Ads 468x60px

EXAMINEMOS LOS MOTIVOS DE NUESTRO CORAZÓN. Reflexiones cristianas.

EXAMINEMOS LOS MOTIVOS DE NUESTRO CORAZÓN
REFLEXIONES CRISTIANAS

Introducción: Jesús les dio a los doce discípulos autoridad para sanar y echar fuera demonios, ellos salieron y predicaron y muchos fueron salvos, sanos y libres. Entre los doce estaba Judas Iscariote, al final de los tres años de ministerio de Jesús, Judas lo vendió por treinta monedas de plata, él administró mal lo que Jesús le dio. No es suficiente con recibir dones de Dios, debemos procurar un corazón manso que se someta a él y humilde que dé siempre toda la gloria a Dios…   
    
EXAMINEMOS LOS MOTIVOS DE NUESTRO CORAZÓN 

1) LO MÁS IMPORTANTE ES HACER LA VOLUNTAD DE DIOS (Juan 3:22).  

Nota 1: Vemos que el Señor está desarrollando el ministerio que el Padre le encomendó. De Jerusalén ha salido y vino a Judea, junto al río Jordán, y con sus discípulos allí bautiza. La obra que realizaba empieza a contar con un gran respaldo divino: Juan 4:1-2, el número de los discípulos aumentaba.

Nota 2: Juan el bautista también bautizaba en otra parte: Juan 3:23-24, en Enón, junto a Salim, a unos 60 kms aprox. al norte de donde estaba Jesús. Sobre el mismo río Jordán hay entonces dos ministerios bautizando, Juan había comenzado primero el ministerio y seis meses después lo inicio el Señor Jesús, pero venían más a lugar de Jesús que al lugar donde estaba Juan. Lo más importante es saber en nuestro espíritu que lo que estamos haciendo sea la voluntad del Señor. Te invitamos a leer: “La oración prepara la intervención de Dios”.               

Nota 3: No siempre los resultados abundantes y materiales son sinónimo de bendición y aprobación divina. Por ejemplo: Judas recibió dinero, pero estaba vendiendo al Maestro; cuando Moisés golpeo la roca salió agua, pero por la ira con que lo hizo Dios no le permitió entrar a la tierra prometida; con oro mucho oro hicieron el becerro en el desierto pero Israel sufrió las consecuencias…      

2) EXAMINEMOS LOS MOTIVOS DE NUESTRO CORAZÓN.         

a) De la abundancia del corazón habla la boca (Juan 3:25).

Nota: La expresión “entonces hubo discusión” nos deja ver que esto comenzó cuando el otro ministerio (el de Jesús) comenzó a bautizar. Los discípulos de Juan discuten con los judíos respecto al bautismo, y parece que exponen que el bautismo de su líder (Juan bautista) tenía más fuerza purificadora, que el bautismo que realizaban los discípulos de Jesús. Quizá querían que su ministerio se viera más importante, o estaban menospreciando lo que los otros hacían al sur del Jordán, etc. Estaban inconformes con lo que los otros estaban haciendo (¿Cuántas veces nos pasa lo mismo?).    

       
b) Somos llamado a servir a Dios, y no a competir (Juan 3:26).     

Nota: Los discípulos de Juan el bautista lo motivan a competir, pues le dice: “mira al otro” “de quien tu diste testimonio” “está bautizando”. Podemos hacer cosas para Dios, pero cuál es la intención? A veces las cosas que se hacen, las hacemos mirando a los demás, en vez de mirar a Cristo. Recordemos que la Escritura: “y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres, sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa”.  
   
c) Evitemos la envidia y su promoción. 
      
Nota: Los discípulos le dicen a Juan: “… y todos viene a él”. Ellos procuran indisponer a Juan, despertar en su corazón el enojo, el disgusto, la envidia, etc. Es muy interesante ver aquí donde sucede éste dialogo entre Juan y sus discípulos: en Enón, junto a Salim (pues Enón significa: lugar de fuentes o manantiales; y Salim significa: zorros, puños, camino, sendero, pacífico). ¿Qué fuente brotaría en el corazón de Juan? ¿Respondería con los puños? Enón junto a Salim es figura del lugar o momento de nuestra vida, en donde decidimos cual va a ser nuestra actitud frente a las dificultades o adversidades que aparecen cuando a Dios servimos. 

3) ACTITUDES CORRECTAS:
      
a) Reconocer la soberanía de Dios (Juan 3:27).    

Nota: Juan el bautista no cuestionó a Dios, ni comentó la supuesta “injusticia del Señor”, es decir él no se quejó por el rápido crecimiento del ministerio de Jesús. El creyente maduro no cuestiona ni pregunta a Dios por que bendice a otros, o porque le dio, o no le dio tales o aquellas cosas. No se enoja, ni murmura cuando Dios honra o bendice a otro. Juan entiende muy bien la soberanía y poder de Dios, por eso dice: “No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo”.     

b) Comprender y desarrollar los dones, llamado y responsabilidad de cada uno (Juan 3:28).

Nota: Juan el bautista entiende y reconoce su función en la tierra, él sabe cuáles son sus límites, hasta donde puede ir. Él sabía cuál era su papel: anunciar a Cristo. Nosotros debemos entender el plan de Dios con nosotros y hacer lo mejor posible para glorificar a Dios, y no para impresionar a los hombres.     
    
c) Juan el Bautista se gozó por el ministerio y autoridad de Jesús (Juan 3:29).    

Nota 1: Juan no tiene envidia ni malestar por la prosperidad de otro, no dio lugar a una competencia, él se alegró de ser un apoyo para impulsar el ministerio de Jesús.         

Nota 2: En nuestro corazón debe haber un motivo principal para hacer las cosas: Cristo debe ser glorificado, su Nombre debe ser exaltado: Juan 3:30. El “yo” debe menguar, cuando nosotros menguamos Él crece.

Conclusión: Debemos dar gracias por las bendiciones de Dios y servirle con gozo,  sencillez y pureza de corazón. Todo lo que él ha hecho por nosotros debe impulsarnos a servirle con amor. Lo más importante es que Cristo sea glorificado.
  
(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer las siguientes reflexiones cristianas: 

1) Introducción:  Es necesario desarrollar una agenda de vida delante de Dios para alcanzar los planes trazados por el Señor para nuestra vida. Lo primero que debemos hacer es decidirnos por depender de Dios. Jesús lo dijo: “separados de mí nada podéis hacer”. Todo aquello que hagamos con la dirección de Dios contará con su respaldo y favor, pues nace en Su corazón y no en la voluntad de los hombres… Te invitamos a leerlo completo en: ¿CÓMO PLANIFICAR MI VIDA PARA TRIUNFAR?      

2) Introducción: Los hombres de Dios del Antiguo Testamento fueron personas de altar, personas que buscaron a Dios. Recordemos que cuando Dios llama a Israel como pueblo suyo hace construir un tabernáculo, y a través de esto vemos que el deseo de Dios es mantener una comunión personal con su pueblo, así como manifestar su poder e impartir a sus hijos sus bendiciones y milagros. Este tabernáculo tenía diferentes secciones y muebles, podemos recordar por ejemplo que tenía varios altares. ¿Por qué? Sin duda esto nos hace reflexionar sobre la importancia buscar a Dios y el poder de la comunión con él… Te invitamos a leerlo completo en: ¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE BUSCAR A DIOS? 

3) Introducción: El sumo sacerdote entraba al lugar santo del tabernáculo o templo, y allí frente al altar de oro quemaba el incienso (que es figura de nuestras oraciones hoy día). El texto bíblico de hoy destaca que debía hacerlo cada mañana y cada noche, esto nos habla de una oración continua y perseverante. No podemos negar que la oración tiene sus enemigos, pero así como Jesús venció, él ahora vive en nosotros y podemos vencer... Puedes leerlo completo en: UNA ORACIÓN CONTINUA ES POSIBLE. 

4) Introducción: La obra del Señor Jesucristo fue una obra de restauración y liberación. Él vino a la tierra trayendo libertad del pecado y de la condenación, durante su obra terrenal hizo bienes y sanó a todos los oprimidos por el diablo, y hoy día sigue salvando y liberando a todos aquellos que a él se acercan. La opresión y el cautiverio espiritual es verdad total y real, tan real como es el poder de nuestro Señor Jesucristo para liberar y restaurar: “Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo”... Te invitamos a leer ésta reflexión cristiana completa en: LIBERTAD PARA LOS CAUTIVOS.  

5) Introducción: Las crisis, pruebas o dificultades son diversas, y también la intensidad de cada una. Algunas son temporales y leves, otras pueden extenderse más en el tiempo y ser en extremo triste. Pero al final tenemos que reconocer que sólo en el Señor Jesús está la verdadera fuerza y poder, y por tanto puede transformar todas las adversidades. Por recia y fuerte que sea la tormenta, el Señor Jesús puede transformarla y hacer venir tiempos de bendición y victoria... Puedes leer ésta reflexión cristiana completa en: CÓMO TENER FE EN MEDIO DE LA CRISIS.

6) Introducción: El texto de hoy nos recuerda uno de los grandes milagros en el ministerio de Jesús: la sanidad de los diez leprosos. El Señor Jesús iba camino a Jerusalén, pero se detiene y “los vio” nos dice la Biblia, concluimos entonces que ellos captaron la atención del Señor, y fueron atendidos por él. Concluimos entonces en primer lugar lo siguiente: llama la atención del Maestro, clama a él su misericordia y él no tardará en responderte. Cree en el Señor Jesús él nunca te decepcionará… Te invitamos a leer ésta reflexión cristiana completa en: LA IMPORTANCIA DE UN CORAZÓN AGRADECIDO.   

7) Introducción: Dios liberó a Israel de la esclavitud egipcia, y lo guio por el desierto hacía la tierra prometida. Por éste camino el pueblo del Señor fue protegido de los enemigos, y piratas del desierto de manera sobrenatural por el brazo del Señor. Aunque el desierto es un lugar difícil, complicado y de suma escasez Dios no lo descuido, pues envió su provisión a través de hechos milagrosos. Dios no cambia, por eso sus milagros y obras prodigiosas a favor de su pueblo siguen vigentes hoy, con Jesucristo podemos vencer… Puedes leer ésta reflexión cristiana completa en: CON JESÚS PODEMOS VENCER.      

8) Introducción: El pasaje de hoy nos lleva a reflexionar en los obstáculos que enfrentaron los discípulos para pasar al otro lado del mar de Galilea. En primer lugar ellos enfrentan la incertidumbre (“estaba oscuro, y Jesús no había venido a ellos), esto nos muestra que ellos no podían guiarse bien, pues no había luna ni estrellas en el cielo, ni podían ver las montañas para ubicarse, y físicamente no podían ver, ni tocar al Señor Jesús. Pero un tiempo después el Señor mismo vino y libró a sus discípulos de la tormenta, porque él tiene cuidado de los suyos… Te invitamos a leer ésta reflexión cristiana completa en: EL PODER DE JESÚS ESTÁ SOBRE TODA TORMENTA.   

9) Introducción: Debemos reconocer que las crisis, problemas o dificultades nos acercan más a Dios. Vemos aquí a una madre que a causa de su angustia y dolor busca al Señor Jesús y clama Su misericordia. En ésta acción creo que nos parecemos a ésta mujer, pues cuando llega la prueba o dificultad a casa buscamos a Dios y esto es lo correcto, pero a veces lo hacemos sólo cuando hay problemas. En el desierto o en la tierra de la abundancia, debemos buscar a nuestro Dios, procurar Su presencia debe ser nuestro estilo de vida… Puedes leer ésta reflexión completa en: LAS DIFICULTADES NOS ACERCAN MÁS A DIOS.    

10) Introducción: Una cosas es cierta: nuestra confianza en el Señor Jesús nos lleva a superar los diversos obstáculos de nuestra vida. Vemos en el texto de hoy a una madre intercediendo por su hija, y es muy interesante la primera frase del pasaje “Pero Jesús no le respondió palabra”. Ella rogaba al Señor por un milagro en su casa, pero Jesús guardaba silencio, y tal vez nosotros también hemos pasado por tiempos así y no entendemos el silencio de Dios, pero cuando el Señor guarda silencio es porque está trabajando, y nadie lo hace mejor que él… Te invitamos a leer ésta reflexión cristiana completa en: CUANDO DIOS GUARDA SILENCIO ES PORQUE DIOS ESTÁ TRABAJANDO.      

11) Dios sabe lo que hace y cuando hacerlo, te invitamos a leerlo en:NO TE DESESPERES, DIOS NO SE HA EQUIVOCADO”. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada