Ads 468x60px

LA RENOVACIÓN DE LA MENTE

LA RENOVACIÓN DE LA MENTE
La Escritura nos enseña que estamos en los postreros tiempos, y no podemos “ignorar las maquinaciones del enemigo”, es decir no podemos desconocer sus planes y estrategias. Estamos en tiempos que apuntan a la venida del Señor. La iglesia de Cristo debe fortalecer su discernimiento espiritual. Somos conscientes que somos un plan del cielo, un propósito de Dios y por eso debemos caminar con Dios y con el debido discernimiento…

LA RENOVACIÓN DE LA MENTE

y renovaos en el espíritu de vuestra mente Efesios 4:23

La mente es un potencial estratégico, y el diablo también lo sabe. Por eso la Biblia nos dice que la mente debe ser renovada. La palabra renovar, significa: “hacer nuevo”, “reformar”. En este propósito Dios nos ha dado las herramientas para lograrlo: la Palabra de Dios, la sangre de Jesús y la obra del Espíritu Santo, regulando y aconsejando en el proceso del pensamiento. La misma naturaleza de Cristo en nosotros, un corazón rendido a él, el poder de su palabra y la obra de su Espíritu terminarán perfeccionando esa renovación.
   
Es interesante que la misma carta (Efesios) en el capítulo seis, en el contexto de “La Batalla Espiritual nos dice: “y tomad el yelmo de la salvación”, yelmo del gr. significa: casco, protección para la cabeza, para la mente. La misma Escritura nos dice: “porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él”, Prov. 23:7. Vemos entonces la fuerza de un pensamiento, al grado de que la persona termina siendo lo que piensa. Por eso, decide perseverar a pesar de cuan difíciles sean los tiempos, esto te ayudará cuando el entorno sea complicado (te invito a leer: “Prosigo a la Meta”).
   
“Transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento”, Romanos 12:2, es muy importante ver aquí que la transformación del cristiano es directamente proporcional a la renovación de nuestro entendimiento. Ésa mente renovada tiene la capacidad de comprobar, discernir, identificar lo que es agradable y perfecto a los ojos de Dios. El enemigo de nuestras almas va a procurar estorbar esa renovación, pues de ésta manera evitará la transformación o crecimiento del creyente; su estrategia es llenar la mente del cristiano con cosas que no edifican o lo apartan de Dios.

La mente es un espacio fundamental en la batalla espiritual, “Las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” 2 Cor. 10:4-5. Esta batalla es a nivel de la mente, habla de pensamientos soberbios que se sublevan o se oponen al conocimiento de Dios que ya tenemos.

Cristo obtuvo la victoria en la cruz para que caminemos en victoria. Nuestra mente fue dada por Dios y es una maravilla. Una de sus partes es el subconsciente: nunca descansa, tiene una memoria completa (graba todo lo que oye, ve, percibe, etc), capta mensajes que el consciente no recibe (mensajes subliminales), no rechaza la información. Recientes investigaciones comprueban la gran influencia del subconsciente en el ser humano. Por eso, es fundamental exponer nuestra mente a la Palabra de Dios, y a la obra de su Espíritu.

Reflexión final: Dios quiere la restauración completa de sus hijos. La renovación de la mente es una de las áreas fundamentales y por eso Dios procura su renovación. Recuerda en él somos más que vencedores.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer:


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada