Ads 468x60px

CUIDADO CON LOS DIBUJOS ANIMADOS: PELIGROS Y ESTRATEGIAS

La Biblia misma nos enseña que la mente del hombre es un lugar estratégico en los planes de Dios. El reino de las tinieblas también lo sabe y es por eso que procura con diferentes estrategias engañar y cautivar las mentes, aún su labor comienza desde la niñez del ser humano y algunas de las herramientas que usa son los dibujos animados, el internet, las redes sociales, t.v. entre otros. Dios nos ha equipado con su Espíritu y su Palabra, para caminar en discernimiento espiritual guiando e instruyendo a nuestros hijos, pues ellos son simiente de y para Dios…

CUIDADO CON LOS DIBUJOS ANIMADOS: PELIGROS Y ESTRATEGIAS        

“Instruye al niño en su camino,
Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”
Prov. 22:6

Consideremos en primer lugar las características propias del aprendizaje en el niño:
1. Su curiosidad (todo es nuevo, interesante y atractivo, su cerebro cual esponja absorbe todo). 
2. La imitación (es la base de su aprendizaje; el niño ve y luego hace).
3. Incapacidad para diferenciar la fantasía de la realidad (ven a un ser animado recibir multitud de golpes y levantarse sin un rasguño; otro se lanza de un edificio y vuela, o se cae y luego se levanta del suelo).
4. Capacidad de atención (presta gran atención al cambio de colores, imágenes y sonido, de allí el gran poder de la T.V. o del P.C. para enseñar).
5. Vulnerabilidad (el niño recibe toda la información, pues su mente está abierta para aprender, y no tiene, o es muy poca su conciencia reflexiva).

Reflexionemos ahora en la relación del niño y la televisión (o el computador). Debemos considerar aquí varias cosas importantes: El equilibrio (no es la “caja del diablo”, esto depende de su uso). Debemos mantener presente que nuestros hijos son de Dios (Te invito a leer: "El Plan De Dios Prevalecerá"). 

Según estadísticas, en promedio un niño ve 3.5 horas diarias de T.V. para un total de 1.300 horas en el año, mientras que estudia 1.000 en el mismo año, es decir aprende más por la T.V. o por el P.C. que en la escuela.

Según el Instituto de Estudios de los Medios de Comunicación y la Familia de los EEUU, para cuando un niño llegue a los 18 años, habrá visto en promedio 100.000 actos de violencia por T.V. (que incluyen 8.000 asesinatos).

Veamos ahora las consecuencias de ésta influencia (Según grupos médicos: pediatras, sicólogos, médicos de familia, etc): aumentan su conducta agresiva, antisocial y depresiva. Se crea insensibilidad ante la violencia y quienes la sufren. Ven un mundo violento y negativo, donde hay que ser crueles para no ser víctimas. Deseo de ver más violencia en la T.V. y el P.C, en los juegos y en la vida real. Verán la violencia como una manera aceptable de resolver los conflictos. Como buen número de sus superhéroes, manifiestan rebeldía y un vocabulario soez. Empieza a generarse en ellos resistencia al evangelio de Jesucristo.


Algunos programas o series en sus contenidos presentan un alto contenido de espiritismo, mitología, brujería, panteísmo, budismo, adivinación, promueven la nueva era, enseñan que una persona puede llegar a ser “dios” mediante un fuerte entrenamiento físico y mental.

Algunas imágenes de dibujos animados: la primera nos muestra el nombre satan y el #666, la 2ª " A New Evil" que traduce: un nuevo mal, y la que encabeza éste artículo nos habla de las batallas de estos dibujos animados...

Otros promueven el dragón como deidad y quien concede las peticiones; su contenido de violencia es muy alto. Se destacan entre los personajes y series nombres como: Posesión Maligna, Rey Maligno de otro mundo, Infierno Eterno, Mr. Satán, Demonio de la estaca, y otros. Historias que se desarrollan por ejemplo en la “leyenda de las esferas del dragón”, quien junta las 7 esferas verá al dios dragón quien concederá un deseo.

Otros dibujos animados mediante juegos incitan e inducen al ocultismo, por ejemplo: campeonato de cartas, mediante las cuales se invocan monstruos, espíritus y poderes, tienen un alto contenido de figuras serpentescas, monstruos, monjes, dragones y demonios.

Consideremos ahora las estrategias frente al TV, al PC, y otros: 
    
Instrucción, Prov. 22:6.  La palabra “instruir” aquí viene del hebreo kjanak, que traduce también: adiestrar, entrenar, iniciar, estrechar. Es una función activa y participativa, donde los padres enseñan acerca de la vida a la luz de las escrituras: Deut. 6:6-9, con el amor de Dios y el poder del Espíritu Santo.

Control de tiempo y contenidos. Los niños necesitan orden, límites y somos responsables de lo que nuestros niños ven. No debemos tener una conducta religiosa, sino espiritual, debemos instruirlos para que hagan diferencia entre lo bueno y lo malo.

Motivación a otras actividades. Como deportes, sus tareas, repasos, juegos, investigar proporcional a su edad, etc. Éste equilibrio redundará en beneficio para todos en casa. Dios le habló a Zacarías y a Elisabet, acerca de su hijo y les dijo: “tu oración ha sido oída (intercesión)… tendrán un hijo, lo llamarás Juan (dirección)… no beberá vino ni sidra (consagración)… el hará que muchos se conviertan a Dios y preparará al Señor un pueblo (propósito)”.

Nuestros hijos son de Dios y los planes del Señor con ellos son grandes, hagamos nuestra parte para que Dios sea glorificado y todos seamos bendecidos.

Conclusión: Somos un plan de Dios, contamos con su respaldo y guianza. Con amor, intercesión, ejemplo y sabiduría conduciremos a nuestros hijos al destino preparado por Dios para ellos.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer:







0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada