Ads 468x60px

EL ANTICRISTO

EL ANTICRISTO
(Pastores Gonzalo y Andrea).

Introducción: El diablo es imitador de Dios, su estrategia es el engaño, procura apartar a los hombres de Dios y conducirlos a la destrucción, ya lo hizo con la tercera parte de los ángeles cuando mediante el engaño condujo la rebelión en el cielo, y siempre sus son fines malvados y destructivos. El Espíritu Santo nos revela un personaje bajo dirección satánica, quien engañará a muchos, y que en tiempos pasados ya se ha manifestado…


EL ANTICRISTO

“Me paré sobre la arena del mar y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos: en sus cuernos tenía diez diademas, y sobre sus cabezas, nombres de blasfemia”, Apoc. 13:1.

El término anticristo significa a la vez que se opone a Cristo y que usurpa su lugar, es “uno que, asumiendo el papel de Cristo, se opone a Cristo”. En las Escrituras, la idea del anticristo tiene relación tanto con una actitud (“han surgido muchos anticristos”), como con una persona (“el anticristo viene”).
El nombre Anticristo, en la teología y escatología cristianas, se refiere a una figura que cumplirá con las profecías bíblicas concernientes al antagonista de Cristo. El uso de la palabra anticristo sólo aparece en las cartas del apóstol Juan, donde por un lado hace referencia a la manifestación, prevista para el fin de los tiempos, de un adversario de Jesús y, por otro, a la anticipación de esta manifestación en la acción de apóstatas que reniegan del cristianismo. En otros pasajes de la Escritura éste personaje aparece bajo otros nombres.

A.    DESCRIPCIÓN:

1.  Sube del mar: el mar es figura de muchas naciones perturbadas.  
2.  Sus cabezas y cuernos nos hablan de la autoridad y el poder que recibe de Satanás (éstas siete cabezas son figura de la autoridad plena que tendrá sobre las naciones de la tierra).  
3.  Nombres de blasfemia sobre sus cabezas: posiblemente presentándose como dios, y ofendiendo al Dios Todopoderoso.   
4.  En el vrs. 2 vemos que mediante animales se revela su composición: leopardo (imperio griego), oso (imperio Medo-persa), león (imperio de Babilonia), y el dragón es Satanás.

“Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad”. 
5.  En el vrs 3, vemos una sanidad:

“Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia”

Esta es una imitación del poder sanador del Mesías, y por eso muchos creerán en él y en el dragón (vrs. 4), declarándolos como el máximo poder (“y adoraron al dragón y a la bestia, diciendo Quién como la bestia y quién podrá luchar contra ella”?).
                                  
Nota: Con la segunda bestia que se revela a partir de versículo 11 de éste mismo capítulo, se completa la falsa trinidad: el dragón, el anticristo y el falso profeta, tratando de imitar al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo respectivamente. Recordemos aquí que el anticristo se está presentando como el “mesías”.   

B.    SUS ACTIVIDADES: Apoc. 13:5-6.   

“También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses. Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo.”

1.  Habla blasfemias contra Dios y contra sus hijos, lo hace con  arrogancia y altanería, y les es concedido hacerlo por 42 meses.
  
2.  Los santos son los judíos que se convierten a Cristo durante la tribulación, y mueren a manos del anticristo (vrs. 7), quien tiene en ese tiempo una autoridad mundial.

“Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación.”
  
3.  Los adoradores de la bestia son aquellos inconversos que despreciaron la gracia en Jesús una y otra vez (vrs. 8).

“Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo”

4.  El pueblo de Dios es motivado a perseverar con fe en todo tiempo (vrs. 9-10).

“Si alguno tiene oído, oiga. Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad; si alguno mata a espada, a espada debe ser muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los santos”.


Te invitamos a leer los siguientes artículos:

5. “LOS DOS TESTIGOS” 

1 comentarios:

  1. Estamos en tiempos finales, el sistema esta gobernando...ya sabemos que es el enemigo atrapando la mente y los corazones, apagando la espiritualidad de todo ser, lo hermoso para los que creemos en CRISTO es que tenemos una esperanza y por eso en estos tiempos solo debemos pedir sabiduría y discernimiento de la palabra de DIOS...Dios nos ayude!!!

    ResponderEliminar