Ads 468x60px

EL MONTE SINAÍ

(Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)

INTRODUCCIÓN: Hoy día el monte Everest es una figura de conquista, victoria, gloria, triunfo, etc y llegar su cima significa años de aprendizaje, preparación y esfuerzo. De igual manera un gran árbol es el resultado de un proceso que ha pasado por diversas etapas. Alcanzar grandes conquistas de Dios también requiere éstas cosas…

El monte sinaí
  
        I.       LLAMADOS A UNA INTIMIDAD MAYOR (Éx. 19:2):

A.    De Refidim al monte Sinaí    

Nota: Refidim significa refresco, llanuras… allí dos capítulos atrás Dios les dio agua de la roca; Jetro aconsejó a Moisés para apoyarse en otros y atender el pueblo; y Josué venció a los amalecitas… es el lugar de la provisión y la victoria, mientras que Sinaí, es el nuevo lugar donde Dios mismo se manifestará a todo el pueblo…. 
        
B.  Dios les recuerda que usó las señales y milagros para traerlos a su presencia (v. 3-4)

Nota: Los milagros en Egipto, cautivaron la atención de los israelitas… y confirmaba el poder de Aquel que los estaba liberando…  como el águila los trajo a Él, en Palestina el águila, vuela a gran altura, con rapidez y majestuosidad, guardando con ferocidad su nido… las águilas llevan a sus aguiluchos sobre sí o van junto a ellos en la fase de aprendizaje de su vuelo…

II.   ES EL LUGAR DE LA REVELACIÓN (Éx. 19:5-6):     

A.   Dios expresa su propósito  

Nota: Seguro, ellos pensaban en el mana, el agua, las codornices y Canaán, pero Dios les dice varias cosas muy importantes:    
1.  Requiero obediencia (oír su voz y ponerla por obra…)
2.  Serán mi especial tesoro (implica un altísimo valor…)
3.  Me seréis un reino de sacerdotes (gobierno, servicio, adoración..)
4.  Gente santa (diferentes a las otras naciones, separados…)

“La perspectiva divina siempre será más alta que la terrenal”
        
B.   La provisión en el desierto y la abundancia de Canaán, eran anexos al propósito de Dios

Nota: Sal. 103:7…  La PDT (Palabra de Dios para todos) dice: “Dios dio sus enseñanzas a Moisés, y le mostró a la gente de Israel las maravillas que él puede hacer”.
   
III.  ES EL MOMENTO DE LAS DECISIONES: 

A.  El monte Sinaí (o monte Horeb) es llamado también el monte de Dios.   

Nota: En este lugar: Dios llamó a Moisés, Elías se escondió en una cueva y Dios lo llamó, le habló y lo fortaleció para continuar en su labor profética… los dos tuvieron que decidirse por hacer la voluntad de Dios…       

B.  El Sinaí es un momento de encuentro con Dios, donde le escuchamos y decidimos que hacer, Éx. 19:10-11.       
 
Nota: Que se “santifiquen… laven sus vestidos… y estén preparados porque descenderé”…
Nota: El V. 16 nos revela un sonido que venía desde la cima del monte, no del campamento judío, y esto nos recuerda que Cristo volverá con voz de mando, con voz de trompeta… descenderá del cielo… y la iglesia santa y sin mancha se encontrará con Él en las nubes… Una novia no se presenta ante su futuro esposo con sus vestidos sucios…    
      
C.   La actitud del pueblo y la actitud de Moisés, Éx. 20: 1-3, 6, 16-21.

Nota: Dios se está dando a conocer, y quiere preservarlos del mal… les está enseñando un nuevo estilo de vida… pero:

“se pusieron de lejos”…     no quisieron escuchar a Dios,
“para que no muramos”… ellos sabían que había que morir a las costumbres paganas e idolátricas de Egipto y Canaán.

“su temor… para que no pequéis” la falta de temor de Dios facilita la abundancia de pecado (varias naciones han aprobado el matrimonio homosexual).

finalmente vemos el contraste: “el pueblo estuvo a lo lejos, y Moisés se acercó donde estaba Dios”.   

“se acercó”: del hebreo nagash: aproximarse, traer, presentar. Con frecuencia se usa de sacerdotes que se acercan a Dios, en algunas ocasiones para contacto sexual e íntimo, y por ej. para describir que las escamas de los cocodrilos están tan juntas que viento no entra entre ellas; por tanto hace referencia a adoración, intimidad, ofrenda…. Mientras el pueblo se alejó, Moisés se ofreció.
Mientras el pueblo observaba, Moisés adoraba.    

Conclusión: De moisés la Biblia dice que no hubo otro como él, a quien conoció Jehová cara a cara, nadie como él en todas las señales y prodigios, y en el gran poder y hechos grandiosos… Fue alguien que mantuvo una continua pasión por Dios, su deseo era Dios mismo, sin importar cuánto debía pagar, escuchaba a Dios y su anhelo era obedecer, agradar su corazón… por eso fue honrado por Dios, es decisión nuestra seguir a Dios de lejos o acercarnos a su presencia, recordando que nos seguirá diciendo lo mismo de ayer: “sed santos, porque yo Jehová tu Dios soy santo” y como lo hizo unos 3.500 años atrás en el Sinaí, nos señalará el camino y debemos estar dispuestos a caminarlo… con su ayuda.
     
Te invitamos a leer los siguientes artículos:

     1.  UNA FE QUE GENERA MILAGROS
     2. LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO” 

  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada