer en Jesucristo se sacrificarán corderos. Por eso Judas por el Espíritu Santo escribe ésta carta. Al considerar los casos antes mencionados (punto 1) vemos que ellos no permanecieron en la fe, ni perseveraron en la sana doctrina:

Ø Israel creyó para salir de Egipto, pero no para obedecer en el desierto.
Ø Los ángeles conocieron la gloria y el poder de Dios en el cielo, pero decidieron emprender su propio camino.
Ø Sodoma y Gomorra pervirtieron el modelo de Dios, desarrollando su propia moral.
Ø Caín quien adoró a Dios a su manera y mató a su hermano; Balaam se perdió por su propia codicia y Coré se rebeló contra el modelo establecido por Dios mismo.    

3) Consejos divinos que no debemos descuidar:

a) Fortalécete y crece en la fe (Judas 20a).

Nota: La fe viene por el oír la Palabra de Dios, la fe está fundada en lo que oímos de Dios, está cimentada en Sus palabras. Un hijo del Señor que ama la palabra, se alimenta de ella y la obedece será como un hombre que edifica su casa sobre la roca y por tanto ni la lluvia, ni los vientos, ni los ríos, ni las tormentas lo derribarán, porque la sustancia de su vida está nutrida con el poder de la palabra que permanece para siempre.    

b) Cuida tu comunión con el Señor (Judas 20b).

Nota: La frase “Orando en el Espíritu Santo” indica aquella oración donde nuestro espíritu humano se une en un fuerte acuerdo con el Espíritu de Dios para orar conforme a la plena voluntad del Señor, donde nuestras oraciones egoístas y ambiciosas se diluyen para dar lugar a aquella oración que permite y promueve la obra del cielo en la tierra, aquella intercesión donde el hombre se convierte en un verdadero instrumento al servicio de Dios. Sin duda, esto nos hace reflexionar en la importancia de crecer en una verdadera oración espiritual.    

c) Camina en el amor de Jesús (Judas 21).

Nota 1: Recordemos que Jesús dijo: “Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevera hasta el fin será salvo”. Mt. 24:11-13. Con frecuencia decidimos no perdonar, o tomarnos la justicia por nuestras propias manos. En otras ocasiones nos sentamos como jueces para decidir a quién puede Dios bendecir y a quién no.

Nota 2: Y cuando alguien falla o cae, somos más fuertes y severos que el mundo no cristiano. A veces somos tan egoístas que en nuestras oraciones no hacemos otra cosa más que pedir por nosotros mismos. El amor nos lleva a ayudar a otros y a apartarnos del pecado: Judas 22.          

d) Confía en la protección de Dios (Judas 24-25).

Nota: El texto nos dice: “Poderoso es Dios” y por supuesto que lo es, pero debemos destacar que en ésta ocasión se enfatiza en el poder de Dios que nos guarda de la caída (pecado, tropiezo, error, equivocación) y “sin mancha para presentarnos delante de su gloria con gran alegría”. Cristo vuelve y anhela guardarnos de las trampas del enemigo, protegernos del pecado y de nuestras propias equivocaciones.      

Conclusión: El Señor pagó un precio muy alto por nosotros, y no quiere que el enemigo engañe a su iglesia, ni que la manche con su inmundicia y perversión, esto no ha cambiado el enemigo hoy, como ayer, procura engañar y hacer tropezar a los hijos de Dios, pero el Espíritu Santo nos recuerda hoy que “Poderoso es Dios para guardarnos sin caída y presentarnos sin mancha delante de su nombre con gran alegría”.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer: “VOLVIENDO AL PRIMER AMOR POR DIOS”.    


3 comentarios:

  1. la enseñanza ha sido muy edificante. hay momentos que queremos abandonar la lucha por el desanimo. que bueno es Diios nos habla todos los dias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te guarde Rosangela. Dios es fiel y bueno, él cumplirá su propósito en ti. Bendiciones.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar