Ads 468x60px

LAS BODAS DEL CORDERO

LAS BODAS DEL CORDERO
Dios le habla a su pueblo de diversas formas y con muchos ejemplos, desde el Antiguo Testamento vemos el uso de la figura esposo-esposa, (matrimonio) a través de la cual Dios expresa la unión con su pueblo, por ejemplo en Isaías 54:4-5, “No temas, pues no serás confundida; y no te avergüences, porque no serás afrentada, porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre”, y nuevamente Dios en el N.T. nos revela que Jesucristo es el esposo y la iglesia su escogida, por ejemplo: “Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo”, 2 Cor. 11:2…

LAS BODAS DEL CORDERO

Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos” Apoc. 19:7-8.

Consideremos en primer lugar la definición: Bodas, del griego Gámos: casamiento, matrimonio, fiesta.. Es la unión de Cristo con su Iglesia. El versículo 6 está conectado con el 7, indicando que ambos forman parte de un mismo acontecimiento. Las bodas del Cordero llegan cuando “el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina” (refiriéndose al establecimiento del reino del Señor, antecedido esto de la victoria sobre la gran ramera, Apoc. 19:1-2. Está fiesta se llevará a cabo en el lugar celestial a donde ha sido llevada la Iglesia después del arrebatamiento, en un ambiente de gozo y alabanza (“Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria…”).

La realidad del evento a la luz de la escritura esta señalado en pasajes como: Mt. 22:2; Gen. 2:21-24; Ef. 5:25, 31-32; 2 Cor. 11:2-3; Apoc. 19:7-8. La boda se da después de la caída de la gran ramera. La última cita nos revela varias cosas muy importantes: El testimonio de que su esposa se ha preparado (“…y su esposa se ha preparado”), provino de la gran multitud celestial, garantizando el éxito de esta unión eterna entre la iglesia y su Salvador, es decir ha llegado el tiempo y ella está lista. “Preparado” del griego jetoimázo: dispuesta, estar lista. Dios todo lo tiene preparado, respecto a los tiempos de Dios te invito a leer: “Los Tiempos De Dios”. 

Es interesante al considerar el Libro de Ester que ella antes de presentarse ante el rey, se preparó (La reina Vasti, por no ir cuando el rey la llamó, fue destituida, Vasti significa: la que bebe (de hecho “hizo un banquete para las mujeres, y no respondió al llamado del rey”), es figura de la gran ramera, Ap. 17 y 18, quien “…Tenía en la mano una copa de oro llena de abominaciones… y todas las naciones han bebido del vino de su fornicación”.

Luego el rey escogió a Ester como esposa, Ester significa: secreto, oculto, escondido (recordándonos la importancia del secreto o intimidad con el Rey). Ella estuvo en el palacio antes de presentarse ante el rey, al cuidado de Hegai, nombre que significa: meditación, palabra, que gime, separación (es figura de la obra del Espíritu Santo en la iglesia, es el que alista a la novia para el Señor).

Ester antes de ir ante el rey, durante doce meses se preparó: seis meses con oleo de mirra y seis meses con perfumes aromáticos (que nos recuerdan la vida de negación y obediencia), y halló el favor del rey siendo coronada como reina. Así la Iglesia debe prepararse en el secreto, en la palabra, en la intimidad con su Dios, en obediencia a su Señor, Dios Padre percibirá el grato perfume y dirá: “está preparada para mi Hijo”.

El lino fino, limpio y resplandeciente, nos recuerda los vestidos sacerdotales del A.T. símbolo de santidad y pureza del sacerdote. La iglesia ha sido redimida y lavada por la sangre del Cordero de Dios. El lino fino son las acciones justas de los santos. El resultado de la justificación en Cristo por su gracia, debe llevar al creyente a vivir una vida transformada que muestra precisamente, la obra de Cristo en él.

La boda judía y su relación con las bodas del cordero: La boda judía estaba compuesta por tres etapas:

a) La etapa del desposorio: Ej. Mt. 1:18. Donde ambos se comprometían para casarse en un año. Éste compromiso era tan serio que para romperse era el proceso equivalente al divorcio.

b) La etapa de la presentación: el Padre mandaba a sus siervos a traer a la novia, algunas veces el novio iba con ellos, y era traída al hogar del padre del esposo. Ef. 5:25,27; Jud. 24; Ap. 19:7-8 (Esto nos habla de arrebatamiento). Los novios se preparaban como si fueran reyes.  

c) La etapa de la celebración: el novio introducía en su propia casa a la novia y se celebraba el banquete o la cena de las bodas, ej. Jn. 2:1-11. Esta celebración duraba una o dos semanas, según la capacidad del novio (Es un tiempo de gozo, alegría, alabanza, fiesta, donde los esposos, invitados y testigos, dan la gloria a Dios por el cumplimiento de sus planes).

Conclusión: Cristo vuelve por su Iglesia, debemos prepararnos, por su gracia somos la novia que se unirá al Señor y estaremos para siempre con el Amado, Jesucristo nuestro Señor.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer:
2.   EL REY UZÍAS




1 comentarios:

  1. SEÑOR JESÚS QUEREMOS ESTAR EN LA BODA DEL CORDERO, ADORÁNDOTE Y EXALTANDOTE EN TODO TIEMPO, AMEN

    ResponderEliminar