Ads 468x60px

LA MALDAD DE LA REINA JEZABEL

LA MALDAD DE LA REINA JEZABEL

Como iglesia debemos mantener un atento discernimiento ante los diferentes tiempos y circunstancias que vivimos, y no podemos ignorar las maquinaciones (planes, estrategias) del enemigo. Las obras de las tinieblas procuran dañar los hogares, hijos y proyectos de vida en Cristo. En el mundo actual la iglesia del Señor enfrenta el desafío de guardarse como una virgen pura para cristo, ser fiel a Aquel que la llamó, y con expectativa servirle, pues Cristo vuelve…
    
LA MALDAD DE LA REINA JEZABEL

Y Acab hijo de Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que reinaron antes de él. Porque le fue ligera cosa andar en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, y tomó por mujer a Jezabel, hija de Et-baal rey de los sidonios, y fue y sirvió a Baal, y lo adoró.” 1 Reyes 16:30.31.

Jezabel fue una malvada reina en Israel. Hija de Et-baal rey de los sidonios, sacerdotisa de Astarté (diosa cananea). Et-baal significa “estoy con Baal” (Baal era uno de los dioses cananeos). Et-baal asesinó a sus hermanos para llegar al trono. Sidón, era una ciudad en la costa fenicia, los sidonios, tenían como principal diosa a Astoret, diosa de la fertilidad. El nombre de esta diosa en Israel fue Asera, grandemente adorada, al igual que Baal.

Jezabel fue la esposa de Acab rey de Israel. Éste se casó con una fenicia, no del pueblo del pacto: Israel (esto es “yugo desigual”, quizá era bonita, pero lo más bonito es hacer la voluntad de Dios). En su condición de reina de Israel, promovió el culto a Baal y a Asera, esto implicaba sacrificios (muchas veces de niños) y prostitución religiosa, de su mesa comían 450 profetas de Baal y 400 de Asera. Acab construyó un templo a Baal y a Asera. Te invitamos a leer: “Eliseo Reemplaza a Eliseo”.

Jezabel significa “sin cohabitación”, no vive junto con alguien. Esto resalta sus características de sumo egoísmo e independencia a toda costa. Era una persona que sólo pensaba en sí misma, no le gustaba estar bajo autoridad, quería hacer sus cosas sin tener que informar,  quería simplemente hacer su voluntad sin ningún orden, sólo el suyo. El espíritu o actitud jezabélica aborrece a Jehová y a sus profetas (pues Dios es santo y puro).

Consideremos ahora los comportamientos Jezabélicos: Rebelión contra el modelo de Dios, 1 Rey. 19:14. Más de diez millones de hebreos le habían dado la espalda a Dios para adorar a Baal y a Asera, y el verso destaca tres cosas que habían hecho los israelitas: abandonaron el pacto (contenía promesas divinas y obediencia del pueblo, indicando su consagración a Dios); derribaron los altares (la comunión con Dios fue destruida; y mataron a espada a los profetas (menospreciaron la palabra de Dios).

La actitud de rebelión se nota primero contra Dios, y luego hacia las demás autoridades. Por Ej: con su esposo, el Diccionario Bíblico Ilustrado dice textualmente: “Dotada de un enérgico carácter, hacía lo que quería de su marido”. Por su ambición de poder, usurpa la autoridad, 1 Rey. 19:1-2 y 21:5-10. Es ella quien amenaza a Elías, no lo hace el rey Acab.


En el caso de la viña de Nabot, le habla de una manera despectiva a su esposo: “no eres tú el rey? Levántate y come, yo te daré la viña de Nabot”, mandó a los ancianos del pueblo a ayunar y a acusar falsamente a Nabot y luego lo apedrearon hasta morir… y le dio a Acab la viña y éste contento salió a adueñarse de una viña cubierta de la sangre de Nabot.

Vemos también la manipulación, 1 Rey. 21:25-26. En la manipulación se pisotean los principios de Dios, para lograr lo que se quiere, sin importar los daños causados. A veces se desean posiciones en el Reino de Dios, no servicio, se quiere el control. Su esposa lo incitaba (lo seducía, lo convencía) a hacer lo malo, el término hebreo es “sut” y traduce además: perforar, desviar engañando al enemigo.

Se destaca también la sensualidad obsesiva, 2 Rey. 9:22, 30. Jehú significa “él es Jehová”. Cabe destacar aquí la frase: “¿Qué paz, con las fornicaciones de Jezabel tu madre, y sus muchas hechicerías? El pueblo de Dios ha sido llamado a ser santo en todas las generaciones, en tiempos del rey Acab, el culto inmoral a Baal y Asera era común y corriente. La sensualidad caracteriza a la cultura de hoy, lo vemos en la T.V. en el internet, en las revistas y la publicidad, en las modas y demás.

Es necesario también reconocer la necesidad de desplazar la sensualidad de la iglesia: vestidos sensuales, escotes, palabras y gestos que sólo deben ser para el cónyuge. Vemos aquí que Jezabel se pintó y atavió cuando se enteró que Jehú venía… éste no era su esposo y su intención no era hacer honor al rey de Israel. Hermoséate para tu cónyuge, guarda esas palabras y detalles para tu esposa(o). Jezabel tenía aprox. 60 años, y se “pintó los ojos con antimonio, y atavió su cabeza” (Antimonio: metal blanco azulado).

Cabe destacar aquí que Jesús le dice a la iglesia de Tiatira “tengo contra ti que toleras a esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y comer cosas sacrificadas a los ídolos”. Pero, la iglesia tiene el poder en Cristo para reprender y despojarse de todo espíritu Jezabelico.

Otra cosa que vemos es la hechicería. Hablamos de conjuros e invocaciones que acompañados de pócimas, ungüentos, recetas e instrumentos buscan el poder de las tinieblas. (La hechicería puede entrar a nuestra casa a través de la T.V.= películas de terror, agüeros, elementos para las “buenas energías”, espejos, plantas, juegos de niños previamente consagrados a las tinieblas, etc. Con el poder de Dios debemos desechar esas cosas que Dios abomina).

Reflexión final: Dios desea pureza en medio de su pueblo. Él está dispuesto para ayudarnos a crecer, él quiere ayudarnos a apartarnos de lo malo. Dios quiere bendecir a su pueblo con su presencia y poder, y requiere de éste consagración. Fiel es Dios que dará una puerta juntamente con la tentación para que podemos resistir y vencer.
(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer los siguientes artículos:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada