Ads 468x60px

EVA Y LA SERPIENTE.

EVA Y LA SERPIENTE
(Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)
Con frecuencia nuestras oraciones están llenas de peticiones de acuerdo a nuestras necesidades y anhelos, queremos que Dios nos conceda muchas cosas surgidas de nuestro ego. No es muy frecuente que le preguntemos a Dios, ¿Qué quieres? ¿Cuál es tu voluntad? Por eso, con facilidad permitimos al enemigo engañar nuestro corazón y tomamos muchas decisiones equivocadas. La Biblia nos enseña que la serpiente antigua, el diablo, usa con astucia sus mentiras, y Dios nos advierte “no podemos ignorar sus maquinaciones”…

EVA Y LA SERPIENTE

“Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí. ” Gén. 3:13.

La mujer es engañada por la astuta serpiente en el huerto del Edén. El arma más poderosa y antigua del diablo es el engaño. La Biblia nos enseña que utilizando las palabras y la mentira, el diablo logró engañar a los ángeles que cayeron con él, logró engañar a la mujer en el Edén, ha sido espíritu de mentira y error en medio de Israel.

Hoy día procura engañar a la Iglesia del Cordero, y en el futuro dice la Biblia (en Apoc. 12): “el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero”, su arma preferida y más poderosa ha sido, es y será el engaño y la mentira (consideremos que precisamente la serpiente tiene su veneno en la boca).

La Escritura nos enseña que lo mismo ocurre hoy entre la serpiente y la Iglesia: 2 Cor. 11:2-3. Pablo expresa un temor, y es que como la serpiente engañó a Eva, así la iglesia pueda ser engañada por el diablo. Por eso es fundamental que como hijos de Dios, desarrollemos el discernimiento para hacer diferencia entre lo bueno y lo malo. Pues, Eva estaba en un estado de inocencia en el huerto del Edén, pero la inocencia nos es suficiente se requiere discernimiento para no ser engañados por el enemigo. Para conocer más sus estrategias te invitamos a leer: “El Falso Profeta”. 

Dios nos ha equipado con su Palabra y su Santo Espíritu, el cual nos guía a toda verdad. Finalmente nuestro Dios castiga a la serpiente, ésta es maldecida, Gén. 3:14 “Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida”.

La serpiente pierde privilegios (por eso se concluye que andaba erguida), “y polvo comerás todos los días de tu vida”, es interesante que el hombre fue formado del polvo de la tierra (Gén. 2:7), así pues la serpiente se alimenta del hombre cuando éste camina de acuerdo a las pasiones terrenales, y Dios es glorificado cuando éste camina en el Espíritu. Por eso somos llamados a caminar según el Espíritu de Dios, él puso en nosotros su Espíritu, para caminar en victoria sobre la serpiente. Pero debemos ser conscientes de que seremos instrumentos de aquel a quien nos sometemos. 

Reflexión final: Nuestro Dios nos ha diseñado para caminar en victoria. Pero, no podemos ignorar las maquinaciones, planes o estrategias del diablo. Debemos depender de Dios y de su dirección, él anhela que nosotros avancemos y logremos aquello que él ha planeado para nosotros. Él quiere lo mejor para ti.

SUSCRÍBETE y recibe los devocionales en tu e-mail, sólo HAZ CLICK AQUÍ 
Te invitamos a leer:


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada