Ads 468x60px

PIENSA EN EL BIENESTAR DE TU FAMILIA

PIENSA EN EL BIENESTAR DE TU FAMILIA
Introducción: Al ser conscientes de la existencia de Dios, y convertirnos en sus hijos, nuestro anhelo debe ser agradar al Señor. Por eso nuestras decisiones deben ser guiadas por él, pues no somos dueños de nosotros mismos. Las buenas decisiones no sólo serán de bendición para nosotros sino para toda nuestra familia, y sin duda la mejor decisión es optar por hacer la voluntad de Dios…   


PIENSA EN EL BIENESTAR DE TU FAMILIA

1) Nuestra familia merece lo mejor de Dios (Génesis 13:10-13).

Nota: Poco a poco, después de vivir con su tío Abraham, Lot se acercó y llegó a vivir en Sodoma, allí estableció su casa, allí crecieron sus hijas, pero la vida de Lot era triste y con dolor ante el perverso estilo de vida de los moradores de Sodoma y Gomorra (incluso en el capítulo siguiente vemos que Abraham rescata a Lot). La decisión de establecerse allí fue una decisión equivocada de Lot y las consecuencias fueron dolorosas. Sin embargo, Dios en su gran misericordia, envió ángeles para salvar a Lot y a su familia.  

2) El pasado mal sano debe quedar atrás (Gén. 19:15-17). 

Nota: El pasado a veces quiere venir al presente, pero no para edificar sino para dañar. Lo usa el enemigo procurando hacernos volver atrás. Los ángeles del Señor apresuran a Lot ya  su familia y los sacan de la ciudad. Han vivido allí por años, pero no es el lugar correcto. En la Escritura se usa el término “sodomita” para referirse a la práctica homosexual, difundida ampliamente en estas ciudades, la Escritura nos enseña que “desde el más pequeño hasta el más grande”, es decir todos se habían alejado del Señor, por sus generaciones. La familia de Lot debe abandonar esa atmosfera y vivir para Dios. el Señor quiere que Sodoma y Gomorra formen parte del pasado que la familia de Lot debe abandonar.


3) Es necesario sacar del corazón lo que afecta nuestra casa o daña el hogar (Gén. 19:23-26).       

Nota 1: Lot sale de Sodoma y Gomorra cuyos nombres significan respectivamente: secreto (pecado) y gente rebelde (conducta ante Dios), y va a morar a Zoar, nombre que significa pequeño, pequeñez (esto nos enseña que cuando estamos lejos de Dios por nuestra maldad y soberbia, perdemos el discernimiento y llevamos nuestra vida al estancamiento y decrecimiento).
 
Nota 2: La esposa de Lot salió de la ciudad, pero ella no sacó del corazón a Sodoma. Después de recibir las instrucciones de los ángeles para salir de Sodoma y Gomorra, la esposa de Lot desobedece pues no debía mirar atrás, y surge la pregunta ¿por qué lo hizo? La mujer de Lot seguía amando a Sodoma y Gomorra (ciudades pecadoras a los ojos de Dios), estas ciudades representan la inmoralidad, la perversión, una vida sin temor de Dios.

Nota 3: La esposa de Lot, mira hacia atrás expresando su pesar por éstas ciudades y deseando lo que Dios quiere destruir, y ella perdió su vida. Mirar atrás nos estanca, mirar atrás produce pérdidas, mirar atrás produce grandes dolores en la familia, mirar atrás expresa el deseo de no abandonar el pasado que desagrada a Dios. Hay familia estancadas porque continúan mirando atrás.    

4) Piensa en tu familia.

Nota: Es muy importante para bendición y salvación de nuestro hogar, sacar y expulsar lo que nos dañe y afecte a quienes amamos. La familia de Lot experimenta un dolor adicional, pues ya se había perdido todo lo material por el fuego que cayó sobre las ciudades (y eso es un fracaso, pues seguramente se habían esforzado por conseguirlo), pero ahora se añade la pérdida de la esposa y madre, y sólo queda Lot con sus dos hijas).

5) Corregir nuestro presente es preservar nuestro buen futuro (Gén 19:30-38). 

Nota: Lo más seguro es que las hijas de Lot aprendieron éstas costumbres (incesto) de los habitantes de Sodoma y Gomorra, y por eso ellas pecaron contra Dios, engañando a su padre Lot. Seguramente en Sodoma y Gomorra el incesto era una práctica común, y como resultado de esto nacen dos hijos: Moab y Amón, y éstos llegaron a ser pueblos, que se convirtieron en espinas para el mismo pueblo de Israel. Tengamos presente que nuestras decisiones marcaran nuestro destino. Nuestro futuro será tan bueno como buenas sean las decisiones que tomemos en el presente.

Reflexión final: Dios quiere lo mejor para sus hijos. Con frecuencia tomamos decisiones, y le pedimos a Dios que las bendiga, sin tomarnos el trabajo de preguntarle si las aprueba. Cuando hacemos la voluntad de Dios podemos estar seguros y confiados de su respaldo y bendición.  
(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)


2 comentarios:

  1. Que Dios los bendiga. Sus escritos nos guian, nos reconfortan y redargullen

    ResponderEliminar