Ads 468x60px

CUIDADO CON LAS COSAS PEQUEÑAS

CUIDADO CON LAS COSAS PEQUEÑAS
Introducción: Hay diferentes tipos de caídas (o fracasos), algunas son leves y causan risas, otras son muy dolorosas y causan fracturas. Las personas las asimilan de manera diferentes, por ejemplo hay quienes se levantan rápidamente, otros sin fractura alguna se quedan un rato en el suelo; otros a pesar de la fractura procuran recuperarse rápidamente, pero otros deciden quedarse quietos por mucho tiempo usando como excusa el dolor y la lenta recuperación. No podemos descuidar aquello con lo que tropezamos. No podemos ignorar las cosas aunque sean pequeñas, pues las zorras pequeñas echan a perder el viñedo. Avancemos pues con el discernimiento y fuerza que vienen de Dios…    

CUIDADO CON LAS COSAS PEQUEÑAS

1) Dios no debe ser cuestionado (Josué 7:7-9).

Nota 1: Podemos cometer el error de cuestionar la voluntad de Dios, o murmurar disgustados por lo que estamos viviendo. Podemos incluso culpar al Señor cuando algo sale mal. Vemos que aun Josué declara que era mejor no haber pasado el Jordán (“era mejor no haber avanzado” es la conclusión que saca él en medio de su crisis).

Nota 2: Más bien debemos recordar las cosas grandes que Dios ha hecho (por ejemplo el Señor los saco de Egipto con maravillas, abrió el mar, y cuidó de ellos con milagros en el desierto, conquistaron la gran ciudad de Jericó, etc), y buscar a Su presencia y respaldo en medio de la adversidad.  


2) Cuidado con las cosas pequeñas porque pueden hacerse grandes (Josué 7:2-5).   

Nota: Los soldados de Josué que reconocieron la ciudad de Hai concluyen que será fácil la conquista porque son pocos. Es muy interesante ver que Hai representa varias cosas y tiene varios significados:

a) Montón de ruinas (tiene relación con el pasado que viene a dañar).
b) Montón de escombros (esto es basura, son aquellas cosas que debemos desechar o botar, por ej: el orgullo, la autosuficiencia, etc). 
c) Ciudad pequeña (indica las cosas pequeñas malas, que son tratadas con indiferencia, pero luego se convierten en grandes problemas).

Nota 2: Israel sufre una vergonzosa derrota y mueren treinta y seis soldados, y el desánimo cayó sobre Israel. La Biblia también nos recuerda que las pequeñas zorras echan a perder el viñedo. El hecho de que algo sea pequeño no significa que no tiene poder para dañar, debemos caminar con discernimiento.  

3) No te quedes en la derrota (Josué 7:10).  

Nota: Josué esta postrado buscando a Dios y eso está bien, pero la respuesta de Dios nos deja ver que Josué está deteniéndose en la situación. Estaba lamentándose y estancado, por eso el Señor le dice: Levántate. Es como si Dios le dijera: Debes hacer algo, no te quedes allí. A veces permitimos que las caídas o tropiezos traigan miedo, desánimo, y por último la persona se detiene. Josué debe recordar las victorias pasadas y recordar las promesas del Señor, pues él es fiel. ¿Qué hacer entonces?        

4) Quita el obstáculo y asimila la lección (Josué 7:1, 13). 

Nota: Dios había dado instrucciones y ellos no podían tomar del anatema de Jericó. Pero Acán lo hizo y por esa desobediencia el ejército de Hai derrotó al ejército de Israel. Murieron varios soldados y salieron avergonzados. Ante esto Dios da instrucciones para quitar el obstáculo (hablamos de arrepentimiento) y cuando estas cosas ocurren debemos asimilar la lección, pues la conquista continua y debemos asegurar la presencia de Dios. 

5) Avanza siguiendo la dirección del Señor (Josué 8:1).       

Nota 1: Vemos que una vez más Dios le dice a Josué: “No temas ni desmayes”, frase que también le dijo cuándo apenas salía del desierto para empezar a conquistar la tierra prometida. Esto nos enseña que continuamente debemos fortalecernos en el Señor, no somos seres independientes, somos hijos de Dios que reconocen que sin él nada podemos hacer.

Nota 2: Ahora no son los soldados quienes dicen cuántos van a ir contra Hai, ni cuando, sino que es Dios quien dice suban todos y yo te entrego al rey de Hai, la ciudad y su tierra. Cuando avanzamos en el tiempo de Dios y siguiendo sus instrucciones veremos su gloria y respaldo.      

Þ Los problemas pasados no deben detenernos, sino que debemos fortalecernos en Dios y avanzar según su dirección. Quitemos los obstáculos, asimilemos la lección divina, avancemos con el Señor y veremos su mano a nuestro favor.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

2 comentarios:

  1. bendiciones pastor, he seguido sus estudios desde hace poco mas de 2 meses y Dios me habla a traves de ellos, estoy pasando por dura prueba por la infidelidad de mi esposo, y porque ella esta embarazada y yo como sara paso mi tiempo de reproducción, él dice no querer un divorcio aunque estamos juntos él esta distante y ausente, les comento esto para que sepa que hay gente siendo edificada por Dios mediante usted, gracias mil a Dios por su preciosa vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Elidia. Oramos por la obra de Dios en tu hogar. Gracias por compartir tu situación. No desmayes, el Señor está contigo. Que la fuerza y sabiduría de Dios sean contigo. Bendiciones.

      Eliminar