Ads 468x60px

LA PROFECÍA

         "Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación,  exhortación y consolación", 1 Cor. 14:3. 

        I.       DEFINICIÓN: 

Gr. profeteia: Proclamación de la mente y consejo de Dios.

Nota: este significado nos permite ver varias cosas muy importantes: 
1.    La profecía no es primariamente predicción. (Ej. Juan bautista, Judas y Silas, Hch. 15:32, en el N.T. es principalmente proclamación de la voluntad de Dios).  
2.    La Escritura misma es una profecía, pues fue escrita por hombres inspirados por el Espíritu Santo y en ella encontramos el consejo de Dios... “tenemos la palabra profética más segura = 2 Pedro 1:19-21.  
3.    Tanto en el A.T. como en el N.T. se nos enseña la importancia de discernir estos mensajes...                                         
                                  
II.       EL PROTOCOLO PROFÉTICO (PRINCIPIOS):     

A.    Edificar, exhortar y consolar, 1 Cor. 14:3.

1.   Edificación: indica que es un mensaje que produce crecimiento.
2. Exhortación: apremiar, impulsar para seguir un curso de conducta, Ej. Hch. 14:22.
3.    Consolación: indica alivio, aliento, consolación de manera entrañable, consuelo para el quebrantado y fatigado.  

B.     La profecía debe ser juzgada, 1 Cor. 14:29.

  Nota: en la 1 Cor. 13:9, vemos que la profecía no es completa, y según 1 Tes. 5:20-21, no se debe menospreciar, sino juzgar, esta palabra significa: discernir, examinar. En la N.V.I. dice: “no desprecien las profecías, sométanlo todo a prueba”.
  
  Nota: En la iglesia de Corinto había desorden, y por eso, se establece un orden, 1 Cor. 14:30-32,40, “decentemente”, el término indica: honestidad, con gracia, manera apropiada, noble, bien formado, honradez (en contraste con la vida de los gentiles), literalmente significa: buena figura, buena forma, buena estampa. Cuidado como te vistes, pues hablas de Dios no solo con tu boca…        

C.     La profecía viene para confirmación.   

D.  La profecía o mensaje de Dios conserva la naturaleza Divina, 1 Cor. 14:33.       

  Nota: El mensaje de Dios (profecía) contiene los elementos de la esencia de Dios mismo, como su amor, su paz, su verdad, su pureza, etc.
  Nota: La profecía no da ministerios, ni dones Espirituales (los confirma), ni hace arreglos matrimoniales, ni “revela” el No. de la lotería, ni te manda a Aruba donde está tu media naranja, la palabra profética no confunde…

III.   EL ESPÍRITU SANTO HABLA DE MANERA ORDENADA Y CLARA:  

A.       El Espíritu Santo busca vasijas dispuestas, Hch. 13:1

 Nota: en la iglesia de Antioquía, habían profetas y maestros, personas que se habían dispuesto para ser usadas por el Señor, estos dos ministerios nos hablan del equilibrio que debe haber en la iglesia: profetas=mover del E.S. y maestros=Escritura… 

B.       El Espíritu Santo habla y nos conduce a nuevos niveles, Hch. 13:2-3         
 Nota: los intérpretes de la escritura, enseñan que lo más lógico es que Dios usó uno de los profetas de allí mismo, y los demás juzgaron y aprobaron la profecía.

Nota: Es interesante que estaban: “ministrando al Señor, y ayunando, y dijo el Espíritu Santo…” entonces, el ayuno es un factor importante para la manifestación del Espíritu Santo… (Fe, Liberaciones, sanidades, dirección y revelaciones de Dios, y diversas experiencias con el Espíritu Santo, por Ej. Pablo fue lleno del E.S. después de tres días de ayuno y oración…). El ayuno era una práctica normal en la iglesia del principio, y podemos ver cuán poderosa y eficaz fue ésta iglesia… pues removió el imperio romano que gobernaba el mundo conocido del momento…

Nota: hay crecimiento pues habían “profetas y maestros”, pero aparecen ahora además apóstoles. La iglesia pasa ahora de ser una iglesia local (Antioquía), a ser una iglesia regional (Tesalónica, Filipos, Corinto, Éfeso…). Demos el lugar que le corresponde al Espíritu Santo, y Él hará cosas maravillosas... 


 Artículos sugeridos: 


                  


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada