Ads 468x60px

QUÉ ES LA DEMONOLOGÍA CRISTIANA

DEMONOLOGÍA CRISTIANA
Los espíritus inmundos o los demonios no nacieron como tales, ellos llegaron a ser así. Surgen ante esta realidad varias preguntas como por ejemplo: ¿Cuándo fue su verdadero origen? ¿Cómo eran estos seres al principio? ¿Cuáles eran sus funciones? ¿Por qué motivo se convirtieron en espíritus inmundos? ¿Cómo y por qué lastiman y destruyen a los seres humanos? ¿Cómo evitar sus ataques? ¿Qué nos dice y enseña la Biblia al respecto? ¿Quienes son los ángeles caídos? La Biblia nos da respuestas respecto a éste interesante tema, pues no podemos ignorar las maquinaciones del enemigo…     


Demonología cristiana (La doctrina sobre los espíritus inmundos desde las Sagradas Escrituras).

Es fundamental crecer en el conocimiento y discernimiento del reino espiritual y sus leyes. Uno de los profetas del Antiguo Testamento por el Espíritu Santo nos enseña una verdad vital: “el pueblo es llevado cautivo por la falta de conocimiento”. Vemos entonces que conocer la verdad genera libertad. Los demonios o espíritus del mal afligen a la humanidad de muchas maneras y lamentablemente ésta verdad en la mayoría de los casos se ignora o se desconoce. Éste nuevo libro tiene como objetivo presentar el origen, naturaleza, personalidad, razones, estrategias y destino final de éstos seres del mal.     

Nuestro nuevo libro: “LOS ÁNGELES QUE SE CONVIRTIERON EN DEMONIOS”, es un estudio de Demonología cristiana, que expone la temática correspondiente a los espíritus inmundos o demonios. Está disponible en su presentación digital y encontrarás los siguientes temas: 

La definición del concepto “Demonología”. ¿Quiénes son los demonios? ¿Cuándo aparecieron? La naturaleza y personalidad de los espíritus inmundos. ¿Cómo y porque atacan a los seres humanos? La organización del reino de las tinieblas. Algunas entidades demoníacas en las Sagradas Escrituras. El conflicto espiritual. La tentación, influencia y posesión demoníaca. La liberación. La liberación del endemoniado de Gadara. Cuidado: los niños pueden ser influenciados y atacados por espíritus inmundos. Anexo: la influencia y los peligros de los dibujos animados. La impresionante actividad demoníaca en los últimos tiempos (según lo enseña la Biblia). Los cuatro jinetes en el libro del Apocalipsis. Las langostas de la quinta trompeta en Apocalipsis. El dragón, el anticristo y el falso profeta. El destino final del diablo y sus ángeles.   

Es muy interesante reflexionar y considerar la fuerte e intensa lucha que el Señor Jesús mantuvo en su ministerio terrenal contra los demonios. También debemos tener presente desde ésta perspectiva la poderosa y magnífica obra redentora del Señor.      

Aunque este tema (Demonología) lo podemos ver claramente desde el Antiguo Testamento, debemos reconocer que es más desarrollado en el Nuevo Testamento, pues en buena parte fue activo y manifiesto en el ministerio del Señor Jesús, él con frecuencia echaba demonios. Muchas de las personas que venían y en otras ocasiones eran traídas al Señor Jesús venían muy influenciadas y en otros casos poseídas por demonios, lo vemos por ejemplo en: Mateo 8:16, Marcos 1:33, 1:39.  

El diccionario Vine del Nuevo Testamento nos enseña: “Es probable que: daimon (término griego bíblico que traduce demonio) tenga su origen en una raíz similar “da” que traduce: conocer, y entonces podemos decir que un demonio es “uno que conoce, sabe o discierne”. Por ejemplo en el evangelio de Marcos 1:24, vemos que el demonio expresa el conocimiento que tiene del Señor Jesús. Por eso la Biblia dice: “no podemos ignorar sus maquinaciones”, ante esta verdad Dios ha equipado a sus hijos con poder, autoridad, dones y unción para vencer y echarlos fuera, de manera que su iglesia avance en la victoria que Cristo ya obtuvo en la cruz del calvario.  

Esto y mucho más está contenido en éste libro, para conocer más detalles y adquirirlo te invitamos a verlo en:  Los ángeles que se convirtieron en demonios (Demonología cristiana).    

(Escrito por pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer: “JESÚS DERROTÓ AL TENTADOR”.    

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada