Ads 468x60px

EL REY JOSAFAT

(Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)

EL REY JOSAFAT
Introducción: La historia registra las grandes victorias de personas que se destacaron por sus logros, pero también registra grandes fracasos. Nos habla de los protagonistas de grandes aportes a la humanidad, por ej: Thomas alba Edison (la luz eléctrica); pero también nos recuerda a quienes lideraron momentos de gran dolor y vergüenza, como Adolfo Hitler (bajo su dirección miles y miles murieron). Que queremos que la historia diga de nosotros… que huella vamos a dejar, que herencia tendrán nuestros hijos…
  
EL REY JOSAFAT

I.   ADMINISTRÓ BIEN SU PRESENTE.

A.    Josafat fue rey de Judá durante 25 años (siglo IX A. C.). 

Nota: Recordemos que Israel se había separado en dos reinos o pueblos, el reino del norte y el reino del sur, también llamados Israel (al norte) y Judá (al sur). Hijo del rey Asa, uno de los reyes piadosos que tuvo Judá, 2 Crón. 17:1-2 (“Reinó en su lugar Josafat su hijo, el cual se hizo fuerte contra Israel.
Puso ejército en todas las ciudades fortificadas de Judá, y colocó gente de guarnición, en tierra de Judá, y asimismo en las ciudades de Efraín que su padre Asa había tomado”).
  
B.    Su nombre, Josafat significa: el Señor es juez.              

Nota: Su reinado fue una oportunidad de Dios para él, y la aprovecho muy bien. Pues de la mano de Dios, éste período se distinguió por las reformas que hizo, el fortalecimiento militar, la prosperidad, la educación y la justicia (nombró jueces en las ciudades claves y un tribunal de apelación en Jerusalén).  Dios gobernó a través de Josafat. Dejó una excelente huella en la historia de Judá. Con la ayuda de Dios, debemos procurar dejar siempre la mejor huella, administrar bien lo que Dios nos encomienda hoy.     


II.  LAS BUENAS DECISIONES PRECEDEN UN EXCELENTE MAÑANA.

A.    Decide depender de Dios, 2 Crón. 17:3 (“Y Jehová estuvo con Josafat,  porque anduvo en los primeros caminos de David su padre, y no buscó a los baales).    

Nota: El vrs. 3 destaca “anduvo en los primeros caminos de David su padre”, y podemos recordar que los primeros caminos de David, fueron caminos de dependencia de Dios, donde el Señor lo protegió del rey Saúl y de todos sus enemigos, siempre consultaba a Dios para salir a la batalla y para todos sus proyectos, y por eso contaba con el respaldo de Dios.

B.    Buscar a Dios, debe ser nuestro estilo de vida. 2 Crón. 17:4ª (“Sino que buscó al Dios de su padre”). 
     
Nota: La expresión “buscó al Dios de su padre” nos hace recordar la responsabilidad que tenemos con nuestros hijos, no sólo de enseñarles, sino de ser ejemplos vivos, que impactan sus vidas. La palabra “buscó” viene del término hebreo darásh, que también significa: frecuentar, seguir, buscar, preguntar, averiguar, escudriñar, consultar. 

Un uso bastante frecuente del término es en la expresión «consultar a Dios», que a veces indica una búsqueda en oración privada de la dirección divina; a menudo se involucra un profeta como instrumento de la revelación divina. En otras ocasiones la expresión se usa en relación con el Urim y el Tumim cuando el sumo sacerdote procuraba descubrir la voluntad de Dios lanzando las piedras sagradas. Hoy día nosotros contamos con el testimonio y obra del Espíritu Santo.    

C.    Decide obedecer a Dios, 2 Crón. 17:4b (“y anduvo en sus mandamientos,  y no según las obras de Israel”).
       
Nota: Adán un día frente al árbol del bien y del mal, decidió. Hoy nosotros seguimos enfrentando éste árbol, y tenemos que tomar decisiones, la diferencia es que Cristo venció al tentador, y hoy Cristo vive en nosotros y podemos vencer, por eso dice la Escritura: “fiel es Dios,  que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir,  sino que dará también juntamente con la tentación la salida,  para que podáis soportar.

D.    Derriba los ídolos, 2 Crón. 17:6 (“Y se animó su corazón en los caminos de Jehová, y quitó los lugares altos y las imágenes de Asera de en medio de Judá”). 
      
Nota: La frase “se animó su corazón en los caminos de Jehová”, nos habla de una decisión en lo profundo de su corazón, y es de destacarse la última frase del versículo anterior: “tuvo riquezas y gloria en abundancia”, y con todo ello se animó en seguir los caminos del Señor, no los abandonó por la abundancia que llegaba…

Nota: Derribó la idolatría que había: lugares altos (se refiere a lugares destinados al culto de los falsos dioses de Canaán) e imágenes de Asera (culto distinguido por su inmoralidad sexual). Todo aquello que nos aparta de Dios es idolatría. Pues la finalidad del diablo es apartar al hombre del verdadero culto a Dios…  

E.    Deléitate en la Ley de Dios, 2 Crón. 17:7-9. 
      
Nota: El rey Josafat reinó 25 años, y en el tercer año de su reinado procura la enseñanza del libro de la Ley de Jehová a todo Judá. La Palabra de Dios nos fortalece, nos instruye, nos alimenta, ilumina nuestras decisiones y nos da la capacidad de permanecer, pues: “Cristo sustenta todas las cosas con la palabra de su poder” (Heb. 1:3) y “Sécase la hierba, marchítase la flor; más la palabra del Dios nuestro permanece para siempre” (Isa 40:8).   
        
III.   LA RESPUESTA DE DIOS DEPENDE DE LA RESPUESTA DEL HOMBRE.

A.    Dios estuvo con Josafat, 2 Crón. 17:3a.        

Nota: En la Escritura los hombres y mujeres que se destacaron, siendo instrumentos que glorificaron al Señor, tuvieron el mismo secreto: “Dios estaba con ellos”. Quizá Josafat no fue tan excelente soldado como el rey David, ni tan sabio como el rey Salomón, pero Dios estaba con él, y eso marcó la diferencia.
 
B.    Dios confirmó su reino, 2 Crón. 17:5.     
Nota: La palabra “confirmó” se traduce también como: consolidó, afirmó, fortaleció, y fue Dios quien lo hizo. Qué bueno es cuando hacemos algo en la voluntad de Dios, y él confirma con su respaldo, así su nombre es glorificado y nuestro corazón se goza de ver a Dios. 

C.    Dios derramó abundancia sobre su casa, 2 Crón. 17:11-13.
      
Y traían de los Filisteos presentes a Josafat, y tributos de plata. Los árabes también le trajeron ganados, siete mil setecientos carneros y siete mil setecientos machos cabríos. Iba, pues, Josafat engrandeciéndose mucho; y edificó en Judá fortalezas y ciudades de aprovisionamiento. Tuvo muchas provisiones en las ciudades de Judá, y hombres de guerra muy valientes en Jerusalén

Nota: El principio es conocido por todos: “buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y las demás cosas vendrán por añadidura”. De esta manera Judá fue prospero, ensanchó su territorio, la justicia fue característica en el gobierno de Josafat, y su ejército fue numeroso, más de un millón de hombres valientes y diestros en la guerra. Sin duda alguna debemos tener presente que haremos bien las cosas, y éstas serán trascendentes en la medida que caminemos con Dios.
   

  Conclusión: Durante éste gobierno Dios fue glorificado, porque siempre se procuró buscar Su rostro, hacer Su voluntad, vivir Su palabra. En nuestras manos está cambiar el curso de nuestra vida, siguiendo la voluntad de Dios, entonces nuestra casa será bendecida, nuestra familia será protegida. Josafat tuvo que hacer reformas en su reinado, quizá Dios nos está llamando a hacer reformas en nuestra vida, pues cosas nuevas y grandes vienen de Dios.

Te invitamos a leer los siguientes artículos:
1.   BUSCADORES DE DIOS

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada