Ads 468x60px

EL PROPÓSITO DE DIOS SE CUMPLIRÁ EN MÍ

EL PROPÓSITO DE DIOS SE CUMPLIRÁ EN MÍ
En muchas situaciones experimentamos decepciones, traiciones, fracasos y pérdidas, cuando esto ocurre podemos pensar que Dios está lejos o se ha desentendido de nuestra dificultad. Sin embargo, Dios nos ha prometido su ayuda y fortaleza, y estas no están sujetas a nuestra condición emocional sino a la fidelidad de él. Dios es la Roca de nuestra salvación, y podemos depositar completamente nuestro corazón en él pues nunca nos fallará…    

EL PROPÓSITO DE DIOS SE CUMPLIRÁ EN MÍ     

“Después volvió a salir al mar; y toda la gente venía a él, y les enseñaba. Y al pasar, vio a Leví hijo de Alfeo, sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y levantándose, le siguió”. Marcos 2:13-15.

El texto nos enseña que Jesús estaba predicando a la orilla del mar ante una gran multitud, y vemos que su voz era potente, pues mucha gente venía al Señor Jesús y “les enseñaba”, el término enseñar del griego “didázko” que además traduce: instruir, aprender. Para Jesús la enseñanza es fundamental, y ésta no sólo es una lección o una charla, vemos que es un proceso, Jesús es el Maestro por excelencia, por eso debemos considerar que estaremos continuamente aprendiendo y al mismo tiempo enseñando, esto es el verdadero discipulado.

El Señor Jesús llama a todas las personas sin importar su pasado y trasfondo. En el versículo 14 Jesús llama a Leví, y antes de conocer a Cristo, él era un servidor de Roma, era un cobrador de impuestos. Por eso los cobradores de impuestos eran rechazados y menospreciados por el pueblo judío. 

Leví al convertirse en discípulo del Señor Jesús se le llamó Mateo, éste nombre  significa: regalo o don de Jehová. Vemos que Leví, de ser rechazado y visto como traicionero por su nación, se convierte en un apóstol de bendición para su pueblo. Sólo fue suficiente una palabra para que Leví fuera transformado en un gran discípulo. Te invitamos a leer: “El Espíritu De Dios Se Movía Sobre Las Aguas”.  

El Señor Jesús visitó la casa de Leví (versículo 15). Éste lo invitó a comer en su residencia, pero Leví además invitó a muchos otros “publicano y pecadores” como él, entonces la casa se convirtió en un centro de bendición, y ésta casa experimentó un gran cambió, porque cuando el Señor Jesús llega todo es transformado por Su presencia y poder.         

Recuerda que ante la oposición el Señor te dará la victoria, Marcos 2:16. Los escribas y fariseos que estaban allí, llevados por su religión, orgullo, y envidia, criticaban lo que el Señor Jesús estaba haciendo, oponiéndose a su ministerio. Estaban allí además publicanos y pecadores, los publicanos son  recaudadores al servicio de Roma, que cobraban los impuestos y los derechos de paso de las mercancías (de allí mismo obtenían su salario); y los pecadores eran aquellos que no practicaban la ley de Moisés. En medio de todo esto Cristo resplandeció, y esto es lo más importante.  

Notamos que los escribas y fariseos trataron no sólo de desanimar a Leví, sino que quisieron indisponer a los discípulos contra Jesús… ésta actitud es malvada y demoniaca, porque únicamente el diablo es quien promueve la murmuración y rencilla en medio del pueblo de Dios.

Esfuérzate porque el Señor Jesús te dará la victoria. Mateo se convirtió en un poderoso hombre de Dios, a pesar de las pruebas y dificultades que tuvo que enfrentar, él se convirtió en apóstol del Señor, es el autor del primer evangelio y la tradición afirma que al principio del ministerio fue un predicador entre los judíos y luego salió a la obra misionera en otras naciones. Dios tiene grandes planes para ti, persevera, Dios está contigo.      

Reflexión final: Eres un instrumento de Dios, y él te va a ayudar a superar los obstáculos que hay delante, porque muchos pecadores y enfermos, te esperan, necesitan el mensaje que tienes, bendice a otros con lo que Dios ha hecho en ti. El propósito de Dios se cumplirá en ti.  

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer:



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada