Ads 468x60px

VICTORIA SOBRE JEZABEL Y EL CULTO A BAAL

VICTORIA SOBRE JEZABEL Y EL CULTO A BAAL
(Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)

En el mensaje de Jesús a las siete iglesias de Asia, el Señor le dice a la iglesia de Éfeso: “Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete”. Aunque la iglesia tenía muchos méritos, y el Señor los reconoce y valora, éste es un llamado de Dios a la iglesia para evaluar sus caminos y su genuina comunión con él, pues los ritos y la rutina religiosa fácilmente toman un lugar de privilegio en el seno de la iglesia del Señor. Podemos hacer muchas cosas para Dios, y olvidarnos del gran mandamiento: amarlo con todo nuestro corazón, con toda nuestra mente, alma y fuerzas…      

VICTORIA SOBRE JEZABEL Y EL CULTO A BAAL

“Y Acab hijo de Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que reinaron antes de él. Porque le fue ligera cosa andar en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, y tomó por mujer a Jezabel, hija de Et-baal rey de los sidonios, y fue y sirvió a Baal, y lo adoró” 1 Reyes 16:30-31       
Aquí vemos un matrimonio, pero era un matrimonio sin temor de Dios, Acab rey de Israel se une a Jezabel (sidonita, cananea), fue una unión equivocada, ella fue el primer ídolo de Acab, pues él sabía que Dios no aprobaba esa unión, la Ley de Moisés así lo enseñaba.  Sin embargo Acab se casa con ella y entonces se genera el culto a Baal, a Asera y a todos los dioses de su esposa Jezabel (Acerca de la conducta de Jezabel te invito a leer: “Actitudes Jezabélicas en el Hogar).
   
Su nombre Jezabel, significa: sin cohabitación, no vive junto con alguien. Esto resalta sus características de sumo egoísmo e independencia a toda costa. Era una persona que sólo pensaba en sí misma, no le gustaba estar bajo autoridad, no le gustaba rendir cuentas, quería hacer sus cosas sin tener que informar, quería simplemente hacer su voluntad sin ningún orden, sólo el suyo, siempre procura imponer su voluntad. Al promover el culto a Baal y a Asera, promovía también la inmoralidad sexual.       

Es muy importante considerar aquí la dinámica del culto a Baal. Éste culto procedía de Babilonia. Baal era el dios supremo cananeo de la naturaleza y la fertilidad, creían que él enviaba la lluvia sobre sus cosechas, éste culto suscitaba la inmoralidad sexual. A Baal se le ofrecían sacrificios humanos, sus adoradores ofrecían su sangre mediante heridas en su piel (1 Reyes 18:26-29).

Consideremos ahora a Asera: diosa cananea de la fertilidad, su culto incluía prostitución ritual. Representada en objetos de madera o árboles consagrados en lugares de culto idolátrico. Llamada también Astoret (en plural, Astarot) era una diosa de la fertilidad y del amor. Fue deidad principal de los cananeos. Ante ésta idolatría Dios llama y promueve la formación de los profetas (Acerca de esto escribí el artículo: “Eliseo y la Escuela de Profetas”). 

Cuando el profeta Elías confronta al rey Acab le dice: “Cuando Acab vio a Elías, le dijo: ¿Eres tú el que turbas a Israel? Y él (Elías) respondió: Yo no he turbado a Israel, sino tú y la casa de tu padre, dejando los mandamientos de Jehová, y siguiendo a los baales” (1 Rey. 18:17-18). Éste pasaje nos enseña que puede haber ídolos en medio del pueblo de Dios. ¿Qué es un ídolo? Figura, imagen, o representación que es objeto de adoración. Es todo aquello que se levanta en el corazón y ocupa o comparte el lugar de Dios, por eso Dios le dijo a Israel: “No tendrás dioses ajenos delante de mí” (Éx. 20:3).

Los ídolos pueden ser: personas (“santos”) u objetos significativos del pasado (la serpiente de bronce para Israel); el amor al dinero (Mamón), la inmoralidad sexual (Asera, Afrodita o Venus), el ego (placer propio, poder, soberbia), y toda persona u objeto que desplace a Dios del primer lugar.

Es necesario reflexionar en las consecuencias de la idolatría. Desplazar a Dios, es desplazar la vida. Israel experimenta un tiempo en el que la presencia de Dios se aparta; los cielos se cierran (3.5 años de sequía); experimentan la vergüenza (pues su dios Baal no les contesta); las tinieblas oscurecen su visión y discernimiento (esto se nota al ver la clase de culto en el que participaban), y la ruina era grande: “Y el hambre era grave en Samaria” (1 Rey. 18:2).

Pero Dios usa a Elías para una gran victoria en el monte Carmelo, y los israelitas al ver el poder de Dios se postraron y dijeron: ¡Jehová es Dios, Jehová es Dios! 

Reflexión final: “Mantengamos firme, sin fluctuar, la confesión de nuestra esperanza,  porque fiel es el que prometió”. Dios es fiel, y en él debemos permanecer firmes, aún ante la adversidad, porque al final él mostrará su gloria.

Te invitamos a leer los siguientes artículos:


 Síguenos en redes sociales:
    FACEBOOK
    TWITTER
    GOOGLE+     
 


3 comentarios:

  1. No importa cuán grande sea el problema, Dios es más grande. http://mensajesysermonesparapredicar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Dios los siga usando mis amados en las enseñanzas. Besos

    ResponderEliminar