Ads 468x60px

COMO DERROTAR LAS MENTIRAS DEL DIABLO

CÓMO DERROTAR LAS MENTIRAS DEL DIABLO
La Biblia nos dice claramente que el diablo lanza dardos de fuego contra los hijos de Dios. Estos dardos son la duda, la incredulidad, el desánimo, la discordia, y por supuesto mentiras, muchas mentiras, pues él procurará una y otra vez engañar al creyente. ¿Cuál debe ser nuestra actitud como hijos de Dios ante todo esto? Ten presente que “Mayor es el que está en nosotros, que el que está en el mundo”…   


¿CÓMO DERROTAR LAS MENTIRAS DEL DIABLO?

Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones, desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación” 1 Pedro 2:1-2. 

El texto de hoy nos recomienda desechar, botar o expulsar una serie de cosas que afectan nuestra vida espiritual (malicia, engaño, hipocresía, envidias y calumnias) y más bien desear con un profundo anhelo la Palabra de Dios, pues está produce crecimiento en la salvación, es decir, ella nos conduce a la revelación de todo aquello que Cristo conquistó en la cruz para nosotros. Si la leche materna es vital para un recién nacido, imagínate lo que hará en nosotros la poderosa y bendita palabra del Señor.  

Debemos persistir en la verdad que enseñan las Sagradas Escrituras (2 Timoteo 3:14-17). El apóstol Pablo motiva a Timoteo para que estudie la palabra de Dios, para que la lea, y así ocupe y llene sus pensamientos con la Biblia, porque ésta es pura, santifica, renueva la mente y nutre nuestro espíritu. Una mente ociosa da lugar a muchas cosas vanas y malvadas. Nuestra mente es renovada con la Palabra de Dios. Te invito a leer: “La Revelación De Nuestro Señor Jesucristo”. 

Recordemos que cuando el diablo vino a tentar a Jesús, lo hizo en tres ocasiones y el Señor lo derrotó mediante la Palabra de Dios, Jesús declaraba diciendo “Escrito está”. Esto nos enseña el poder de la Palabra de Dios, ella es como una espada que al ser declarada con fe por el hijo de Dios causa estragos en el enemigo de nuestras almas.       

Consideremos aquí el ejemplo de Jesucristo (1 Pedro 2:21-23), el Señor es nuestro máximo ejemplo, y la Biblia nos enseña que de su boca nunca salió una sola mentira, Jesús nunca engañó a alguien (sí lo hubiese hecho, habría prestado su boca al enemigo). Aunque fue el Señor fue ultrajado, rechazado, calumniado y amenazado, no se sintió con el derecho a hacer lo malo, ni responder con la maldad de ellos, ni hacer lo que los otros hacían, lo que Jesús hacia era ir al Padre celestial y encomendar su causa.

Debemos confiar en la bondad de Dios (Isaías 53: 9-10). Recordemos por ejemplo que Eva dudó de la bondad de Dios (y por eso pecó), el Señor Jesús sometió su voluntad a la del Padre celestial, y guardó su corazón y sus labios de toda mentira, no presto su vida ni su boca al diablo, por eso fue exaltado y honrado, el propósito de Dios se cumplió en él, y viene el momento cuando Su reino será establecido sobre todas las naciones de la tierra.

Reflexión final: Nuestro Dios es bueno y desea lo mejor para cada uno de sus hijos, por todo esto es necesario caminar en la verdad, no permitir ni consentir las mentiras del diablo. Eres un hijo de Dios, no aceptes sus mensajes, ni sus mentiras, porque su naturaleza es la destrucción, mientras que Jesús ha venido a darnos vida y vida en abundancia. Gracias Señor por tu amor y bondad.
(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)
Te invitamos a leer:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada