Ads 468x60px

QUÉ SIGNIFICA SER SACERDOTES PARA DIOS

QUÉ SIGNIFICA SER SACERDOTES PARA DIOS
Introducción: A través de la televisión y otros medios podemos ver la pompa de los reyes actuales y en la historia igualmente vemos la de los reyes pasados. La Biblia misma nos habla por ejemplo de la sabiduría y abundancia en tiempos del rey Salomón. Dios también está llamando a Su pueblo a ejercer aquello que les ha entregado. Las riquezas más grandes no son las materiales, sino los privilegios celestiales (Salomón descuidó éste principio y por eso perdió los privilegios celestiales y la gran prosperidad que tenía). Por eso Jesús nos recuerda: “Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y lo demás vendrá por añadidura”…  


¿QUÉ SIGNIFICA SER SACERDOTES PARA DIOS?

Texto: Éxodo 19:1-6.

1) El monte Sinaí es símbolo de revelación de Dios (Éxodo 19:1-4).

Comentario: Aproximadamente tres meses después de haber salido de Egipto, el pueblo de Israel acampa junto al monte Sinaí, y Moisés sube a hablar con el Señor. Aquí Dios dará a Moisés la revelación de Su plan con Israel, y lo que espera de Su pueblo. En la cima de éste monte Dios muestra el diseño para Su tabernáculo, para el sacerdocio, para las ofrendas y el orden para marchar por el desierto. Podemos entonces ver en el monte Sinaí una figura o símbolo de la revelación de Dios para sus hijos; éste pasaje de la Biblia contiene diversas y grandes enseñanzas para nosotros como pueblo de Dios hoy día.      

2) La obediencia empieza en el oído y se concreta en el corazón (Éxodo 19:5a).     

Comentario 1: El versículo 5 inicia con la expresión: “si dieres oído a mi voz, y guardareis mi pacto”, frase que nos permite ver un condicional de Dios. debemos considerar que en el Nuevo Testamento se nos revela la gracia de Dios en Jesucristo, Su amor y gran misericordia; sin embargo todo esto, no excluye ni elimina la santidad de Dios, quiero decir, él no quebrantará Sus propias leyes, ni pasará por alto Su propia palabra, la gracia de Dios en el Nuevo Testamento no es libertad para desobedecer al Señor, ni licencia para hacer lo malo ante Sus ojos, la gracia de Dios es un llamado más alto a “andar como es digno de Aquel que nos llamó por Su gracia”, es un nivel de poder más fuerte dado a los hombres en el Nuevo Testamento para vivir una vida agradable a Dios.

Comentario 2: “Si dieres oído a mi voz y guardareis mi pacto” es muy interesante tener presente que en el hebreo la palabra obediencia es traducida del término “shamá” que significa primeramente: oír, escuchar, atender. También se traduce: obedecer. Es un oír con propósito, es un oír con el corazón. Es un oír con el deseo de saber para obedecer. Entonces oír es la primera fase y decidir obedecer es la segunda.      


3) Eres el más valioso tesoro para Dios (Éxodo 19:5b). 

Comentario 1: Debemos reflexionar en la expresión: “seréis mi especial tesoro”, pues ésta frase desde el idioma hebreo también traduce: “posesión única” (no hay otra como ésta), “riqueza exclusiva” (tesoro que sólo lo tiene Dios) y “tesoro personal” (es de altísimo valor y de su propiedad). Podemos aquí preguntarnos ¿Cuán grandes, múltiples y hermosos son los tesoros del cielo? Sin embargo, el Señor expresa: “ustedes serán mi tesoro especial sobre todos los pueblos de la tierra”, entonces no importa “la noble cuna”, o si corre por tus venas “sangre azul”, tampoco es importante “el estrato social en el que vives”, o si tu documento de identidad te acredita como ciudadano del “país más desarrollado del planeta”, si tú eres hijo de Dios entonces perteneces al más noble linaje, a la más rica y poderosa familia del universo, y tu padre no es un rey terrenal, tu Padre es Dios mismo y por tanto tu ciudadanía es celestial.

Comentario 2: Surge entonces la pregunta ¿por qué eres de tanto valor? Porque fuiste redimido o comprado con la sangre de Jesucristo, valor que no puede compararse con las más grandes riquezas del mundo o del universo. Dios dio su más grande tesoro por ti, él dio a su Hijo Jesucristo para redimirte entre todos los pueblos y linajes de la tierra. Este es el amor de Dios, pues “De tal manera amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito para que todo aquel que en el crea no se pierda más tenga vida eterna”.       

4) Dios quiere un reino de sacerdotes (Éxodo 19:6).

Comentario 1: Ahora el Señor revela su propósito con el pueblo: “me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa”. Es interesante ver cómo Dios describe aquí la naturaleza del reino, también la calidad y gestión de sus ciudadanos. Al predicar el reino de Dios debemos cuidarnos para no hacer demasiado énfasis en la bendición “material”, creo que el Señor nos quiere prosperar en todas las cosas, pero lo material es una faceta del mensaje, y no el objetivo principal. Reflexionemos ahora en el significado de éstas dos declaraciones: “sacerdotes” y “gente santa”

Comentario 2: Sacerdotes del término hebreo “Kojén” significa: uno que oficia, ministro, mediador. Es aquella persona que ministra a Dios, es decir que sirve al Señor y a su iglesia, es aquel(la) que intercede por el pueblo de Dios, es uno(a) que camina hasta llegar al trono del Señor.

Comentario 3: En el Antiguo Testamento el sacerdote levítico era algo muy importante, tanto que Dios dedico un libro entero respecto a éste tema: el libro de Levítico (llamado también “el manual del sacerdocio”). El sacerdote servía en el tabernáculo (en el desierto) y luego en el templo (en Jerusalén), intercedía por el pueblo, enseñaba la Ley del Señor y consultaba a Dios. Entonces como sacerdotes de Dios debemos ser: adoradores, intercesores, habita en Su presencia (comunión con él), y ejercer un servicio genuino y por amor.

Comentario 4: Hebreos 5:7-10. Jesucristo es hoy día nuestro Sumo sacerdote (según el orden de Melquisedec y no del orden levítico, pues no sería posible que fuéramos sacerdotes para Dios hoy día), él habita en la presencia de Dios Padre, intercede por nosotros, ministra (sirve a Su iglesia), en vida lavó los pies a sus discípulos y resucitado preparó y sirvió el pescado a sus cansados y desanimados apóstoles. Jesús es nuestro mejor ejemplo, él es nuestro sumo sacerdote, “sumo” término que significa: Jefe de los sacerdotes, sacerdote principal. Esto nos enseña que aunque somos sacerdotes como él, Jesús sigue siendo Señor, él es el más importante.  

Comentario 5: Gente santa, el término santo es traducido de la palabra hebrea: “cadosh” que traduce además: sagrado, consagrado, dedicado, puro. Hablamos entonces de personas consagradas a Dios, esto nos habla de un llamado a la honestidad, a la pureza, a la integridad, a la rectitud. Es apartarnos de aquello que desagrada al Señor, y optar por la voluntad de Dios, es vivir para él. 
        
Conclusión: El Señor no cambia, por eso sus planes permanecen para siempre. Dios te ama, y te ha llamado para un propósito grande y especial, él te cuida como su “especial tesoro”, te conduce a tu destino por el camino de la integridad. No te desanimes, él es Dios todopoderoso, y cuenta con tu disposición para transformar tu corazón y hacer de ti un instrumento para mostrar su gloria en la tierra.     

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)



   

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada