Ads 468x60px

EL ESPÍRITU DE JEZABEL


EL ESPÍRITU DE JEZABEL
Introducción: Hay ciertas cosas que sabemos debemos sacar de la casa (por ejemplo cosas viejas que no son útiles, y que más bien ocupan espacio), pero a veces hay personas que no queremos que estén o vayan a la casa (por qué crean conflictos, porque se pierden las cosas, porque su visita en vez de edificar lo que hace es dañar, etc. Hoy estudiaremos un tema, persona o espíritu que no debemos permitir en nuestra vida, casa o iglesia, "pues la voluntad de Dios es vuestra santificación"...      


EL ESPÍRITU DE JEZABEL

1) LA REINA JEZABEL.
    
a) Esposa de Acab rey de Israel (1 Reyes 16:30-33).             

Nota 1: Jezabel era hija de Et-baal rey de los sidonios, sacerdotisa de Astarté (diosa de los cananeos). Sidón era una ciudad en la costa fenicia, los sidonios (gentilicio de sus habitantes) tenían como principal diosa a Astoret, diosa de la fertilidad (su culto era desenfrenadamente inmoral). El nombre de esta diosa en el pueblo de Israel fue Asera, los fenicios también adoraban al dios Baal.                   

Nota 2: El rey Acab se casó con una fenicia (Jezabel), ella no era del pueblo de Israel, no estaba bajo el pacto (esto es yugo desigual, quizá era una mujer bonita, pero lo más bonito e importante es hacer la voluntad del Señor). En su condición como reina estableció y promovió el culto a Baal y a Asera, esto significaba sacrificios (y muchas veces de niños) y prostitución religiosa, la reina Jezabel alimentaba y sostenía  a 450 profetas de Baal y 400 profetas de Asera.
    
b) El nombre Jezabel significa “sin esposo” “no cohabita” “no casada” “entera” (no vive junto con alguien). Esto resalta sus características de sumo egoísmo e independencia a toda costa.

Nota: Jezabel era una persona egoísta, sólo pensaba en sí misma, le molestaba estar bajo autoridad, a ella no le gustaba rendir cuentas, quería hacer sus cosas sin tener que informar a nadie, quería simplemente hacer su voluntad sin ningún orden, sólo el suyo. Lo más importante era lograr lo que quería. El egoísmo es el más grande enemigo en el matrimonio (c/u sólo piensa en sí mismo).    


2) CARACTERÍSTICAS DE JEZABEL:            

a) Aborrece la adoración y el fluir profético (1 Reyes 18:4 y 13).   

Nota 1: Más de diez millones de hebreos le habían dado la espalda a Dios para adorar a Baal y a Asera, y abandonaron el pacto con Dios, derribaron los altares de la comunión con el Señor, y mataron a espada a los profetas de Dios, menospreciando así la palabra del Señor. Jezabel aborrecía la presencia de Jehová Dios (vemos como la adoración y el fluir profético van de la mano). El hogar debe cubrirse en oración.  

Nota 2: Es interesante que la Biblia al comienzo presenta a Jezabel como una persona, y el Nuevo Testamento (en el libro de Apocalipsis) nos la presenta como un espíritu, pues el Señor le dice a la iglesia de Tiatira: Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos”. En éste caso se camufló como “profetisa” del Señor y desde allí promovía la inmoralidad sexual e idolatría dentro de la iglesia de Tiatira.   

                     
b) Desea controlar y tener el poder (1 Reyes 21:5-10).         

Nota: Como esposa Jezabel (dice el Diccionario Bíblico) era una mujer “Dotada de un enérgico carácter, quien hacía lo que quería de su marido”. A veces los hombres desean posiciones en el Reino de Dios, pero no servicio, quieren tener el control, les cuesta trabajo sujetarse y respetar las instrucciones, y sí lo hacen es por beneficio propio, no para glorificar a Dios. ¿Por qué las guerras y las peleas? Por el poder. Con frecuencia aun en casa, en el hogar, en el matrimonio vemos choques de poderes entre los esposos (y esto alimenta o fortalece a Jezabel en casa).   

c) Falsa vida espiritual y manipulación.   
   
Nota: Mandó a los ancianos del pueblo a ayunar y a acusar falsamente a Nabot y luego lo apedrearon hasta morir (esto es apariencia religiosa, en ninguna manera devoción verdadera). En la manipulación se pisotea la Ley de Dios, para lograr lo que se quiere, sin importar los daños que se causen. A veces en la relación de pareja hay manipulación, por ejemplo cuando queremos hacer algo y presionamos con la necesidad del otro para lograr lo que deseamos (este es el caso de Dalila que le decía a Sansón: “no me amas, pues no me dices cual es el secreto de tu fuerza”).        

d) La sensualidad (2 Reyes 9:22, 30).    

Nota 1: Como vemos en la Biblia el pueblo de Dios es llamado a ser santo en todas sus generaciones, en tiempos del rey Acab, el culto inmoral a Baal y Asera predominaba. La verdad es que la sensualidad es una característica hoy día, lo vemos en la T.V. en el internet, en las revistas y la publicidad, en las modas, etc. Cuidemos lo que miramos, y más bien como está escrito: “puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe”.  

Nota 2: Pero, es necesario también reconocer la necesidad de desplazar la sensualidad de la iglesia: vestidos sensuales, escotes, palabras y gestos que sólo deben ser para tu esposo(a). Vemos en el texto de hoy que Jezabel se pintó y atavió cuando se enteró que Jehú venía, pero éste no era su esposo y su intención no era hacer honor al rey de Israel. Hna arréglate para tu esposo, hno guarda esas palabras y detalles para tu esposa.        

e) Hechicería y artes ocultas.  

Nota 1: Hablamos de conjuros e invocaciones que acompañados de pócimas, ungüentos, recetas e instrumentos buscan la acción del poder demoniaco. Podemos permitir la hechicería en nuestra casa a través de la T.V.= películas de terror, agüeros, elementos para las “buenas energías”, espejos, juegos de niños previamente consagrados a las tinieblas, las máscaras traídas de x lugar de la cultura nativa tal, etc).  

Nota 2: Jezabel finalmente es destruida: 2 Reyes 9:30-37. Porque el poder de Dios siempre triunfará sobre todo espíritu de maldad y avergonzará todo plan de las tinieblas contra sus hijos.     

3) LA VOLUNTAD DE DIOS ES LA RESTAURACIÓN DE LAS FAMILIAS.      

a) En los postreros tiempos habrá un mover del espíritu de Elías, Mal. 4:5-6.        

Nota: “Antes del día de Jehová, grande y terrible” hace referencia a la segunda venida de Cristo al monte de los olivos… No sé sí es literalmente el profeta Elías, pero sí hablamos de un mover profético, un mover del Espíritu Santo, para restaurar las familias. Quiere decir que antes de la venida del Señor el enemigo (el espíritu jezabélico, pues cuando Elías aparece, también aparece Jezabel) atacará sin medida las familias, los hijos, los padres, el matrimonio, etc. Al estar pues en tiempos finales vemos la distorsión por ejemplo del matrimonio hoy día. Recordemos que Jesús hablando de su segunda venida dijo: “será como en los días de Noé, se casaban y se daban en casamiento… como en los días de Lot…” (Sodoma – Gomorra).          
 
b) Dios trae tiempos de restauración, arrepentimiento y confrontación con las tinieblas.    

Nota: El profeta Elías promovió en sus días la restauración del culto a Dios (que Jezabel había corrompido), también procuró el verdadero arrepentimiento en el corazón de Israel. Los padres se volverán a sus hijos y viceversa, viendo entonces una masiva y poderosa restauración familiar.        

Conclusión: Dios está restaurando familias, matrimonios, para buscarlo en unidad con un corazón humilde, que ama al Señor y le sirve. 

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada