Ads 468x60px

LA MUJER DE LOT SE VOLVIÓ ESTATUA DE SAL (Devocional No. 067)

LA MUJER DE LOT SE VUELVE ESTATUTA DE SAL
(Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)

Sin duda, es una de las historias que llaman la atención de la Biblia: la mujer de Lot, se convierte en estatua de sal. Poco a poco, después de vivir con su tío Abraham, Lot se acercó y llegó a vivir en Sodoma, allí estableció su hogar, allí crecieron sus hijas, pero la vida de Lot era triste ante la pervertida conducta de los habitantes de Sodoma y Gomorra (incluso en el capítulo 14 de Génesis Abraham rescata a Lot). La decisión de establecerse allí en Sodoma, fue una decisión equivocada y las consecuencias fueron dolorosas. Sin embargo, Dios en su gran misericordia, envió ángeles para salvar a Lot y a su familia… 

LA MUJER DE LOT SE VOLVIÓ ESTATUA DE SAL (Devocional No. 067)

Y cuando los hubieron llevado fuera, dijeron: Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas… Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal”, Gén. 19:17, 26.

El pasado malsano debe quedar atrás, para bendición y salvación nuestra, de lo contrario los resultados nos alcanzarán. Un triste ejemplo, lo vemos en la familia de Lot, específicamente  su esposa, después de recibir las instrucciones para salir de Sodoma y Gomorra, desobedece pues no debían mirar atrás, y surge la pregunta ¿por qué lo hizo? 

La mujer de Lot seguía amando a Sodoma y Gomorra (ciudades pecadoras a los ojos de Dios), estas ciudades son símbolo de la inmoralidad, de la perversión, de una vida sin Dios.

En la Escritura se usa el término “sodomita” para referirse a la práctica homosexual, difundida ampliamente en estas ciudades, la Biblia enseña que “desde el más pequeño hasta el más grande”, es decir todos se habían alejado de Dios, por generaciones. La esposa de Lot, mira hacia atrás expresando su pesar por las ciudades y añorando lo que Dios quiere destruir, y perdió su vida. 

Mirar atrás nos estanca, mirar atrás nos produce pérdidas, mirar atrás produce dolor en la familia, mirar atrás expresa el anhelo de no abandonar el pasado que desagrada a Dios. Es fundamental avanzar sin temor y sin mirar atrás, pues al otro lado hay un milagro.  

Es fundamental para bendición y salvación de nuestra familia, desechar lo que nos afecte y haga daño a quienes amamos. La familia de Lot sufre un dolor adicional, pues ya habían perdido todo lo material en la destrucción de las ciudades, pero ahora se añade la pérdida de la esposa y madre (por una mala decisión al desobedecer lo que el ángel había dicho), y sólo queda Lot y sus dos hijas. Nosotros debemos confiar en Dios, porque hay salvación para nuestra familia.

Seguramente las costumbres aprendidas o vistas en Sodoma y Gomorra, llevan a las hijas de Lot a pecar contra Dios, engañando a su padre: Gén 19:34-36 El día siguiente, dijo la mayor a la menor: He aquí, yo dormí la noche pasada con mi padre; démosle a beber vino también esta noche, y entra y duerme con él, para que conservemos de nuestro padre descendencia… y las dos hijas de Lot concibieron de su padre (Seguramente el incesto era práctica común en Sodoma y Gomorra, y ahora nacen dos hijos: Moab y Amón, y éstos llegaron a ser pueblos que se convirtieron en espinas para el mismo pueblo de Israel). Es algo que, aunque es fuerte, no podemos evitar: nuestras decisiones marcaran nuestro destino.

Reflexión final: Dios envió a sus ángeles para librar a Lot y a su familia, porque ese es el deseo de Dios salvar las familias. Él dio las instrucciones para evitar el juicio, pero a veces nuestra obstinación produce dolorosos resultados. Pero, Dios nunca faltará con su misericordia, por eso acerquémonos confiadamente ante el trono de su gracia, para hallar oportuno socorro. Sus brazos siempre están abiertos.

Te invitamos a leer los siguientes artículos:
3.   ACTITUDES JEZABELICAS EN EL HOGAR 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada