Ads 468x60px

EL PRECIO DE AGRADAR A DIOS

EL PRECIO DE AGRADAR A DIOS
Introducción: Podemos hacer muchas cosas para Dios, servir, evangelizar, predicar, cantar, sembrar, etc. Sin embargo, en ciertos momentos de nuestra vida Dios espera que tomemos las mejores decisiones, son momentos donde sabiendo lo que Dios dice, somos tentados a hacer lo que deseamos o lo que es más cómodo para nosotros. Hacer la voluntad del Señor es la mejor adoración…     


EL PRECIO DE AGRADAR A DIOS (Mr. 6:14-29)   

I. LA VERDAD PREVALECE SOBRE LA MALDAD.  

a) El engaño, la mentira y el fraude caerán por su propio peso.     
                
Nota: El ser humano puede lograr y alcanzar sus deseos, pero esto no significa que Dios lo aprueba. A veces a través de cualquier medio se consiguen las cosas (mediante mentiras, engaños, negociaciones ocultas, sobornos, etc), pero es esto precisamente lo que mañana derribará lo alcanzado, porque se ha construido sobre una base inestable, sobre arena movediza. Las puertas del infierno no prevalecerán contra la iglesia, porque ella ha sido edificada sobre la verdad: Jesucristo mismo.         
                                        
b) La verdad es un testimonio vivo (real), Mr. 6:20a.        

Nota: El rey Herodes dice la Biblia: “temía a Juan”, la N.V.I. dice: “Herodes respetaba a Juan”, y nos añade la razón: “porque Juan era varón justo y santo”, la honestidad, integridad y justicia en nuestra vida hablan más que nuestras palabras. El mundo más que palabras y buenas intenciones necesita hombres y mujeres de verdad. Nuestros hijos además de una correcta disciplina, necesitan ser inspirados por sus padres para hacer lo correcto (que difícil es decirle a nuestros hijos que no mientan, cuando oyen la mentira en casa). Te invito a leer: “Jesús la vid verdadera”.               

II. AGRADAR A DIOS ES UNA DECISIÓN:       

a) Oír es la primera fase, Mr. 6:20b.    

Nota 1: Herodes era un oidor. Dice el texto “le escuchaba de buena gana”. El pueblo de Israel en tiempos de Ezequiel venía a escuchar la palabra, pero Dios le dijo al profeta: “tú eres para ellos como cantor de amores, hermosos de voz y que canta bien; y oirán tus palabras, pero no las pondrán por obra” (Ez. 32:33).

Nota 2: Santiago nos dice: “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace” Stg. 1:23-25. Nuestro corazón debe trascender de ser oidor a ser un hacedor.
       
b) Ante la Palabra cada uno toma decisiones, Mr. 6:17-18.   
Nota: Consideremos varias cosas aquí:

1) Herodías era la esposa de un hermano de Herodes, que se llamaba Felipe (Herodías era cuñada de Herodes, y éste también tenía su esposa, la cual repudio para casarse con Herodías y Juan el bautista le reprocha todo esto). 

2) Recordemos el principio: “conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”, entonces la verdad es una bendición con poder liberador.

3) Herodes no quiso apartarse del pecado, aunque escuchaba al más grande de los profetas (de Juan bautista Jesús dijo: “De cierto os digo: Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista”). Así que no se trata de quien habla, sino de la actitud del corazón del oyente.

4) “Herodes hizo muchas maldades, añadió a demás ésta: encerró a Juan en la cárcel”. Todas éstas decisiones y acciones lo condujeron al fracaso, a su muerte, y a su condenación. 

5) Por orden del emperador Calígula, y acusado de una rebelión secreta es deportado a Francia, junto con su esposa Herodías, y allí muere en el mismo año. Entonces vemos que perdió su gobierno o reinado, perdió sus beneficios, su hogar y su proyecto de vida, y muere en soledad y de manera deshonrosa. Nuestras decisiones buenas o malas, siempre nos traerán unos resultados.               

III. LA INTEGRIDAD ES CONTRARIA A LA POPULARIDAD.     

a) La verdad generalmente es incómoda. 

Nota 1: Juan Bautista le decía al rey Herodes “no te es lícito tener la mujer de tu hermano”, y esto era incomodo, molesto para Herodes. La verdad generalmente hace que se pierda la popularidad, aparecen críticas, y silenciosos enemigos (esto le sucedió a Juan bautista). Pero la verdad en un marco de amor y prudencia es vital (Prov. 27:5-6, la Biblia pueblo de Dios dice: “Más vale una reprensión abierta que un cariño disimulado”).              

Nota 2: El versículo 19 nos dice que “Herodías le tenía rencor y deseaba matarlo”. Vemos un odio y resistencia hacía la corrección, un profundo rencor hacía quienes quieren agradar a Dios. En la Biblia vemos por ejemplo que Elías era aborrecido por Jezabel, el profeta Miqueas era aborrecido por el rey Acab “porque nunca profetizo bien de él sino mal”, Jesús fue rechazado por su familia, por las autoridades y sacerdotes, pero el galardón para ellos no tiene comparación, es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.    

b) Como la semilla, la maldad requiere un terreno fértil para germinar.   

Nota: Hay ambientes que favorecen el nacimiento del pecado. Sin duda está primero en el corazón, y hay ciertos dispositivos o circunstancias que lo activan. Mr. 6:21-23. Había una fiesta, música, baile, vino, licor, y todo esto hace perder el juicio, enloquece a las personas, y hacen cosas que de otra manera no harían. Por la sensualidad de Salomé y por el vino Herodes hizo matar a un hombre que él mismo respetaba y protegía. 

Conclusión: Dios desea que seamos instrumentos suyos en la tierra, y que alumbremos con Su luz a los hombres, pues una luz no se esconde debajo de un recipiente. Este mundo necesita la luz de Cristo, llevemos su presencia a nuestro hogar, trabajo, colegio, universidad, empresa, etc, permitamos que los hombres conozcan la verdad, y el mejor testimonio eres tú.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada