Ads 468x60px

DIOS SABE LO QUE HACE

DIOS SABE LO QUE HACE
Introducción: Cuando los hermanos de José lo lanzaron a la cisterna pensaron que iba a morir, y cuando le vendieron a los ismaelitas pensaron que ya no lo verían más en su vida, y para José fue muy duro vivir ese momento, pero en realidad Dios estaba dando inicio a su gran plan pues José terminaría siendo gobernador de Egipto y siendo un instrumento salvador para aquellos que lo quisieron matar. Dios sabe hacer sus cosas... 

DIOS SABE LO QUE HACE

1) Las decepciones son parte del camino (Génesis 40:23).

Comentario 1: El pasaje leído nos enseña una nueva decepción en la vida de José. Después de ir a la cárcel habiéndose guardado para Dios (pues no cayó en la tentación con la esposa de Potifar) el jefe de los coperos se olvida completamente de él. Que duro es cuando sin razón experimentamos la ofensa, la decepción, la traición o el ingrato olvido. Debemos tener en cuenta que todo esto también lo permite Dios, en donde nuestro carácter es fortalecido, moldeado y desarrolla la mansedumbre y humildad que Dios quiere. Te invito a leer: La Circuncisión En Gilgal”.    

Comentario 2: Estando José en la cárcel de los presos del rey (en donde por el favor de Dios atendía todas las cosas), le correspondió servir a dos siervos del rey: el jefe de los coperos y el jefe de los panaderos, a quienes el Faraón había enviado allí. Ellos tuvieron cada uno un sueño y José les dio la interpretación de cada sueño, y esto se cumplió a cabalidad (el panadero murió y el copero volvió a servir en el palacio). Entonces José le pidió al jefe de los coperos que se acordará de él, que intercediera ante el Faraón, pero éste lo olvido completamente. Tal vez esto nos ha pasado también, pues quizá hemos servido y bendecido a otros, y vemos luego como se olvidan totalmente de los favores recibidos.  

2) Discernir y caminar en los tiempos de Dios es fundamental (Gén. 41:1).

Comentario 1: La Biblia nos dice “pasados dos años el faraón tuvo un sueño”. Discernir y avanzar en los tiempos del Señor es algo que debemos desarrollar, vemos que no era en el tiempo de José (el copero si era la persona, pero no era el tiempo), tampoco era a los cinco meses, ni a los diez años, el faraón recibiría en sueños un mensaje de Dios dos años después de haber salido el copero de la cárcel. Vemos entonces que el olvido que tuvo el copero era parte del plan y del cronograma de Dios. Es precisamente en ese tiempo (cuando José tenía treinta años de edad, según Génesis 41:46) cuando el jefe de los coperos le habla al faraón de las virtudes que Dios le había dado a José. Dios sabe hacer sus cosas. 


Comentario 2: Vemos entonces al Señor usando diferentes medios, recursos y aún personas para lograr llevarnos al cumplimiento de Su plan (Dios usó a Potifar el general egipcio, también usó al jefe de la cárcel, y usa finalmente al jefe de los coperos para hablar al faraón y Dios toca en su tiempo el corazón del mismo faraón del imperio egipcio). No hay nada difícil para Dios: Génesis 41:9-13.   

3) La dificultad debe ser enfrentada con altura espiritual.

Comentario 1: La Biblia nos enseña que José fue sacado apresuradamente de la cárcel para presentarse ante faraón. La verdad es que la Biblia nos enseña que estar en la cárcel y además sin justa causa, es una crisis que experimentaron varios siervos de Dios, sin embargo el Señor siempre les dio la victoria sobre la dificultad (entonces no siempre la adversidad es consecuencia del pecado, puede ser parte del plan formador de Dios en sus hijos). Dios sabe lo que hace.    

Comentario 2: Es muy importante recordar aquí cómo enfrentaron los siervos de Dios la cárcel, vemos que José lo hizo con integridad y diligencia, el apóstol Pablo y Silas lo hicieron con adoración y alabanzas, el apóstol Pedro y la iglesia de Jerusalén con oración e intercesión, y vemos que todos ellos vieron el poder del Señor sacándolos del cautiverio. Entonces la manifestación del poder de Dios siempre será mayor que el tamaño de nuestra dificultad.   

4) Las pruebas o crisis moldean nuestro carácter (Génesis 41:14-16).   

Comentario 1: José debe presentarse ante el faraón para dar la interpretación a sus sueños. La Biblia nos enseña que Dios quiere usarnos poderosamente, pero él quiere trabajar también en nuestro carácter para formar así un siervo(a) que glorifique Su nombre, pues nuestro quehacer ministerial o servicio debe ser el resultado de nuestra comunión con Dios y de Su obra en nuestro corazón.

Comentario 2: En el caso de José podemos ver la manifestación de los dones del Espíritu. Desde sus 17 años salió de la casa de su padre cuando fue vendido por sus hermanos y transcurrieron trece años entre la casa del general Potifar y la cárcel del faraón, lugares en los que José aprendió no sólo los fundamentos de la administración, sino que aprendió el poder del perdón, la tolerancia, desarrollo un corazón humilde, y otras virtudes como la sujeción, la responsabilidad, la diligencia, etc, también desarrolló con mayor fuerza el don recibido del cielo (la capacidad de interpretar los sueños). Llegado el momento Dios aprueba la aparición de José en público, y él tiene claro su lugar, pues responde al faraón diciendo: “No está en mí; Dios será el que dé respuesta propicia al faraón”. 

Reflexión final: Somos propiedad de Dios, él no sólo tiene cuidado de nosotros sino que además forma en nosotros Su carácter, usando diversas circunstancias y personas para llevarnos al cumplimiento de Su plan. Dios sabe lo que hace.  

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invito a leer:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada