Ads 468x60px

LA MENTIRA DE BALAAM Y DE LOS NICOLAÍTAS

LA MENTIRA DE BALAAM Y DE LOS NICOLAÍTAS

Hoy día vemos muchos engaños y mentiras, aún en medio de la iglesia del Señor. Se hace fundamental desarrollar y ejercer el discernimiento espiritual, para desechar lo malo y permanecer en lo que a Dios le agrada. El diablo no entra a dañar sin una autorización previa ¿Qué es lo que le permite su acción destructora? Nuestras malas decisiones. Cuando en vez de ejercer discernimiento nos dejamos llevar por nuestras pasiones o emociones. Pero, gloria sea a Dios, quien tiene el poder de restaurar y transformar todas las cosas…    

LA MENTIRA DE BALAAM Y DE LOS NICOLAÍTAS

“Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco” Apoc. 2:14-15.  

En Su gran amor y bondad el mismo Señor Jesucristo también le dice a su iglesia que debe corregir. Vemos que en medio de la iglesia de Pérgamo, había quienes retenían éstas doctrinas: la doctrina de Balaam y la doctrina de los Nicolaítas. Por eso Cristo se ha presentado a la iglesia de Pergámo como “el que tiene la espada de doble filo” porque viene con su palabra a corregir a su iglesia, y a desbaratar la doctrina falsa y pecaminosa de Balaam y Nicolás.

Veamos un poco más acerca de estas “doctrinas” pues aún hoy día podemos ver esto en medio de la iglesia del Señor, y es precisamente por esto que es tan necesario:

1. Doctrina de Balaam: Balaam fue un falso profeta del A.T. que intento maldecir a Israel por dinero, pero Dios no se lo permitió. Ante esto, aconsejó que trajeran mujeres de Moab, y los hijos de Israel cometieron fornicación. El término doctrina significa enseñanza, instrucción,  es decir ellos seguían las instrucciones de Balaam, es decir: inmoralidad sexual y codicia. Concluimos entonces que la iglesia estaba tolerando la inmoralidad sexual, la ganancia deshonesta, quizá “vendiendo bendiciones”, participando de la mundanalidad en los festivales paganos y desordenes de Pérgamo.

La iglesia de hoy debe cuidarse de éstas cosas, pues no somos del mundo. Más bien somos la luz del mundo, en la medida en que Cristo en nosotros resplandece, y por un estilo de vida diferente que se ve en el seguidor de Cristo. Te invito a leer: “El Maná Pan Del Cielo”.    
  
2. Doctrina de los Nicolaítas: Nicolaítas: del griego “nikolaítes”, "seguidores de Nicolás". Secta herética en la iglesia apostólica. Cristo alabó a la iglesia de Efeso por aborrecer “las obras de los Nicolaítas” (Ap. 2:6), y censuró a la iglesia de Pérgamo por aceptar sus enseñanzas (v. 15). Se le identifica como una secta gnóstica (dentro de sus enseñanzas estaba el aferrarse a la libertad de la carne, ya que las obras de ella no tienen efecto sobre la salud del alma y, en consecuencia, ninguna relación o afectación con la salvación). Secta que unía el gnosticismo y paganismo, con el cristianismo y daba libertad para la inmoralidad sexual, social, religiosa, etc.  

Es decir, la iglesia de Pérgamo aceptaba, abrazaba y estimaba lo que Dios aborrecía. Es muy importante aquí destacar que Pérgamo significa: “matrimonio mixto”, “la que se casa con el mundo”, es una iglesia que profesa a Cristo, pero le es infiel porque está unida a otro (al mundo y sus deseos).

La iglesia es llamada al arrepentimiento: Apoc. 2:16. “pues si no, vendré a ti pronto”, frase que nos habla de una visitación, pero para traer juicio y disciplina, autoridad que por amor corrige. Debemos destacar que Dios primero habla y nos dice que hacer, como el buen padre que primero aconseja, y ante la dureza de corazón de su hijo, luego toma medidas más estrictas. Todo esto desarrollado por Su gran amor, pues al final nos forma para ser más a Su imagen y semejanza, a la postre nos hará bien.  

Reflexión final: Dios es bueno y en esencia él es amor. Procura el bienestar de Su iglesia, pureza y fidelidad de la novia hacía su único y exclusivo Señor. Con la ayuda y discernimiento del Espíritu Santo desechemos las obras de las tinieblas y procuremos hacer Su voluntad. “Buscad primero el reino de Dios y su justicia y lo demás vendrá por añadidura”.  

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada