Ads 468x60px

PREPÁRATE PARA LO NUEVO DE DIOS

PREPÁRATE PARA LO NUEVO DE DIOS
Introducción: Es interesante que cuando el Señor venga por su Iglesia quiere encontrar una “iglesia gloriosa, sin mancha y sin arruga”. Hablamos de tres cosas:
  a)  Una iglesia que resplandece a causa de la gloria de Dios en ella;
b)  Sin mancha, pura, donde su gran amor por Dios la llevará a caminar en nuevos niveles de santidad,
c)  “Sin arruga”, es decir una iglesia renovada, libre de las tradiciones religiosas, de las estructuras humanas y antiguas, y costumbres que por siglos se han mantenido, pero con poco sustento bíblico y nada del Espíritu (salvo “buenas intenciones”).

Dispongamos nuestro corazón para lo nuevo de Dios, pidamos al Señor un corazón sensible para oír Su voz y hacer Su voluntad. Prepárate para lo nuevo de Dios…

PREPÁRATE PARA LO NUEVO DE DIOS

Marcos 2:21-22

1) Lo nuevo de Jesús requiere la aceptación sincera y gozosa de sus discípulos.

Nota 1: El Señor Jesús siempre nos está enseñando, y nosotros debemos siempre estar aprendiendo, pero Dios no quiere un aprendizaje con tristeza ni por obligación. En ésta ocasión el Señor comienza desde cosas básicas para llevarlos a nuevas verdades, y esto requiere humildad de corazón.  

Nota 2: El contexto del pasaje de hoy, es el ayuno que practicaban los discípulos de Juan Bautista y los discípulos de los fariseos. Todo tiene su tiempo y debe ser con la guianza del Señor. Jesús practicó el ayuno, los apóstoles también y era una parte de la iglesia primera, lo que Jesús está enseñando es que no debe ayunarse por religión, sino por amor al Señor, por el deseo de conocerle más, y para caminar en victoria sobre la naturaleza caída.   


2) Es necesario renunciar al vestido viejo.

Nota 1: Nadie rompería un vestido nuevo para reparar un vestido viejo; pero por muchos siglos la iglesia ha estado vestida de religión, de tradiciones de hombres, de estructuras religiosas, pero hoy Dios está trayendo sobre su iglesia un nuevo vestido de gloria, resplandeciente (es una iglesia que deja ver a Cristo), sin mancha (que procura lo que a Dios le agrada) y sin arruga (en una continua renovación, una iglesia que recibe y acepta lo nuevo de Dios).  

Nota 2: El Señor está trayendo sobre su iglesia una renovación en su vestido. Recordemos que Pablo por el Espíritu dijo: “vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad… desechando la mentira, la ira, el hurto, las palabras corrompidas, la amargura, el enojo, y la maledicencia”. ¿Por qué es necesario hacer esto? Porque el vestido viejo no se corresponde con la vida nueva.       

Nota Especial: Te invitamos a conocer nuestro nuevo libro de "Reflexiones cristianas que edificarán tu vida". Haz click aquí en: "ALIMENTO PARA EL ESPÍRITU". 

3) Es tiempo de una mayor intimidad con Jesucristo.

Nota 1: La iglesia debe verse también como aquella que es llamada a la cámara nupcial y debe prepararse para ese encuentro. La iglesia debe tener en cuenta las Bodas del Cordero y preparase para esto. En la intimidad con Dios recibimos revelación y consejo para hacer Su voluntad. Es necesario desarrollar el oído espiritual, pues la trompeta sonará Cristo vuelve por nosotros. 

Nota 2: Recordemos que Ester, quien luego viene a ser reina en el reino del rey Asuero, se preparó seis meses en aceite de mirra y seis meses con perfumes aromáticos y ungüento antes de presentarse ante el rey (esto es figura de la negación de la iglesia a todo aquel o aquello que la quiera apartar de su fidelidad al Señor, y de una vida de obediencia bajo el aceite del Espíritu Santo que desprende el mejor perfume que al novio le agrada).

4) Dios quiere traer cambios y esto requiere mayor espacio en el corazón.

Nota: Nuestra vida es un continuo proceso de crecimiento. Los odres son recipientes de cuero, que guardan líquidos cómo agua, leche, vino y aceite. Los odres viejos se rompen en el proceso de fermentación del vino nuevo, y se pierde todo el vino. Cristo usa está verdad para decirnos que debemos preparar y disponer nuestro corazón para lo nuevo que Dios está depositando y trayendo a nuestra vida. Lo viejo rechaza lo nuevo, se repelen, por eso a veces el cristiano rechaza lo que Jesús quiere hacer en su vida, pero recuerda todo lo que él hace lo hace con y por amor.  

Reflexión final: Prepárate y recibe lo nuevo que Dios trae. A pesar de la resistencia religiosa, Dios seguirá adelante con su plan, y tú y yo debemos decirle aquí estoy, haz tu voluntad en mí. Me dispongo como vasija para ti, lléname Dios de tu gloria y poder, para hacer lo que tú quieres hacer. Prepárate para lo nuevo de Dios.    
(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)  
Te invitamos a leer: “¿CÓMO LUCHAR CONTRA LAS TENTACIONES?”

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe los devocionales en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada