Ads 468x60px

CÓMO ADMINISTRAR BIEN LO QUE ES DE DIOS

CÓMO ADMINISTRAR BIEN LO QUE ES DE DIOS
En la historia de la humanidad podemos encontrar personas que dejaron huellas significativas, y que se destacaron por sus grandes logros, pero también encontramos grandes fracasos. Vemos a personas que hicieron grandes aportes a la humanidad, por sus descubrimientos, inventos, etc; pero también a otros que lideraron momentos de gran dolor y vergüenza. Debemos preguntarnos ¿Qué queremos que la historia diga de nosotros? Recordemos que la Biblia dice: “Más vale un buen nombre que las muchas riquezas” (Prov. 22:1). Administremos lo que Dios nos ha dado para Su gloria…   

   
¿CÓMO ADMINISTRAR BIEN LO QUE ES DE DIOS? 

“Reinó en su lugar Josafat su hijo, el cual se hizo fuerte contra Israel. Puso ejército en todas las ciudades fortificadas de Judá, y colocó gente de guarnición en tierra de Judá, y así mismo en las ciudades de Efraín que su padre Asa había tomado” 2 Crónicas 17:1-2.

Todos en la vida recibiremos momentos de grandes oportunidades, y ellas deben ser aprovechadas debidamente. Todos esos tiempos están diseñados en el cielo, y serán tan exitosos como dependamos de Dios. Sí nuestra administración cuenta con el consejo del Señor, tendrá entonces un respaldo sobrenatural, contaremos con Su favor y bendición. Consideremos el caso del rey Josafat.      

Josafat fue el rey de Judá durante veinticinco años (siglo IX A. C.). Israel se había separado en dos reinos o estados, el reino del norte y el reino del sur, llamados también Israel (al norte) y Judá (al sur). Josafat fue hijo del rey Asa, uno de los reyes piadosos que tuvo el reino de Judá.

Esto es significativo, pues vemos al rey Asa marcando el corazón de su hijo Josafat, con una vida de testimonio y comunión con Dios. Esto es un gran desafío para nosotros como padres, pues debemos no sólo trasmitir el conocimiento bíblico a nuestros hijos, sino ser un ejemplo de vida cristiana para ellos. Te invito a leer: “Dios Está Por Encima De Las Circunstancias”. 
  
El nombre Josafat significa: el Señor es juez, y su reinado fue una oportunidad de Dios para él, circunstancia que aprovecho muy bien. El rey Josafat caminó de la mano de Dios, y durante su reinado hizo grandes y significativas reformas, hubo un gran fortalecimiento militar, se destacó la prosperidad, la educación y la justicia (pues el rey nombró jueces en las ciudades importantes y un tribunal de apelación en la ciudad de Jerusalén). 

En realidad Dios gobernó a través del rey Josafat. Fue un hombre con una gran habilidad y visión, y con una gran inteligencia para la estrategia militar y defensa de su reino. Dejó una excelente huella en la historia de Judá. De igual manera nosotros con la ayuda del Señor, debemos procurar dejar siempre la mejor huella, administrar bien lo que Dios nos ha delegado.  

Una buena administración es aquella que camina con Dios, que sigue su consejo y dirección. Un buen administrador es aquel que es consciente de eso, es decir él sabe que Dios es el dueño, y que todo lo que haga debe hacerlo para su Señor.

Reflexión final: Una de las características de los hijos de Dios es que éstos son guiados por el Espíritu de Dios. Entonces una cualidad que el hijo de Dios debe desarrollar es la sensibilidad a Su voz y mansedumbre para someterse a Su voluntad. Cuando logramos hacer esto, lo que hagamos no será para nosotros sino enteramente para el Señor, y así será glorificado Su nombre.

(Escrito por pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer:
     1. LIBRADO DE LA ANGUSTIA  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada