Ads 468x60px

EL ALTAR DEL INCIENSO

INTRODUCCIÓN: los patriarcas fueron hombres de altar. Cuando Israel es llamado como pueblo, Dios los llevo a construir un tabernáculo. El anhelo de Dios ha sido mantener comunión con su pueblo, manifestar su poder e impartir a los hombres sus beneficios. El tabernáculo tenía diferentes secciones y muebles, entre ellos varios altares, por qué?… Estudiemos ahora el altar del incienso o altar de oro:

EL ALTAR DEL INCIENSO (o altar de oro)

Éx. 30:1-10 

       I.       SUS MATERIALES Y SIGNIFICADOS:

Harás asimismo un altar para quemar el incienso; de madera de acacia lo harás… Y lo cubrirás de oro puro, su cubierta, sus paredes en derredor y sus cuernos; y le harás en derredor una cornisa de oro. Le harás también dos anillos de oro debajo de su cornisa, a sus dos esquinas a ambos lados suyos, para meter las varas con que será llevado. Harás las varas de madera de acacia, y las cubrirás de oro”.

A.    Madera de acacia y cubierto de oro.

Nota: la madera de acacia venía del desierto, de un árbol que florece mucho junto al agua, es una madera resistente, perdurable, la palabra hebrea traduce incorruptible, y simboliza la humanidad de Cristo, quien resistió las tentaciones y el dolor de nuestro juicio, y quien no tuvo pecado ni engaño en su boca.  El oro simboliza la divinidad (cinto de oro en el pecho de Jesús, la ciudad de oro…), la humanidad de Jesús cubierta de divinidad, Dios que se hizo hombre.
        
B.     Su altura era el doble de su longitud y ancho.
  
Nota: esta altura nos enseña que la oración te acerca a Dios, te eleva para entender sus caminos y sus juicios.

C.     Tenía 4 cuernos, 4 anillos y 2 varas.

Nota: el cuerno en la Biblia indica poder (en Apoc. “el cuerno pequeño” es el anticristo), en este caso los cuernos representan el poder de Dios que responde a nuestras oraciones, con su poder se revela como el Dios Todopoderoso que responde a nuestro clamor. Las varas se introducían por los anillos para transportar el altar por el desierto, esto nos enseña que podemos levantar nuestra oración a Dios desde cualquier lugar y Él nos escuchará.  

II.       EL SUMO SACERDOTE OFRECÍA ALLÍ EL INCIENSO (V. 7-8):     

Y Aarón quemará incienso aromático sobre él; cada mañana cuando aliste las lámparas lo quemará. Y cuando Aarón encienda las lámparas al anochecer, quemará el incienso; rito perpetuo delante de Jehová por vuestras generaciones”.

A.      Indica continua comunión con Dios.

Nota: al decir “cada mañana” y “al anochecer” nos hace pensar en algo más allá de un momento, pues nos habla del mismo día; Daniel el profeta, el amado en los cielos, “solía arrodillarse tres veces al día, para orar y dar gracias a su Dios”; David el Rey, el amado de Dios, dijo: “en cuanto a mí, a Dios clamaré, tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré, y él oirá mi voz”… Pablo por el Espíritu Santo dijo: “orad sin cesar” como lograrlo? Si no es porque vivimos en su presencia a través de una comunión continua en el espíritu.   

B.       El incienso revela la entrega de Cristo a la total voluntad del Padre.

Nota: el incienso cuando era quemado exhalaba un olor agradable… de Jesús la Biblia dice: “Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante” Ef. 5:2.

C.       El altar estaba ubicado junto al velo, antes de ingresar al lugar santísimo (v. 6).

Nota: el arca es símbolo de la presencia de Dios, entrar al lugar santísimo era entrar a la presencia de Dios, por eso el Señor dijo: “donde me encontraré contigo”. El incienso es símbolo de nuestras oraciones = “y las copas de oro, llenas de incienso, que son las oraciones de los santos” (Ap. 5:8); entonces esto nos enseña que la oración antecede la manifestación de Dios, nos enseña que a mayor entrega, mayor nivel de Presencia.         

III.     COMPOSICIÓN DEL INCIENSO, ÉX. 30: 34-36: 

“Dijo además Jehová a Moisés: Toma especias aromáticas, estacte y uña aromática y gálbano aromático e incienso puro; de todo en igual peso, y harás de ello el incienso, un perfume según el arte del perfumador,  bien mezclado,  puro y santo. Y molerás parte de él en polvo fino, y lo pondrás delante del testimonio en el tabernáculo de reunión, donde yo me mostraré a ti. Os será cosa santísima”.

A.       Especias aromáticas 

Nota: usadas para embalsamar cadáveres, nos habla de muerte, negación; quizá el tiempo de la oración lo puedas cambiar por un partido, o por algunas películas, pero Dios no está en promoción, los tesoros de Dios no están en el almacén “pague uno y lleve tres”, como dijo un predicador: “nuestro Dios no es barato”…   

B.       Estacte y uña aromática   

Nota: el estacte es un bálsamo que sale goteando de un árbol, y la uña aromática, era la parte que cubría la abertura de ciertos moluscos.   

C.       Gálbano aromático e incienso puro

Nota: resinas que se obtenían de ciertos árboles; todos estos componentes al ser quemados producían un olor fragante y perfume agradable (por eso también se le llamaba el altar del perfume). El incienso se ofrecía a la misma hora del sacrificio, y contrarrestaba los desagradables olores de los sacrificios… así la oración se convierte en el incienso que contrarresta los malos y nauseabundos olores del mundo y de la naturaleza pecaminosa que muchas veces quiere ir en pos de ellos…

La entrada del sumo sacerdote al Lugar Santísimo: tomaba el incensario de oro, ponía fuego del altar de bronce (que había venido del cielo) y le agregaba incienso, se arrodillaba y entraba debajo del velo al L.S.S. y allí se encontraba con Dios. Es fundamental crecer y fortalecer nuestra vida de comunión con Dios en el secreto, donde el Señor revela sus secretos, sus estrategias y encomiendas. Adelante, Dios te está llamando a esa intimidad, quiere entregarte cosas nuevas.         

Artículos sugeridos:
1.   LIBRADO DE LA ANGUSTIA” 




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada