Ads 468x60px

EL MENSAJE A PÉRGAMO Y EL TRONO DE SATANÁS

EL MENSAJE A PÉRGAMO Y EL TRONO DE SATANÁS

Cuando leemos las Escrituras y vemos las obras de aquellos héroes de la fe, nuestro corazón se siente inspirado y fortalecido en la esperanza. Aunque creemos que Dios es el mismo, y que él no cambia, nos preguntamos a veces ¿aquellas obras prodigiosas, maravillosas y sobrenaturales, dónde están? Creo que la respuesta más bien es otra pregunta ¿Dónde están esos Elías, Elíseos, o Josués dispuestos a darlo todo por Dios? Dios es tan grande entre nosotros, como pequeños seamos ante él. Dios está buscando corazones dispuestos a darlo todo por él… 


EL MENSAJE A PÉRGAMO Y EL TRONO DE SATANÁS

Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto: Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás” Apocalipsis 2:12-13. 

En primer lugar debemos tener en cuenta la ciudad donde estaba ubicada la iglesia, pues esto nos ayuda muchísimo para interpretar correctamente el texto bíblico de hoy. Pérgamo: destacada por su industria, monumentos religiosos, su biblioteca y escuelas de medicina. Capital política de Asia, asentada sobre una colina de 350 mts de altitud. El palacio, los templos, teatros, gimnasios y otros edificios públicos de la antigua Pérgamo estaban construidos en la cima y en las faldas de una elevada colina. Se destacaba por su industria textil, sus vinos, sus cerámicas y perfumería.

Famosa también por su biblioteca que contenía 200.000 ejemplares, que despertó la envidia de Egipto, fabricante exclusivo de los rollos de papiro, por lo que prohibió él envió de papiro a pérgamo, y es entonces cuando nace el pergamino, en cuero de animales tiernos, mejor material que el papiro egipcio; sus escuelas de medicina eran famosas en el mundo conocido. Te invito a leer también: “El Apóstol Juan En La Isla De Patmos”. 

Pérgamo acuñaba sus propias monedas, y la riqueza de sus reyes se hizo proverbial. La riqueza de sus tributos eran usados para embellecer la ciudad y llegó a ser aclamada como la ciudad más rica del mundo. Su acueducto fue una obra técnica de ingeniería maravillosa para su época, no construido antes ni en varios siglos después.

Cristo se revela a ésta iglesia cómo “el que tiene la espada aguda de dos filos”. Ésta expresión ya indica confrontación. Ésta espada (desde el griego nos indica un arma ancha y alargada) es aguda, denota: afilada, veloz; dice también: “de dos filos”, significa que es penetrante; es decir su iglesia va a ser confrontada. La Biblia nos enseña: “de su boca sale una espada” Ap. 1:16; “la espada del Espíritu es la palabra de Dios” Ef. 6:17; “la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos, y penetra hasta partir el alma y el espíritu” Heb. 4:12; la espada es Su poderosa palabra, y viene a hablarle a la iglesia de pérgamo.

Consideremos ahora las circunstancias de la iglesia de pérgamo, Apoc. 2:13. El Señor Jesús resalta tres cosas en la Iglesia:

1. “Sé dónde moras, donde está el trono de Satanás”. Aquí debemos considerar que en Pérgamo habían varios templos a dioses griegos, la ciudad estaba en un lugar alto, estaba el templo del Zeus soter: Júpiter salvador; estaba el templo al dios de la medicina: Asclepio: el Asclepión.

En la Antigua Grecia, un Asclepeion era un «templo curativo», consagrado al dios Asclepio. Hacia el 300 a. C., el culto de Asclepio (uno de los cuatro principales dioses de Pérgamo) llegó a ser cada vez más popular. Los peregrinos acudían en gran número a los asclepeia para ser curados. Dormían toda la noche y contaban sus sueños a un sacerdote al día siguiente. Éste prescribía una cura, a menudo una visita a los baños o a un gimnasio. 

Puesto que las serpientes estaban consagradas a Asclepio, fueron usadas a menudo en los rituales de curación. Las serpientes no venenosas eran dejadas reptar en el suelo de los dormitorios donde los enfermos y heridos dormían. Algunas estatuas estaban cubiertas de cabellos de mujer y trozos de ropas babilonias. Según las inscripciones, los mismos sacrificios eran ofrecidos en otros templos.


Una serpiente viva era adorada en ésta ciudad, y por la medicina había también mucha superstición curandera… era quizá la ciudad más idolatra de Asia. He aquí una imagen de Asclepio (siempre acompañado de la serpiente), también es el símbolo de la medicina (y es el actual logo de la Organización Mundial de la Salud OMS). 

2. “Retienes mi nombre” (Aunque venían miles a invocar a otros dioses, ellos seguían invocando el nombre del Señor, esto es fidelidad).

3. “No has negado mi fe” (Ni en medio de la persecución, ni por la oposición física y espiritual, ni en los peores días, cuando Antipas, fue martirizado, él muere quemado en el año 92, lo más seguro, es que era el pastor de la iglesia), y a pesar de todo esto la iglesia de Pérgamo no negó su fe en Jesucristo.

Reflexión final: Aún en medio de tanta idolatría, a pesar de toda la oposición espiritual y aún de la persecución, la iglesia de Pérgamo se mantuvo fiel a Señor. A pesar de todas las dificultades Dios nos da su fuerza para perseverar. Gracias Dios porque tú permaneces fiel, danos también tu fuerza para permanecer fieles a ti.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).

Te invitamos a leer:


3 comentarios:

  1. Estos mensajes me han ayudado a en mi ministerio pastorar, Gracias por esos mensajes tan bien preparados. Dios lo bendiga por compartirlos con nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te guarde Raul. Muchas gracias por hacernos saber tu experiencia. Dios te bendiga en todo.

      Eliminar
  2. yo entiendo que la teologia confunde poque es humana no divina... el trono del que se habla es el poder (tener conocimiento del poder en todo el mundo)

    ResponderEliminar