Ads 468x60px

LOS SIETE SELLOS DEL APOCALIPSIS (2 Parte)


Introducción: El Señor Jesucristo también enseñó bastante sobre los tiempos finales a sus discípulos, pues para Dios es muy importante que su Iglesia esté preparada, y siempre observando el reloj profético de Dios. Continuemos leyendo ahora el significado de Los Siete Sellos…
I.  EL QUINTO SELLO, APOC. 6:9-11. 
    
Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo,  hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos”.

A.    Son los mártires de los primeros meses de la gran tribulación. (“muertos” literalmente significa: “degollados”).

B.    Mueren por no adorar ni recibir la marca del anticristo.
 
C.  El altar nos recuerda los sacrificios y ofrendas, las almas allí debajo, indica que habían sido cubiertos por el sacrificio del altar (Cristo, el Cordero de Dios), y que eran una ofrenda grata a Dios.

D.    Ante su clamor de justicia, reciben una respuesta:

1.  Vestiduras blancas: del gr. stole, que significa: estola o túnica larga, vestidura, ropa larga (hace referencia a vestidos sacerdotales y de dignidad).
2.   Deben esperar un tiempo, mientras tanto van a descansar (Del gr. anapaúsontai, que significa: descanso deleitoso).
  
E.    Esto nos recuerda que después de la muerte, sigue una vida eterna (sea en el cielo o en el infierno). 

Nota: Ellos claman, piensan, descansan, recuerdan, desean, vemos pues que morir es un paso a otro modo de vida: condenación o vida eterna, según el camino que hallamos escogido mientras vivimos en la tierra. 
    
II.     EL SEXTO SELLO, APOC. 6:12-17.  

“Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio,  y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?

A.    Estos sucesos ocurren al final de los tiempos.

Nota: Esto también lo enseña Joel, Isaías, y el mismo Señor Jesús en Lc. 21:25-27, ubicando éstos sucesos después de la gran tribulación; también ellos enseñan que habrá algunas perturbaciones antes de la tribulación misma. 

B.  El sistema solar (por lo menos) será consumido por el fuego para dar paso a unos nuevos cielos y una nueva tierra.

C.   Se describen varios fenómenos:

1.   Un gran terremoto.

Nota: Terremoto del gr: seismós: conmoción, ráfaga, terremoto, temblor. Una versión dice: “gran movimiento sacudidor”. Un terremoto: es una sacudida del terreno que se produce debido al choque de las placas y a la liberación de energía en el curso de una reorganización brusca de materiales de corteza terrestre. 

2.   El sol se puso negro.

Nota: este vestido negro era una expresión de duelo en Israel. Ya ha ocurrido: la 9ª plaga de Egipto, y en la crucifixión por 3 horas. Puede ser por un eclipse; por las bombas de las guerras; el mismo terremoto…

3.   La luna se tornó roja como la sangre.

Nota: puede ser el color producto del eclipse; o por causa del polvo, humo o polución en la atmósfera debido a los últimos sucesos…

4.   Las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra.

Nota: pueden ser meteoritos, fracciones de bombas lanzadas al espacio que pueden caer sobre varias ciudades a la vez…
    
5.   El cielo se desvaneció como un pergamino.

Nota: puede referirse a una explosión atómica a gran escala…

D.    El temor se adueña de todos hombres en la tierra. 
  
III.   EL SEPTIMO SELLO, APOC. 8:1-5. 

“Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas. Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro;  y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono. Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto”.

A.    Es la apertura a una serie gradual de siete plagas anunciadas al toque de siete trompetas.

B.    Éste silencio antecede algo muy solemne, majestuoso y terrible.

Nota: es la expectativa ante los grandes y terribles juicios que vienen,  y que la tierra no había vivido. En varios pasajes de la Escritura este silencio precede una extraordinaria intervención divina: Hab. 2:20, Sof. 1:7 y Zac. 2:13.   

C.    El número siete indica perfección (integridad) y las trompetas anuncio. 

Nota: “entonces vi a los 7 ángeles que estaban en pie ante Dios”, parece que estaban allí, sólo que ahora los ve… Pertenecen a un rango de alta categoría; Según el libro no canónico, Tobías 2:5, un ángel dice, “Soy Rafael, uno de los siete ángeles que están en la gloriosa presencia del Señor, listos para servirle.” La Biblia menciona solamente Miguel (Daniel 10:21) y Gabriel (Lucas 1:26).
Las trompetas fueron usadas para convocación y proclamación de leyes o decretos.
 
D.    El material del altar y el incensario (oro indica divinidad), el incienso y la ubicación de éstos (ante el trono) nos recuerda el oficio sacerdotal de la intercesión y la importancia de ésta en los propósitos de Dios (ver Apoc. 5:8).

E.    En el vrs. 5 hay varias cosas que merecen destacarse:

1.   Fuego del altar = símbolo del juicio de Dios.
2.   El incensario es arrojado a la tierra = es la respuesta del cielo manifestada en la tierra (el incienso “subió a la presencia de Dios” y luego viene la intervención divina en la tierra… 1º hay un ascenso de oración y luego hay un descenso de poder = respuesta, así funciona el Reino…)
3.   Truenos, voces y relámpagos: "truenos" luego "relámpagos", Es al contrario de la secuencia en la naturaleza (pues primero son los truenos y luego los relámpagos, Dios es soberano y son los últimos tiempos…). Evidentemente las voces serán escuchadas por la gente en el mundo.
4.   Un terremoto. Nuevamente la tierra es sacudida.

Te invitamos a leer: 


Síguenos en redes sociales:
GOOGLE+  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada