Ads 468x60px

EQUIPADOS POR EL ESPÍRITU DE DIOS

EQUIPADOS POR EL ESPÍRITU DE DIOS
Introducción: Las obras de Dios son poderosas y sobrenaturales, y todas ellas se corresponden con un diseño y propósito celestial. El Señor ha revestido a su iglesia con dones y capacidades sobrenaturales, éstos son los dones del Espíritu Santo. Así como la gran comisión es un desafío sobrenatural, Dios ha equipado por el Espíritu Santo a Su iglesia con unas virtudes que superan la ley natural, su obra es maravillosa y por eso asombra a los hombres y deja sin explicación lógica a la ciencia humana. Nuestro Dios es sobrenatural…      

EQUIPADOS POR EL ESPÍRITU DE DIOS (1 Corintios 12:4-10)

1) La naturaleza de los dones y cómo son otorgados:

a) Los dones del Espíritu de Dios son dados a la Iglesia para el ministerio (servicio al Señor) y la adoración.
b) Los dones son concedidos en la soberanía del Espíritu Santo, 1 Corintios 12:11 (él reparte los dones como él quiere).  
c) Los dones son para provecho mutuo en el Cuerpo de Cristo, 1 Corintios 12:7.

Nota: Los dones del Espíritu de Dios no son para la vanagloria del hombre, o para beneficio personal. Son dados por Dios para su pueblo, para beneficio y edificación de su iglesia. Es un equipamiento sobrenatural para que su iglesia avance en victoria. Debemos identificar qué nos ha dado Dios y ponerlo al servicio del cuerpo de Cristo, y hacerlo no por competencia ni por vanagloria sino con gozo y disposición, cuyo objetivo siempre sea que Cristo sea glorificado. La manifestación de los dones debe ser juzgada por el testimonio del mismo Espíritu que mora en el creyente y por la Palabra de Dios. Te invitamos a leer: “La obra del Paracletos en el cristiano”.     
        
2. Los dones se distribuyen para su estudio en tres grupos de acuerdo a su naturaleza:

a) Dones de revelación: Palabra de Sabiduría, Palabra de Ciencia y discernimiento de espíritus.
b) Dones de poder: Fe, Milagros y Dones de Sanidades. 
c) Dones de inspiración: Profecía, Géneros de lenguas e Interpretación de Lenguas.

Es necesario conocer y ser conscientes de que hemos sido equipados por el Espíritu de Dios de una manera sobrenatural, no hablamos pues de dones naturales o capacidades innatas sino de virtudes impartidas por Dios sobre sus hijos para cumplir con la extensión de un reino sobrenatural. Hemos sido equipados por el Espíritu de Dios para Su gloria. Veamos en primer lugar los dones de revelación: 


3. Dones de revelación:

a) Palabra de Sabiduría: es la revelación sobrenatural por el Espíritu de Dios de la mente del Señor y sus propósitos.

Nota 1: La palabra de sabiduría es la declaración sobrenatural de la mente y voluntad de Dios. Éste don revela los propósitos e instrucciones del Señor para los hombres, revelación que viene del conocimiento de Dios sobre el futuro. Ejemplo: Mt. 26:34. 

Nota 2: La Palabra de Sabiduría puede ser manifestada o revelada por diversos medios, por ejemplo:
01) La voz de Dios.
02) En un sueño.
03) En una visión.
04) Por profecía.

b) Palabra de Ciencia: es una revelación de sucesos pasados o presentes, fuera de nuestro conocimiento natural.

Nota: Este don se manifiesta para revelar acontecimientos del pasado al presente; un claro ejemplo de esto lo encontramos en Juan 4:16-19, cuando el Señor le dice a la Samaritana que ha tenido cinco maridos y con el que vivía no era de ella. Entonces el don de Sabiduría está más relacionado con el futuro y el don de ciencia con el presente y pasado. Don usado por Dios para revelar cosas muy profundas en la vida de una persona que aun ella misma desconoce, pero que está afectando su vida presente.     

c) Discernimiento de espíritus: éste don da compresión sobrenatural en el ámbito de los espíritus, revelando el origen del espíritu que opera en una persona.

Nota 1: Éste don opera enteramente de una manera sobrenatural y las cosas que revela son del mundo espiritual. Por ejemplo Pablo discernió en el espíritu, usando éste don, el origen y naturaleza del espíritu que operaba en Elimas, Hechos 13:9,10. Éste don está limitado a revelar la clase de espíritus (si son buenos o malignos, es decir ángeles, querubines,  demonios, etc). Por éste don podemos percibir los seres que viven y actúan en el mundo espiritual. No es para acusar o “discernir” la vida de otros hermanos. Otro ejemplo lo vemos: Hechos 16:16-18.          

Nota 2: Es necesario hacer diferencia del discernimiento propio de cada creyente por el Espíritu Santo que habita en él. Es decir el don de discernimiento de espíritus es específico, por ejemplo actuó en Pablo en Hechos 13:9-10 identificando el demonio que puntualmente actuaba en esa mujer, pero el discernimiento normal del creyente nos dejaría ver que ella estaba endemoniada.

El segundo grupo de dones (dones de poder) lo publicaremos en el siguiente artículo.    

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer:
1. La segunda parte de éste estudio en: DIOS OTORGA DONES PODEROSOS A SU IGLESIA. (Dones de poder).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada