Ads 468x60px

LOS DOCE ESPÍAS DE ISRAEL

LOS DOCE ESPÍAS DE ISRAEL
(Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)

Dios ya había decretado la entrega de la tierra prometida a Israel, y ellos vinieron a Moisés para enviar espías a Canaán, pero su propósito no fue una estrategia para la guerra, sino para ver sí era posible la conquista. Ellos querían medir las posibilidades, lo vemos porque al final se lamentan por la grandeza de los gigantes y la altura de las murallas de las ciudades cananeas. Esto nos recuerda que la fe obedece a Dios, aunque el camino tenga gigantes y los muros a derribar sean fuertes, pues no se trata de nuestra fuerza sino del poder de Dios operando en sus hijos...

LOS DOCE ESPÍAS DE ISRAEL

“Y vinisteis a mí todos vosotros, y dijisteis: Enviemos varones delante de nosotros que nos reconozcan la tierra… Y el dicho me pareció bien; y tomé doce varones de entre vosotros, un varón por cada tribu. Y se encaminaron… y reconocieron la tierra. Y tomaron en sus manos del fruto del país, y nos lo trajeron… y dijeron: Es buena la tierra que Jehová nuestro Dios nos da” Deut. 1:22-25.

La fe camina por encima de los sentidos naturales, la fe nos lleva a caminar aunque el camino sea difícil. Los espías hebreos reconocen la buena tierra, pero no creen que la puedan conquistar. Ellos fueron a ver la tierra, porque: “le pareció bien a Moisés” y a ellos (vrs 23), pero lo que hicieron fue desanimarse y desanimar al resto del pueblo. Lo que ellos estaban haciendo no le pareció bien a Dios, pues esto era incredulidad y desconfianza. Los espías no creyeron que Dios les daría la victoria sobre el enemigo, ellos no avanzaron en la perfecta voluntad de Dios.

Ellos pensaron más en los obstáculos que en el poder de Dios. El razonamiento humano produce duda, murmuración y rebelión, Deut. 1:26-27 “…no quisisteis subir, fuisteis rebeldes al mandato de Jehová; y murmurasteis en vuestras tiendas, diciendo: Jehová nos aborrece...”. Esta porción nos hace reflexionar en varias cosas: Vieron a los gigantes, pero no veían la grandeza de Dios. Consideraron las grandes murallas, pero no el poder de Dios. La muralla más grande no era la de Jericó, sino la de su incredulidad. Dieron más lugar a la duda, que a la fe en las promesas de Dios. La fe en Dios derriba gigantes y las más grandes murallas, Deut. 1:28-29 (Las estrategias para derribar gigantes puedes leerlas en: “Victoria sobre los Gigantes”). 

No escuches las voces incrédulas y temerosas, escucha a Dios y esfuérzate haciendo su voluntad. Los gigantes amenazan con su voz, con su tamaño y menosprecian las palabras de Dios, pero nuestra fe perseverante los verá al final caer, como cayó Goliat ante la fe y valor de David. La fe nos hace testigos y protagonistas de los milagros de Dios.  

Moisés declara: “Jehová vuestro Dios, el cual va delante de vosotros, él peleará por vosotros, conforme a todas las cosas que hizo por vosotros en EgiptoDeut. 1:30. Es como si Moisés dijera: “No miren el tamaño de los gigantes, miren la grandeza de Dios. Recuerden todo lo que él ha hecho, derrotó a faraón y su imperio, abrió el mar rojo y murieron miles de soldados egipcios, Amalec y sus miles fueron derrotados (Puedes leer la derrota de Amalec en: “La Guerra Contra Amalec ). Dios hizo milagros sorprendentes en medio del desierto y ante sus enemigos, y todo esto lo ha hecho no para volver atrás, sino para conquistar ahora lo que Dios ha planeado.

Reflexión final: Dios conduce a su pueblo, y lo lleva su destino. Quizá el camino tenga algunos obstáculos a superar, pero Dios ha prometido a su pueblo la victoria, él es fiel y no fallará, avanza, no dejes de caminar, él Señor va contigo.

Te invitamos a leer:
1.     EL LIBRO DE LA VIDA 


Síguenos en redes sociales:



6 comentarios:

  1. Dios les continue bendiciendo con tan hermosos sermones biblicos. Para mí han sido de bendición para mi vida espiritual. Sigan adelante siempre en el Señor Jesús. Muchas gracias y felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias damos a Dios por lo que hace. Muchas gracias por seguir nuestras publicaciones. Bendiciones Jollie.

      Eliminar
  2. Preciosas palabras que ayudan, alientan, y confirman la grandeza de Dios. Sea su Ministerio bendecido cada segundo de sus vidas. Gracias por llevar siempre la palabra de Dios más allá de lo que podemos entender. Dios los bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sandra por tus palabras que nos animan. Dios bendiga tu vida y familia. Salmo 19:7-10 "La ley del SEÑOR es perfecta, que restaura el alma; el testimonio del SEÑOR es seguro, que hace sabio al sencillo. Los preceptos del SEÑOR son rectos, que alegran el corazón; el mandamiento del SEÑOR es puro, que alumbra los ojos. El temor del SEÑOR es limpio, que permanece para siempre; los juicios del SEÑOR son verdaderos, todos ellos justos; deseables más que el oro; sí, más que mucho oro fino, más dulces que la miel y que el destilar del panal".

      Eliminar
  3. Preciosas palabras que ayudan, alientan, y confirman la grandeza de Dios. Sea su Ministerio bendecido cada segundo de sus vidas. Gracias por llevar siempre la palabra de Dios más allá de lo que podemos entender. Dios los bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Sandra, es valioso para nosotros. Salomo 20:1-3 "Que el SEÑOR te responda en el día de la angustia. Que el nombre del Dios de Jacob te ponga en alto. Que desde el santuario te envíe ayuda, y desde Sion te sostenga. Que se acuerde de todas tus ofrendas, y halle aceptable tu holocausto".

      Eliminar