Ads 468x60px

EL AMOR DE DIOS POR NOSOTROS

EL AMOR DE DIOS POR NOSOTROS
Introducción: La Biblia dice: “De tal manera amó Dios al mundo, que dio a su hijo unigénito”. La frase “de tal manera” nos lleva a pensar en la inmensidad de esa manera, en la grandeza de lo que Dios Padre hace por sus hijos. Nosotros expresamos nuestro amor de muchas maneras, con palabras, detalles, acciones de servicio, entre otros, pero la más grande muestra del amor de Dios fue aquella obra en la cruz del calvario, y al considerarla estamos viendo cuán grande es el amor de Dios por nosotros…     

EL AMOR DE DIOS POR NOSOTROS   

1) CONDICIÓN HISTÓRICA DE ISRAEL (Isaías 54:1)

a) Israel vive el cautiverio asirio, y Judá tiene temor.
                
Nota 1: El imperio de Asiria somete y destruye el reino del norte de Israel. El pueblo de Dios sufre la invasión, destrucción, y muchos son llevados cautivos a Nínive. Prácticamente el Israel del norte desaparece, o por lo menos las diez tribus del norte son dispersadas.     

Nota 2: Judá (el reino del sur) tuvo temor, pero por buscar a Dios en medio de la angustia fueron librados milagrosamente. Pero posteriormente Judá es cautiva por los babilonios, y su capital Jerusalén es destruida, los instrumentos del templo son llevados a Babilonia, al igual que los jóvenes, y población que le era útil al imperio extranjero. Todo esto debido a la idolatría del pueblo de Dios, pues ellos estaban buscando a los dioses de los cananeos, y a pesar de los profetas de Dios, decidió Israel seguir a los baales. La consecuencia fue el cautiverio, el destierro, la destrucción y la ruina. Te invito a leer: “El endemoniado de Gadara evangeliza Decápolis”.        
                    
b) La esterilidad, falta de visión y el miedo son los resultados de un fracaso.    

Nota 1: Esto lo podemos ver por las palabras que Dios usa para hablarle a su pueblo: “mujer estéril”, “la que no daba a luz… y nunca estuvo de parto”, “la desamparada”, es decir no hay fruto, sin prosperidad, hay soledad, rechazo y sin protección (pues el enemigo vino a destruir y lo hizo). La frase: “no seas apocada” también significa: no seas escasa, no te detengas. Claro está, ante lo sucedido había miedo, y por ende ha renunciado a soñar con algo mejor y más grande. El pueblo decía: “no podemos pasar de aquí”, o quizá estaban conformes (un estancamiento personal). Recordemos que la Biblia dice: “no os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de nuestro entendimiento”.

Nota 2: “El que ha dejado de soñar, está muriendo en vida” y “el escaso en sus sueños, siempre será espectador de los éxitos ajenos”. Por eso no dejes de soñar, los sueños son una motivación para vivir. Dios también nos habla a través de visiones y sueños, permitamos pues que Dios ponga en nuestro corazón Sus sueños y caminemos hacia ellos.   


2) EL MENSAJE DE DIOS PARA SU PUEBLO:       

a) “Regocíjate”.   

Nota: Gózate. Otras versiones nos dicen: N.V.I “Grita de alegría”, L.B.A “”Grita de júbilo”. Y Dios le dice además: “Levanta canción” (no quejas, ni palabras de frustración). Alaba porque Dios viene con bendición, da gracias por la victoria que vendrá. ¿Cómo gozarse ante problemas como los que estaban viviendo? Es posible cuando logramos ver a Dios más grande que los problemas.      

b) “Ensancha el sito de tu tienda” (Isaías 54:2).  

Nota 1: Debemos destacar palabras que Dios usa aquí como: ensancha (tu tienda), extiende (las cortinas), alarga (tus cuerdas), refuerza (tus estacas). Amplia lo que tienes. Recordemos que Dios le está diciendo que vendrá multiplicación, que tendrá hijos. La carpa o tienda era ampliada ante la llegada del bebe; pero notemos que Dios manda a preparar la tienda aunque era estéril, no daba a luz, esa es la fe (aquella que cree las palabras de Dios y avanza aunque nada ve con sus ojos naturales).       

Nota 2: Dios es poderoso para transformar cada situación, Isaías 54:3. Dios dice: “aunque mi pueblo ha sido diezmado, yo lo volveré a multiplicar”, “aunque ha sido sometido por Asiria, y lo será por Babilonia, luego le daré naciones” “y las ciudades que han sido asoladas, yo las volveré a llenar de personas”. Dios tiene el poder de transformar el desierto en un valle verde y fructífero, porque todo es posible para Dios. 

3) DIOS RESTAURARÁ CON SU AMOR AL PUEBLO OPRIMIDO (Is. 54:4-8).    

Debemos reflexionar en varias frases que Dios usa aquí:
  
a) “no temas, no habrá confusión”
b) “no te avergüences por la calumnia o por la deshonra”
c) “te recogeré con grandes misericordias”.

Nota: Con frecuencia en medio de la adversidad, o por los resultados de nuestras malas decisiones, pensamos que todo está perdido, pero es allí cuando aparece Dios, para guardar y ayudar a su pueblo. Ensancha tu visión, vuelve a soñar y a creer, porque Dios está de tu lado.

Conclusión: Dios tiene todo el poder para cambiar cualquier circunstancia. Cuando él habla es necesario creer Sus palabras y caminar en ellas, pues Dios cumplirá aquello que ha dicho. Se fiel y persevera Dios hará.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer:



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada