Ads 468x60px

LOS PLANES DE DIOS SON PERFECTOS Y BUENOS

LOS PLANES DE DIOS SON PERFECTOS Y BUENOS
(Sí no puedes leer el mensaje completo haz click en el título). Introducción: Cuando hablamos de planes, propósitos y metas que deseamos lograr, debemos recordar las palabras del Señor a Israel en tiempos del cautiverio de Babilonia: “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz y no de mal, para daros el fin que esperáis”. Dios es bueno y Su deseo es que seamos bendecidos en Su voluntad, cuando nuestros pasos van por otro camino que no es el suyo, no es necesario ser profeta para saber que las cosas saldrán mal. Cuando damos al consejo del Señor el primer lugar somos bendecidos, pues los planes de Dios son prefectos y buenos…     

LOS PLANES DE DIOS SON PERFECTOS Y BUENOS

1) Incluye a Dios en todo lo que hagas.      

Conocer la voluntad general de Dios, no es lo mismo que caminar en su voluntad específica. Hechos 16:6-7.                     

Nota: Los apóstoles fueron enviados por el Espíritu Santo a llevar la palabra de Dios, desde Antioquía a diferentes lugares del mundo. También Jesús dijo: “id, y haced discípulos a todas las naciones”, luego era claro que debían ir (Esa era la voluntad general de Dios). Pero el texto leído nos dice que: “el Espíritu Santo les prohibió predicar en Asia… y no les permitió ir a Bitinia” (Misia y Bitinia eran regiones de Turquía, Asia). Dios llevaría su mensaje a estas regiones y lo haría a través de otros y en otro tiempo (el apóstol Pablo ya había estado por allí), pero ahora Dios le lleva a iniciar el ministerio apostólico en Europa. Te invito a leer: “Moisés y La Zarza Ardiente”.        
        
2) La comunión y la sensibilidad son fundamentales para seguir a Dios.         

a) Pablo era un hombre de comunión con Dios. 

Nota: La misma Escritura nos revela esa faceta de la vida de Pablo (era un hombre de comunión con Dios). La oración es una expresión al cielo que evidencia mi dependencia del Señor. El texto de hoy nos enseña la sensibilidad de Pablo, pero además su obediencia al Señor (“el Espíritu Santo le prohibió” y “el Espíritu Santo no se lo permitió”). Un tiempo a solas con Dios no debe ser algo ocasional, debe ser un hábito, un estilo de vida. Dios dice en su palabra nos dice: “Buscadme, y viviréis”, podemos decir entonces que la vida en Dios es proporcional a nuestra búsqueda de él. El Señor está llamando a su iglesia a crecer en la comunión con él.


b) Dios se deja hallar de los que le buscan, Hechos 16:8-9. 

Nota 1: A través de una visión, el Señor le revela a Pablo el paso a seguir. En la comunión con Dios él te va a revelar los pasos a seguir. Si no fuera esto tan importante Dios no hubiese enviado a su Santo Espíritu. El Señor no quiere hijos independientes, autosuficientes, quiere hijos que desarrollan madurez espiritual, que escuchan el testimonio del Espíritu, que oyen la voz de su Padre celestial y hacen su voluntad, produciendo gozo en su corazón.

Nota 2: Por eso el Padre dijo de Jesús: “éste es mi hijo amado, a él oíd”, porque el que oye al Padre, tiene autoridad para ser oído por otros. Dios nos habla de diversas maneras: sueños, visiones, su paz, su testimonio, su palabra, y otros. Oír a Dios es sólo la primera parte, pues luego debemos poner en práctica lo que nos ha dicho.      
 
3) Cuidado con la pasividad.       

a) Mientras caminaban Dios los guió, Hechos 16:10.

Nota: Ellos no estaban en la iglesia de Antioquía, estaban en Troas (lugar, momento o circunstancia de la visión), ellos ya habían avanzado, ya habían salido, no se quedaron esperando en un estado de pasividad e inactividad. Dios los guía a Macedonia, y ellos salen para allá. Es interesante que Macedonia significa: alto, grande, reino. Podemos concluir que cuando procuramos hacer la voluntad de Dios, su reino es establecido en la tierra, y no nuestros deseos propios. Dios nos lleva a alcanzar las cosas grandes que él tiene preparadas para nosotros. Los planes de Dios son perfectos y buenos.       
 
b) Permite que Dios te guié y te enseñe.
     
Nota: Mientras caminamos Dios hará correcciones, esto implica disposición a ser corregidos, y tal vez abandonar en un momento dado nuestros planes para seguir los suyos. Pablo empieza la conquista de un nuevo territorio, de un nuevo desafío, Dios estaba con él y lo respaldó poderosamente. Dios lo condujo al lugar de su destino, lo llevó al cumplimiento del propósito celestial.

Conclusión: Dios tiene grandes planes contigo, y anhela guiarte ¿Quieres tu seguirlo? ¿Estás dispuesto a aceptar sus correcciones? Él te quiere bendecir, quiere conducirte al lugar de bendición que ha preparado para ti. Los planes de Dios son perfectos y buenos.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invito a leer:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada