Ads 468x60px

REFORMAS DE ESDRAS Y RESTAURACIÓN DEL CULTO A DIOS

REFORMAS DE ESDRAS Y RESTAURACIÓN DEL CULTO A DIOS
(Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)

Al volver del cautiverio en Babilonia, los judíos se dan a la restauración de la ciudad de Jerusalén. Se atribuye la reconstrucción del templo a Zorobabel y a Josué, los muros a Nehemías, pero la restauración del culto y la práctica de la ley a Esdras, llamado por algunos “el segundo Moisés”. La tradición judía dice que conocía de memoria la ley de Moisés, ocupó el lugar de sumo sacerdote y tenía sobre él la autoridad religiosa y civil por orden del rey persa Artajerjes. Dios respaldo a Esdras poderosamente, pues cuando hacemos aquello para lo cual Dios nos ha llamado, siempre contaremos con su ayuda…


REFORMAS DE ESDRAS Y RESTAURACIÓN DEL CULTO A DIOS

y se juntó todo el pueblo como un solo hombre delante de la puerta de las Aguas, y dijeron a Esdras el escriba que trajese el libro de la ley de Moisés… Y trajo la ley delante de la congregación… Y leyó en el libro delante de la plaza que está delante de la puerta de las Aguas, desde el alba hasta el mediodía… y los oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la ley”, Nehemías 8:1-3.

Esdras, cuyo nombre significa “Dios es ayuda”, era un sacerdote y escriba erudito en la ley de Dios. El texto de hoy nos dice que estaban unidos en la puerta de las Aguas, para escuchar la lectura de la palabra de Dios. Después del cautiverio los muros reconstruidos tenían diez puertas, algunas de esas puertas eran: “la de las ovejas, la de los pescados, la de los caballos” y c/u con características propias, y aquí se menciona la de las Aguas, algunos dicen que estaba cerca un manantial de aguas llamado Gihón, y que por allí entraban las aguas al templo.

Es interesante que la Biblia relaciona la obra del Espíritu Santo con ríos de agua viva, Jn. 7:37, y también el poder de la Palabra de Dios con la vida que da el agua, Sal. 1. Entonces hablamos de un momento donde Dios estaba trayendo sobre su pueblo renovación y vida. Es muy importante tener en cuenta que fue a través de la lectura y estudio del libro de la ley, consideremos como lo hicieron:

1. “desde el alba hasta el mediodía”, Neh. 8:2-3 (durante 5 o 6 horas).
2. “sobre un pulpito de madera”, Vrs. 4, nos habla de valoración, prioridad.
3. “estaban atentos”, Vrs. 5, destaca la reverencia, y compromiso.
4. “se humillaron y adoraron”, Vrs. 6, y es que cuando Dios nos habla nuestro corazón se postra ante su amor y grandeza. Tengamos siempre presente la verdadera adoración

La adoración en armonía con la Palabra de Dios produce arrepentimiento, Neh. 8:7-9, y nos conduce al verdadero gozo. Literalmente dice el texto que ellos se gozaron por: el perdón de Dios, y por haber entendido las palabras de la ley. La adoración nos lleva a nuevos niveles de revelación, recordaron cosas que habían dejado de hacer, como la fiesta de los tabernáculos, y experimentaron “gran alegría” que hacía 800 años aprox. no vivían, Neh. 8:16-17.

Reflexión final: Adorar también es reconocer nuestra maldad y arrepentirnos… adorar también es reconocer que morimos de sed sin Dios, adorar es rendir nuestro corazón a la Palabra de Dios, es volverse a Dios, es reconocer su grandeza y santidad, adorar también es gozarnos porque no hay otro Dios como el nuestro.

Te invitamos a leer:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada