Ads 468x60px

JESÚS ANDA SOBRE EL MAR

JESÚS ANDA SOBRE EL MAR
(Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)

Introducción: Israel cruzando el desierto fue guiado y protegido por Dios, nos enseña la Biblia que de día una nube iba delante de ellos (símbolo de frescura y protección del calor), y de noche una columna de fuego (símbolo de luz, dirección y protección del frío de la noche…), Dios quiere proteger, bendecir y guiar a su pueblo a su verdadero destino… 


JESÚS ANDA SOBRE EL MAR

“Al anochecer, descendieron sus discípulos al mar, y entrando en una barca, iban cruzando el mar hacia Capernaúm. Estaba ya oscuro, y Jesús no había venido a ellos”, Jn. 6:16-17.

I. LOS PLANES DE DIOS SON INMUTABLES

A.  Implican nuestro continuo crecimiento, Jn. 6:16-17a.

Nota: Inician un viaje de la orilla oriental del mar de Galilea hacia Capernaúm, es un viaje de aprox. 12 kms, ¿qué había sucedido en la orilla oriental durante el día? según Jn. 6:1-2, 10-12, habían estado ministrando sanidades, milagros, liberaciones y la alimentación de los cinco mil (Mt. 13:14, añade que “Jesús tuvo compasión de ellos, y sanó a los que estaban enfermos”).

Nota: En Capernaúm estaba la casa de Jesús, símbolo de la morada de su presencia; mientras que la orilla oriental simboliza los milagros, la provisión de Dios, entonces esto nos enseña que debemos pasar del deseo de las bendiciones de Dios a desear su presencia.  

B.  Se requiere caminar en Sus tiempos

Nota: ésta narración comienza diciendo: “al anochecer…”, según los pasajes paralelos el mismo Señor Jesús los envió… “Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera” Mt. 14:22.  

II. OBSTÁCULOS QUE ENFRENTAN LOS DISCÍPULOS

A.    La incertidumbre (Jn. 6:17b)

Nota: “estaba oscuro, y Jesús no había venido a ellos”, esto indica que ellos no podían guiarse bien, pues no había luna, ni estrellas, ni podían ver las montañas para ubicarse, y físicamente no podían ver, ni tocar a Jesús… pero como estaban en la voluntad de Dios, el Señor tendría cuidado de ellos.

B.    La oposición (V. 18)

Nota: En Mt. 14 dice: “la barca era azotada por las olas, porque el viento era contrario”, en la Biblia el mar es símbolo de maldad (por ej. Gen. 1 “caos”, Apoc. 13 “del mar subió una bestia”=anticristo, Apoc. 21 “el mar ya no existirá más…” el mar podemos considerarlo aquí como aquello que te quiere detener = tentaciones, resentimientos, demonios).

C.  El miedo (V. 19)

Nota: Qué es el miedo? Del Gr. Fobos, significa: aquello que provoca huida. La Enciclopedia dice: Reacción ante un peligro o amenaza, que conduce a la acción: agresividad, huida, parálisis, entre otros…

D.  La fatiga

Nota: han remado por 6 horas o más, con el viento contrario y el mar agitado, han avanzado aprox. 5 kms.

Nota: Mr. 6:47-48, Nos enseña varias cosas muy importantes:

y al venir la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra. Y viéndoles remar con gran fatiga, porque el viento les era contrario, cerca de la cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar, y quería adelantárseles

1.    Jesús llegó a las tres de la madrugada (pasan aprox. 8 horas)

2.   “quería adelantárseles” = todo esto nos enseña que Jesús sabe a qué hora llegar, y que sin él muy poco podemos lograr.

III. LA MANIFESTACIÓN DE JESÚS

A.  Su presencia elimina el temor (Jn. 6:20)

Nota: “no temáis” = frase muy usada por Dios cuando le habla a sus hijos… Podemos recordar cuando a Moisés el Señor le dijo: “YO SOY EL QUE SOY”, el Dios Todopoderoso, el Todo suficiente…

El Señor Jesús usó mucho esta expresión, porque él es el YO SOY, él dijo: yo soy el pan de vida, yo soy la luz del mundo, Yo soy la puerta de las ovejas, yo soy el buen pastor, Yo soy la resurrección y la vida, yo soy el camino, la verdad y la vida, Yo soy el primero y el último, y el que vivo, y estuve muerto; más he aquí que vivo por los siglos de los siglos, no temas

Y cuando lo iban a arrestar, vinieron soldados, alguaciles y fariseos, y Jesús les preguntó “¿a quién buscáis?” Ellos dijeron: “a Jesús nazareno”, él les dijo: “yo soy”, entonces ellos retrocedieron y cayeron a tierra, Jn. 18… él es nuestro sanador, nuestro protector, nuestro proveedor y salvador, él es nuestro todo, sí lo tienes a él, lo tienes todo, no temas.  

B.  Su presencia nos asegura el cumplimiento del plan divino (V. 21).

Conclusión: Sin duda alguna Dios tiene grandes planes con nosotros, seguro vendrán diferentes tipos de tiempos, buenos vientos… vientos contrarios… obstáculos que superar… lo más importante es confiar en Cristo, procurar su presencia… Él se encargará del resto.

Te invitamos a leer los siguientes artículos:

1)      UNA FE QUE GENERA MILAGROS” 


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada