Ads 468x60px

¿CÓMO CONFIAR EN LA PROTECCIÓN DE DIOS?

CONFÍA EN LA PROTECCIÓN DE DIOS
Introducción: Jesús confió plenamente en las palabras de su Padre Celestial y al tercer día lo resucitó. Los tres jóvenes amigos de Daniel confiaron plenamente en el poder de Dios y el fuego del horno no les hizo daño. El mismo Daniel depositó su vida en las manos de Dios y los leones no lo tocaron. Dios es quien tiene un verdadero cuidado de sus hijos, por eso nos dice: “No temas, yo estoy contigo”…    

¿CÓMO CONFIAR EN LA PROTECCIÓN DE DIOS?
 
1) Dios quiere llevarte por el mejor camino (Éxodo 13:17-18).

Comentario 1: El Señor conduce a su pueblo a la tierra que les ha prometido y decide no llevarlos por el camino de la tierra de los filisteos, sino por el camino del desierto del mar rojo, para que no se arrepintieran al ver la guerra y no desearan volver a Egipto. Dios sabía que ante el conflicto contra los filisteos Israel desearía y se volvería a la esclavitud egipcia (Dios conoce lo más profundo de nuestro corazón).  

Comentario 2: Recordemos que todo tiene su tiempo, y para Israel no era el tiempo de la guerra, más adelante la tendrían. Era el tiempo para aprender a Seguir a Dios, oír Su voz, conocer sus leyes y su poder proveedor en medio del desierto, pues Dios mismo iba delante de ellos. Sin duda alguna las más grandes bendiciones son halladas cuando somos guiados por el Señor. Notemos que Dios mismo los lleva por el camino al mar rojo, pues en Sus planes tenía abrirlo para ellos.       

2) Dios sabe lo que hace (Éxodo 13:20).

Comentario: Es muy interesante ver que ellos “partieron de Sucot y acamparon en Etam a la entrada del desierto” (antes de iniciar el camino por el desierto propiamente dicho). Sucot significa: cabañas o tabernáculos (expresándonos que ésa era su nueva forma de habitación por el desierto ya que irían de paso, su destino era la tierra prometida). Nos recuerda a nosotros que estamos de paso por ésta tierra, nuestra ciudadanía es celestial. Acampan en Etam, que significa: abrigo, cubierta, ave. A la entrada del desierto, confirmando que Dios mismo sería su abrigo y protección durante todo el tiempo que caminaran hasta llegar a la tierra prometida.    

3) Procura un corazón sensible a Dios (Éxodo 13:21).

Comentario 1: Debemos destacar cómo Dios dirige a Su pueblo de acuerdo al tiempo que vivían, pues de día los guiaba con una columna de nube y de noche mediante una columna de fuego. Hoy día el Señor quiere seguir guiando a sus hijos, por eso vemos que envió a su Espíritu Santo (Las Sagradas Escrituras nos dicen: “y los que son guiados por el Espíritu, estos son hijos de Dios”). Fortalece tu comunión con el Señor, él quiere hablarte y enseñarte pues eres su hijo(a).  

Comentario 2: Podemos ver como Dios cambiaba su manifestación gloriosa de la nube al fuego de acuerdo al tiempo que enfrentaban, por eso es muy importante depender de nuestro Dios en todo tiempo y cultivar esa sensibilidad, ya que lo que el Señor dijo e hizo antes, no es precisamente lo que está diciendo y haciendo hoy día. Es muy interesante ver que la palabra “guiarlos” es traducida del término hebreo “nakjá” que además traduce: pastorearlos; así pues seguir la guianza divina, es dejarse pastorear por Dios.   

4) Persevera en todo tiempo.

Comentario: Nos dice el texto bíblico: “a fin de que anduviesen de día y de noche”, vemos pues que el deseo del Señor era que ellos caminaran sin importar la dificultad o adversidad del camino o del tiempo (tal vez un sol intenso durante el día y/o un gran frío durante la noche, pues en ambos Dios mismo era su fortaleza y protección). De igual manera el Señor te hace el mismo llamado hoy día: “avanza, persevera, aunque el tiempo sea difícil y el camino sea duro, yo estoy contigo”.

5) Confía con seguridad en el cuidado de Dios (Éxodo 13:22). 

Comentario: Debemos destacar la expresión: “Nunca se apartó… la nube… ni el fuego”, hasta que entraron en la tierra prometida. Es muy importante considerar que mientras el pueblo de Israel caminó por el desierto, varias veces provocó la ira y la decepción de Dios (quisieron volverse a Egipto en varias ocasiones, se rebelaron contra su líder Moisés y también contra Aarón, murmuraron y se enojaron por falta de agua y alimentos, menospreciaron el maná que el Señor les enviaba desde el cielo, etc), sin embargo Dios en Su santidad consigo mismo y por fidelidad hacia su palabra “nunca” quitó su protección y provisión, él siempre estuvo allí guiándolos, cuidándolos y enseñándoles de acuerdo al momento por el que pasaban.

Conclusión: Nuestra vida puede descansar confiada en Dios, en su poder y soberanía, Él siempre sabe lo que hace, cuándo y cómo lo hace. Por eso confía en el Señor, busca su dirección y persevera aunque el tiempo sea difícil, Dios va contigo.  

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer: ¿POR QUÉ DIOS ME ESCOGIÓ?.  


6 comentarios:

  1. Estimados en Cristo: Gracias por sus comentarios son muy útiles en los momentos difíciles que vivimos los cristianos hoy, ideas, conceptos y canciones que no van en orden a la Palabra y al mensaje de Jesús. Gracias por vuestra fidelidad. NNM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Narciso. Tus palabras son muy importantes. Gracias.

      Eliminar
  2. PR. GONZALO SANABRIA, BENDECIDO DEL SEÑOR. GRACIAS POR TUS ESTUDIOS, DIOS BENDIGA GRANDEMENTE TU VIDA, FAMILIA Y MINISTERIO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Guillermo por tu comentario. Igualmente Dios te guarde y bendiga, al igual que a toda tu familia.

      Eliminar
  3. PR. GONZALO SANABRIA, BENDECIDO DEL SEÑOR. GRACIAS POR TUS ESTUDIOS, DIOS BENDIGA GRANDEMENTE TU VIDA, FAMILIA Y MINISTERIO.

    ResponderEliminar
  4. PR. GONZALO SANABRIA, BENDECIDO DEL SEÑOR. GRACIAS POR TUS ESTUDIOS, DIOS BENDIGA GRANDEMENTE TU VIDA, FAMILIA Y MINISTERIO.

    ResponderEliminar