Ads 468x60px

LA MÚSICA Y LA ALABANZA SEGÚN LA BIBLIA

(Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)
INTRODUCCIÓN: en el cielo vemos, por la Escritura que hay continua adoración, y es debidamente realizada, es un ambiente totalmente diferente a los que nosotros conocemos, Su Presencia lo llena todo… Apocalipsis Nos deja ver esto: serafines, querubines, los seres vivientes, los ángeles… millones de millones adoran al que vive por los siglos de los siglos, y nosotros también le adoramos y le adoraremos, porque estaremos para siempre con el Señor…    

LA MÚSICA Y LA ALABANZA:

“Con ellos a Hemán y a Jedutún con trompetas y címbalos para los que tocaban, y con otros instrumentos de música de Dios; y a los hijos de Jedutún para porteros”, 1 Crón. 16:42.

I.   LA COMPOSICIÓN DE LA MÚSICA:  
  
A. Ritmo: es la ley del movimiento; es útil para que los cantos tengan métrica y podamos aplaudir al mismo tiempo y no haya desorden.
      
B. Armonía: es la perfecta relación de los acordes; un acorde son dos o más notas ejecutadas al mismo tiempo.  

C. Melodía: sucesión de notas que expresan un pensamiento lógico y cierto.  

Nota: Veamos que David procuraba cantores y músicos, que lo hicieran bien técnicamente, pero requería de ellos fidelidad y consagración… 1 Cron. 16:42… Hemán sign. Fiel y Jedutún sign. “El que alaba” “elogiador”… eran familias de la tribu de leví (levitas), es decir sacerdotes. Hoy somos sacerdotes. Se destaca la frase “música de Dios”.   
         

II.   LA MUSICA DEBE AJUSTARSE AL MODELO DE DIOS:         

A. Evitar los modelos del mundo, 1 Crón. 13:5-10. 

Nota: el carro aunque nuevo, era un modelo filisteo, en el pasado habían visto a los filisteos hacerlo… esto nos enseña que no podemos alabar a Dios según los modelos del mundo…   

B. Evitar agradar a Dios con nuestra propia capacidad (ego). 

Nota: Uza, aunque con la mejor intención, no era el delegado según la ley (Dios) para manipular el arca… su nombre significa esfuerzo… esto nos enseña que no podemos adorar a Dios con nuestros propios argumentos (esfuerzos humanos), sino bajo el modelo de Dios…

C.  El modelo de Dios es el que bendice, 1 Crón. 15:11-16, 28.

Nota: vemos que en éste caso Dios bendijo a su pueblo con su presencia, que al fin y al cabo es lo más importante… 

D. David era inspirado por Dios.

Nota: el libro del profeta Amós nos dice que David inventó muchos instrumentos, sabemos también que escribió muchos salmos… no se basaba en la música filistea, ni en las canciones de los intérpretes del momento… 

III.   LA PRE-EXISTENCIA DE LA MÚSICA: 

A.  La música existía antes de la creación de la tierra 

Nota: Luzbel era un ser relacionado con la música, y fue creado antes de ser creada la tierra, “flautas y tamboriles estuvieron preparados para ti el día de tu creación” Ez. 28; “descendió al Seol tu soberbia y el sonido de tus arpas” Is. 14… 

B. El diablo es un imitador y desea ser adorado.         

Nota: un ejemplo lo vemos en Nabucodonosor, cuando hizo esa inmensa estatua de oro, que todos debían adorar al escuchar los instrumentos tocar… Vemos mucho de esto en la música de hoy: mensajes directos y subliminales… música y letra que incita a la depresión… a la inmoralidad… a la rebelión… incluso al ateísmo…

C. La música se toca con los miembros de nuestro cuerpo, pero la adoración se hace con el corazón, 1 Crón. 25:1-2,6.

Nota: es interesante que ellos escribieron algunos Salmos, son llamados en la escritura “videntes del rey en las cosas de Dios”=profetas, seguro había muchos músicos, pero éstos fluían en la unción del Espíritu Santo… es de resaltar su sujeción: “Asaf, profetizaba bajo las órdenes del rey” (V. 2), “todos éstos estaban bajo la dirección de su padre” (V. 6)…

Conclusión: Dios anhela que la adoración que levantamos sea completamente para él, conforme a su modelo, guiados por su Santo Espíritu… y experimentar su presencia que lo transforma todo, somos sacerdotes llamados a ministrar su grandeza, su poder, su misericordia…

Te invitamos a leer los siguientes artículos:
     
1.   ESCUCHANDO A DIOS
     2.   LA ADORACIÓN DE CAÍN” 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada