Ads 468x60px

LA FE EN DIOS NO ES UN SENTIMIENTO

LA FE EN DIOS NO ES UN SENTIMIENTO
Introducción: En realidad nuestra fe se hace evidente cuando vivimos o enfrentamos tiempos de prueba, en aquellos momentos cuando no se puede, o cuando no es posible, cuando no hay, cuando se acaban las fuerzas o ante los grandes obstáculos del camino… Es allí donde es vital seguir creyendo, seguir caminando, conscientes de que el Señor se moverá a nuestro favor…  

  
LA FE EN DIOS NO ES UN SENTIMIENTO  

Cita bíblica: 1 Reyes 17:8-9.

1) Dios cumple su palabra.

Comentario: Es necesario conocer las palabras de Dios y sus promesas, pues son fieles porque él lo es, el Señor envía al profeta Elías a Sarepta de Sidón, y allí encuentra como ya él se lo había dicho a una viuda. Dios cumple sus promesas, por su naturaleza santa, él no miente, no engaña, no queda mal, ni crea falsas expectativas, puedes confiar completamente en él. El Señor tiene planeado un gran milagro en ese lugar, pero requiere la obediencia del profeta, y la acción obediente de la viuda, ambos escuchan a Dios, y ambos deben obedecer la voz del Señor: Elías debe ir a Sarepta de Sidón y la viuda debe alimentarlo.

2) La fe tiene enemigos (1 Reyes 17:10-12).

Comentario: Ante las dificultades pueden aparecer los temores. El miedo es un enemigo de la fe, así como la duda y los sentimientos de auto condenación. El miedo trae frustración y alejamiento de Dios, veamos:

a) Ella esperaba lo peor, es decir la muerte de ella y de su hijo.
b) Estaba enfocada en lo poco que tenía.
c) El temor nos roba la fuerza, el entusiasmo y la confianza.
d) El temor nos aleja del poder de Dios.
e) La fe es la certeza de que Dios hará, el miedo es la certeza de la catástrofe que vendrá.

El Señor quiere reemplazar el miedo por la fe en Dios y en du poder, 1 Reyes 17:13-14. Una frase muy usada por el Señor la cita aquí el profeta: “No tengas temor”. La fe implica avanzar en la Palabra de Dios aunque a veces suene ilógico.

  
3) Cada situación adversa debe ayudarnos a crecer.  

Comentario: Es muy interesante el lugar que la Biblia menciona: Sarepta de Sidón, pues encierra un significado muy importante. El término “Sidón” significa: caza, pesca, venado o carne de venado, es decir era un lugar de abundante fauna y flora, pero ahora por la sequía no había nada, a veces así pasa en nuestra vida. Y entramos en un proceso de Dios, de hecho el nombre “Sarepta” significa: taller del orfebre, entonces es el lugar y tiempo en el que Dios moldea nuestro carácter, como el orfebre moldea el oro para darle la forma que él desea.   

4) La fe en Dios siempre triunfará (1 Reyes 17:15). 

Comentario: Es muy importante destacar que a pesar de todo la viuda actuó en fe. Recordemos que: era una mujer viuda con su pequeño hijo, estaban en medio de una sequía terrible, un puñado de harina y un poco de aceite era lo último que tenía y el versículo quince nos dice: “ella fue e hizo como le dijo Elías”. Y vemos que Dios cumplió su promesa, ellos tres fueron testigos de un milagro de provisión. No se trata de cuan terrible es la sequía, sino de cuán grande es nuestro Dios.   

5) La fidelidad de Dios es evidente cada día (1 Reyes 17:16). 

Comentario: Ésta sequía duró tres años y medio, y en la casa de la viuda Elías estuvo dos años aproximadamente y cada mañana cuando ella llegaba a la cocina de su casa, encontraba aceite y harina, allí estaba Dios cuidando de su siervo Elías, cuidando de la viuda y de su hijo. Cada día ocurría el milagro de la provisión. No importa si hay sequía, o si la economía del mundo se balancea de un lado a otro,  debemos mirar a Cristo, nuestro proveedor, él es quien nos cuida y sustenta, caminemos en Sus promesas, en sus principios, demos a Dios el lugar que le corresponde, y él hará su poderosa obra cada día.  

Conclusión: Dios protege a sus hijos, los bendice cada día, el Señor envía la provisión sobre sus familias, él cumple sus promesas, tiene cuidado de sus hijos, y espera que sus hijos crean Sus promesas.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.


Te invitamos a leer: “ENCUENTRO A SOLAS CON DIOS”.  


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada