Ads 468x60px

JONATÁN Y SU PAJE DE ARMAS


La lección de hoy, está basada en la historia de Jonatán y su paje de armas, según 1 Samuel 14:1-23...         

“Dijo, pues, Jonatán a su paje de armas: Ven, pasemos a la guarnición de estos incircuncisos; quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos. Y su paje de armas le respondió: Haz todo lo que tienes en tu corazón; ve, pues aquí estoy contigo a tu voluntad”...

INTRODUCCIÓN: Es impresionante como Dios puede dar la salvación con pocos o muchos. Resaltamos la actitud tan adecuada del paje de armas de Jonatán. Este hombre, del cual no sabemos ni siquiera el nombre, fue un instrumento en las manos de Dios para apoyar a Jonatán en esa empresa de fe. Veamos primeramente las actitudes que debemos evitar y luego veremos lo que Dios espera de nosotros.

I.    UN MAL SERVIDOR:

Pensemos por un momento en las actitudes negativas que pudo haber mostrado este paje de armas, lastimosamente estas actitudes se encuentran en algunos hoy día, veamos:

A.   INDIFERENTE:
Es aquel siervo que no se identifica con el trabajo del líder o del grupo: Si llegan a la meta o no, a él no le importa. Si se parte el grupo o no, no es cosa de su incumbencia. Qué hubiera sucedido si esa hubiera sido la actitud del paje de armas de Jonatán?  "Si quieres subir, sube, si no quédate aquí, me importa muy poco”.

B.   NEGLIGENTE:
El negligente es aquel que no pone empeño en su trabajo. Dice y promete 'voy a ir', y no va, "haré esto" y no lo hace. El Señor aborrece la negligencia: Jeremías 48:10 dice: 'Maldito el que hiciere indolentemente la obra de Jehová” Qué hubiera sucedido si este paje de armas no hubiera hecho bien su trabajo?, si hubiera dicho, 'Se me olvidó lo que pidió Jonatán que hiciera con los filisteos que él venciera', habrían matado a Jonatán seguramente.

C. NEGATIVO.
Este es aquel que a todo le encuentra un lado perjudicial y malo. Para él nada funcionará, todo se arruinará. No solamente lo piensa sino que lo expresa, y desanima a todo el grupo. Las palabras en la boca del hombre tienen un poder efectivo en su vida. Veamos lo que nos dice el libro de Proverbios en relación al poder de la lengua. Los días del afligido son difíciles: Proverbios 15:13, empobrecen: Proverbios 14:23; enferma o cura: Proverbios 17:22 y 18:14, pierde o gana amigos: Proverbios: 17: 9 y 30:19; agrada, atrae, 16:24. ¿Qué hubiera sucedido si este paje de armas hubiera sido negativo ante la idea de Jonatán? Seguramente hubiera sido un fuerte tropiezo y obstáculo para él.

D. REBELDE:
Hay una cuarta categoría, esta es la peor; es la de los rebeldes. El rebelde se opone a lo que dice el guía, contradice, protesta, está a favor de los que están en contra y en contra de los que están a favor. Esta actitud es abominable delante de Dios, veamos lo que nos dice 1 Samuel 15:23 ¿Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e  idolatría la obstinación'. Qué hubiera sucedido si este paje de armas hubiera sido un rebelde?


 II.   UN BUEN SERVIDOR:

Veamos las características de un buen siervo:

A. COMPROMISO:
En lugar de ser indiferente, el buen siervo de armas está comprometido con la Obra de Dios. Está constantemente preocupado por ella, emocionado con ella, si hay una derrota él se entristece, y se alegra cuando Dios da la victoria.

B. DILIGENTE:
Es el empeño y cuidado que pone para realizar su trabajo. Como asistente usted tendrá actividades específicas que realizar, y debe organizar bien su tiempo para llevarlas a cabo. Gracias a Dios este paje de armas cumplió exactamente la tarea,   que Jonatán le asignó y eso contribuye notablemente a la victoria obtenida. La diligencia va de la mano con la responsabilidad.

C. POSITIVO:
Una de las características esenciales de un siervo efectivo es ser positivo. En la historia leída, Jonatán es guiado por Dios para emprender el plan más difícil de realizar, dos personas enfrentarse a un ejército entero, en el terreno más incómodo posible, cuesta arriba y con dos precipicios a los lados. Era una idea casi suicida, pero guiada por Dios. Note que determinante fue la actitud positiva del paje de armas.

D. SUJETO Y OBEDIENTE:
La actitud más noble y solidaria que un asistente puede tener es la sujeción. La sujeción es obedecer cuando no se está de acuerdo. La obediencia es un acto mediante el cual decimos al Señor “No entiendo porque se está haciendo, pero obedezco por amor a ti”. Este hombre pudo haber sentido el deseo de abandonar a Jonatán por esta loca idea, pero obedeció, y obtuvo el apoyo de Dios. Podemos decir que el límite de la sujeción es el pecado, si un líder incitara a sus seguidores a cometer pecado, no se aplica este principio bíblico.

 III.   UN MILAGRO DE DIOS
Dios quiere hacer de nosotros instrumentos poderosos en sus manos, y básicamente lo hace a través de los siguientes pasos:

A. LA DETERMINACIÓN:
Todo comienza con una decisión, debe decidirse a ser un siervo de Dios. Debe usted proponer en su corazón, no solamente trabajar para Dios, sino hacerlo con excelencia. Debe haber un compromiso, ante Dios, firme en su corazón. El señor verá su deseo y cambiará su corazón, de un corazón indiferente o rebelde, a un corazón útil en sus manos.

B. LA DISPOSICIÓN:
Debe estar dispuesto, esto implica superar muchas dificultades. Más que estar plenamente capacitado, Dios requiere que estés plenamente dispuesto. Prepararse, es un proceso por el que Dios nos lleva paso a paso. 

C. LA BENDICIÓN:
Se cosecha lo que se siembra, si usted es un mal asistente, está sembrando esas malas actitudes, y después las cosechará. Si Dios lo sube al liderazgo usted cosechará lo que ha sembrado. Por el contrario si usted es apoyo y de bendición en su equipo de trabajo o ministerio, usted cosechará bendiciones.

Te invitamos a leer el siguiente artículo:


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada