Ads 468x60px

EL CORAZÓN DE UN ADORADOR

el corazón de un adorador
Introducción: Los escribas y fariseos hablaban de manera muy piadosa y elegante, pero Jesús los llamó “hipócritas”. Los griegos se distinguían por su conocimiento y excelente capacidad de expresión, pero se burlaban del evangelio. Pedro y los demás prometieron dar su vida por Jesús, pero la noche que lo arrestaron para luego crucificarlo, todos lo abandonaron. La verdadera adoración nace en un corazón sencillo y fiel, es uno que reconoce que sin Dios nada es... 

EL CORAZÓN DE UN ADORADOR

I. SUS CARACTERÍSTICAS SON ESPECIALES:     

A. Es sensible y obediente, Hechos 8: 26-27a, 29.

Nota: Dios podía contar con Felipe, pues seguía sus instrucciones y era sensible a la voz del Espíritu Santo, “entonces él se levantó y fue” era un siervo obediente. Aunque se encontraba dirigiendo una campaña con grandes resultados, Dios lo requería en otro lugar (no tan bonito, ni con tantas personas) Hch. 8:5-8, pero lo más importante siempre es hacer la voluntad de Dios.
   
B. Es esforzado y valiente, Hechos 8:26-28a. 

Nota 1: Felipe estaba en Samaria (ciudad al norte de Israel, y debe descender al “camino de Jerusalén a Gaza” (camino al sur de Israel), hablamos de unos 100 kms de viaje, además Dios advierte a Felipe pues le dice: “el camino es desierto”. Dios tiene cuidado de nosotros, aún en el desierto.

Nota 2: El eunuco etíope (Varón castrado. Hecho prohibido en Israel. El término llegó a designar un oficial, ya sea físicamente eunuco o no). Era un alto funcionario que servía como tesorero de la reina (Candace: nombre o título de la reina) de Etiopía (país al sur de Egipto, que llegó a tener un ejército poderoso). Vino desde Etiopía a Jerusalén para adorar, su viaje fue de aprox. de 2.100 kms (equivale a varios días de viaje). Ocupaba un lugar de privilegio en el reino de Etiopía, y dejó sus comodidades en el reino para venir a adorar… por su condición de eunuco no podía ingresar al santuario, así que en la mente hebrea él estaba sin acceso a la presencia de Dios.Así pues, ambos superaron sus respectivos obstáculos para adorar a Dios. 


C. Es apasionado por la Palabra de Dios, Hechos 8:28.

Nota: Una triste estadística reveló que el 80% de los líderes de las iglesias no leen la palabra de Dios. Por eso, debemos procurar que el liderazgo de la iglesia tenga su devocional diario (intercesión, ministerio infantil, jóvenes, alabanza…). Un adorador es un apasionado por el estudio y lectura de la Biblia. Recordemos que en ése tiempo los libros no eran como los actuales, eran rollos, y no eran impresos, por eso el oficio de los escribas (eran manuscritos, por tanto costosos, generalmente todos los miembros de una sinagoga se ponían de acuerdo para comprar una colección).
  
II. LA ADORACIÓN Y LA REVELACIÓN:          

A. La adoración está determinada por el nivel de revelación, Hechos 8: 30-31, 34-35.

Nota: La pregunta ¿entiendes lo que lees? Es muy interesante y actual. Felipe se convierte en el maestro del eunuco, las expresiones “rogó a Felipe…” y luego “te ruego que me digas…” nos muestra su gran anhelo de saber, aunque había venido a adorar a Jerusalén, no conocía a Jesucristo el Señor.     
  
B. La adoración es inspirada por la revelación de Cristo, vrs. 32-33.

Nota: podemos observar varias cosas que nos inspiran aquí:
1) Le adoramos por su humillación (Dios se hizo hombre)
2) Le adoramos por su sacrificio (derramó su sangre, dio su vida)
3) Le adoramos porque volverá (él lo prometió y lo cumplirá)

III. LA OBEDIENCIA ES EL FUNDAMENTO ESENCIAL DE LA ADORACIÓN       

A. El deseo de obedecer nos lleva a superar los obstáculos, vrs. 36-37.     

Nota: La palabra “impedimento” aquí significa obstáculos, razones para no hacerlo. Pero su anhelo de obedecer a Dios, ante la revelación de Jesucristo, lo llevó a la acción de inmediato, la adoración va más allá de las palabras, o de los buenos motivos, un adorador obedece a su Dios.   

B. La obediencia nos llevará a nuevos niveles, vrs. 38-40.     

Nota: Felipe nunca antes había tenido esa experiencia, aunque era usado en milagros, éste era nuevo, fue traspuesto (“arrebatado” es el mismo término griego que se usa para el arrebatamiento de la iglesia), apareció en Azoto, población a unos 30 kms de donde estaba. El eunuco experimentó un gozo que nunca antes había tenido. Según la tradición muchos en su país se convirtieron por su predicación, y se tienen datos de una iglesia en Etiopía que él impulsó. El Padre celestial también se goza cuando sus hijos le obedecen, pues cuando Jesús se bautizó, él padre dijo: “éste es mi hijo amado, en quien tengo complacencia”, (PDT) “y una voz del cielo dijo: "Tú eres mi hijo amado. Estoy muy contento contigo".

Conclusión: Dios está buscando adoradores, corazones dispuestos a hacer su voluntad, él espera más que palabras. Dile Señor aquí estoy, quiero hacer tu voluntad. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria, para Mensajes y sermones para predicar, autorizado para ser publicado en www.estudiosysermones.com 

Te invitamos a leer: "DIOS PUEDE USARTE".   



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada