Ads 468x60px

LOS SÍMBOLOS DEL ESPÍRITU SANTO Y SU SIGNIFICADO


Los símbolos del Espíritu Santo Signos y su significado
(Los símbolos o signos del Espíritu Santo) El Maestro en los evangelios nos enseña misterios del Reino a través de las parábolas, mediante narraciones sencillas y tomadas del diario vivir, Jesús procura pues enseñarnos grandes secretos mediante representaciones o signos sencillos, lo mismo hace para que conozcamos la persona y obra del Espíritu Santo... 


Te invitamos a conocer nuestro libro: “EL LENGUAJE DEL ESPÍRITU SANTO”. Está compuesto por: los dones del Espíritu Santo, sus nombres y la revelación detrás de ellos, sus símbolos y su significado, el bautismo en el Espíritu Santo y las lenguas, la historia de la doctrina del Espíritu, la profecía, el Consolador, La unción y su correcto uso, entre otros temas de gran interés. Puedes verlo aquí: EL LENGUAJE DEL ESPÍRITU SANTO. Descubre los dones y el poder del Espíritu de Dios: Neumatología. Profecía. Doctrina del Espíritu Santo. -- 

Los símbolos del Espíritu Santo y su significado:

Pardington dice: "La palabra SÍMBOLO, viene de dos palabras griegas: SUN, que quiere decir justo; y la palabra BALIO que quiere decir tirado; significando literalmente algo que ha sido tirado junto con otra cosa, uno al lado del otro, el uno para representar y explicar el otro. En otras palabras un símbolo es un emblema material que muestra y revela y descubre una verdad espiritual"

Estos símbolos o signos del Espíritu Santo, son dados por Dios para que podamos más fácilmente comprender lo que el idioma mismo no puede explicar o expresar (al igual que sus nombres y significados). Los símbolos son empleados para describir las operaciones del Espíritu Santo.

1.    El fuego: Mt. 3:11.

“Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego”

El fuego calienta, ilumina, purifica, prueba, produce energía, y genera poder. El fuego consume el combustible, y refina o purifica aquello que no puede ser consumido. El Espíritu como fuego ministra calor al corazón y luz a la mente del creyente (Te invitamos a leer "El bautismo en el Espíritu Santo").

2.    El viento: Jn. 3:8.

“El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene,  ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu”.

El viento simboliza la obra redentora del Espíritu como misteriosa,  poderosa, penetrante, refrescante y que da vida. Es invisible en su operación e inesperado en sus consecuencias. De los originales hebreo y Griego, la palabra Espíritu puede ser traducida: espíritu, o viento, o aliento. El Espíritu Santo es el aliento (hálito), exhalado de Dios.

Sin la constante renovación y vivificación del Espíritu que imparte vida, el creyente no podría sobrevivir. Véase Ezequiel 37.7-10. Job dijo: "El Espíritu de Dios me hizo, Y el soplo del Omnipotente me dio vida". Job 33.4.




3.    El agua: Jn. 7:37-39.

“El que cree en mí,  como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado”.

El poder del Espíritu Santo hace en el terreno de lo espiritual lo que el agua hace en el orden material. El agua purifica, refresca, apaga la sed y convierte el campo estéril en tierra fructífera. Purifica lo que está manchado y restaura la limpieza; es un símbolo muy apropiado de la gracia divina que no solamente limpia el alma sino que le añade belleza. 

El agua es un elemento indispensable de la vida física: el Espíritu Santo es como un elemento indispensable de la vida espiritual. El Espíritu limpia de los hábitos pecaminosos, y sirve como fuente que produce ríos de santidad, y renovación que sacia la necesidad del hijo de Dios en la tierra.
"Agua viva" es el agua en contraste con las aguas estancadas de cisternas o pantanos; es un agua que salta a borbotones.


SUSCRÍBETE GRATIS y recibe los devocionales en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ     


4.    El sello: Ef. 1:13.

“En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”

Véase además Efesios 4.30 y 2ª Corintios 1.22. El sello es puesto sobre una cosa de valor e implica y denota una transacción terminada, como así también algo que es genuino, incambiable y de gran valor. En los tiempos de la Biblia el sello demostraba la propiedad y daba autoridad, y prometía seguridad. Véase Daniel 6.17. 

El Espíritu mismo es el sello que Dios el Padre pone en el corazón del creyente a fin de asegurarle la certeza de una transacción completa.


(Adquiere gratis nuestro libro cristiano. Un texto que edificará tu vida y la de aquellos que te rodean. Haz clic ahora aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).      

5.    El aceite: Lc. 4:18; Heb. 1:9.

“Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido…”

En los tiempos de la Biblia, la unción con aceite era usada primordialmente para limpiar, suavizar y relajar; y para hermosura como sub-producto. Muchos de los rituales del Antiguo Testamento requerían el uso del aceite, y en solemne ceremonia de unción, los reyes, profetas y sacerdotes fueron puestos aparte para su llamamiento divino.

El creyente ungido del Nuevo Testamento representa el real sacerdocio, 1ª Pedro 2.9, pues por la virtud de la unción del Espíritu, cada creyente es tanto sacerdote como rey. Como aceite, el Espíritu es visto no solo en la unción sino también en la sustentación (aceite es alimento), proveyendo luz, sanando, y restaurando.


Te invitamos a adquirir nuestro nuevo libro: "El Espíritu Santo" Conoce su obra, fruto y enseñanza. Sumérgete en el conocimiento del Espíritu de Dios. Un total de veintisiete capítulos en los que a través de la Biblia conocemos mucho más la obra, naturaleza, y poder del Espíritu Santo.Para ver y adquirir éste libro sólo haz clic aquí: EL ESPÍRITU SANTO




6.    La paloma: Mt. 3:16.

“Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él”

El interés del Señor en este suceso es evidente por el hecho que se registra en los cuatro evangelios. Una tradición judía traduce Génesis 1.2. de la siguiente manera: "El Espíritu de Dios como una paloma cobijaba el haz de las aguas". Las características de la paloma son: gentil, tierna, graciosa, inocente, suave, pacífica, pura, paciente, fácilmente contristada o asustada y fiel.

El hecho de que el Espíritu Santo es representado como una paloma indica que Él nunca demanda ni obliga a los suyos; Él obra por medio de suaves directivas o persuasiones. Cristo instruyó a los creyentes de ser "sencillos como palomas", Mateo 10.16. El tener al Espíritu Santo morando dentro como paloma es saber que uno está en paz con Dios, pues hemos sido justificados en Cristo.
   
7.    El vino: Hch. 2:4, 12-13; Ef. 5:18.

“Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto? Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto”.

Es un símbolo de alegría, Salmo 104.15; un ingrediente de la adoración, Joel 1.10; y un complemento del pan, Jueces 19.19.
El vino del Espíritu es el estímulo espiritual Divino que Satanás procura falsificar por medio del estímulo del alcohol. 

El vino es aquello que suelta las restricciones e inhibiciones, da denuedo y produce abundancia de palabras. La labor del Reino requiere obreros vigorosos, entusiastas y estimulados, para una realización de obra más efectiva. La expresión de los observadores en el día de Pentecostés fue cínica: Hechos 2.13.

Fue en el vigor y el estímulo de esta clase de relación con el Espíritu Santo como los apóstoles proclamaron el mensaje del Evangelio en ese día y vieron tres mil almas añadidas a la Iglesia (Te invitamos a leer "El gozo de Dios"). 

Oración: Señor cada día lléname más de tu Santo Espíritu, ayúdame a entender todo lo que tú me has dado, y cuanto deseas que yo camine en esa verdad. Amado Espíritu Santo quiero conocerte cada día más y ser guiado por ti. Gracias Señor por hacerme templo de tu Espíritu. Amen.       

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria). 


Te invitamos a conocer todos los libros que hemos publicado, haz clic en la imagen:



Es muy importante identificar el mover del Espíritu de Dios.

Muchas veces caemos en el error de señalar los defectos de otras personas, pero debemos preguntarnos ¿Con qué frecuencia reconocemos nuestros propios errores? El Señor Jesús quiere transformar cada vez más nuestro corazón, por su gracia ahora somos sus hijos, llamados a crecer, y una faceta de ese crecimiento es precisamente conocer más al Espíritu Santo de Dios. Él es nuestro Consolador, uno que está a nuestro lado para enseñarnos y dirigir nuestra vida…   

a) Cada día debemos procurar conocer más al Espíritu Santo. (Hechos 9:10-16).

Nos dice la Biblia en Hechos 9:16-20 “Y había un discípulo en Damasco llamado Ananías, al cual el Señor dijo en visión: Ananías. Y él contestó: Heme aquí, Señor. Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora; y ha visto en visión a un hombre llamado Ananías, que entra y pone sus manos sobre él, para que recobre la vista”.

Aquí podemos ver a un discípulo llamado Ananías sensible a la voz del Señor. Era entonces un hombre de intima comunión con Dios. Él recibe de Dios las instrucciones para ir a buscar a Saulo de Tarso y ministrarlo.

Ananías lucha inicialmente con esta comisión (él tenía razones ciertas) pero finalmente obedece al Señor, pues Dios le enseña su plan con Saulo de Tarso. Fue también Ananías un hombre valiente ya que Saulo fue ese feroz y celoso perseguidor de la iglesia de Jesucristo.

Un diccionario cristiano enseña que el nombre Ananías quiere decir: “Nube del Señor” y también “protegido por Dios”. La nube en la Escritura representa la gloria de Dios, también simboliza la presencia del Espíritu de Dios; la nube que acompañó a Israel por el desierto señalaba cuando debían ellos marchar, y donde debían acampar.
Así pues vemos en Ananías una persona que procuraba la dirección de Dios siempre. Todas estas cosas nos enseñan y recuerdan que el Espíritu Santo de Dios desea guiarnos, él es quien nos unge y equipa para hacer y avanzar hacia el propósito divino.  
     
2) Es muy importante anhelar la llenura y mover del Espíritu de Dios.

Nos dice la Biblia en Hechos 9:17 “Y Ananías fue y entró en aquella casa, y poniendo sobre Saulo las manos, le dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recuperes la vista y seas lleno del Espíritu Santo de Dios”.

La Biblia nos presenta a Ananías como un discípulo obediente, él llegó a la casa donde estaba Saulo. Y nos dice la Biblia que le dijo: “he sido enviado por el Señor para que recibas la vista y para que seas lleno del Espíritu Santo de Dios”. Debemos ver aquí que Saulo de Tarso ya había tenido un encuentro con el Señor Jesucristo camino a Damasco. Pero para el plan de Dios era muy importante que fuera lleno de la unción y del poder del Espíritu Santo de Dios.

Además podemos ver que más adelante el mismo apóstol Pablo nos dice en Efesios 5:18 “No os embriaguéis con vino en lo que hay disolución, más bien sed llenos del Espíritu Santo de Dios”. Concluimos así que nosotros somos vasijas en las que Dios derrama su Santo Espíritu. Recordemos que el aceite en la Biblia es uno de los símbolos del Espíritu Santo, y el Señor desea llenarnos de su poderoso aceite.    

En Hechos 9:15 el Señor le dice a Ananías: “Instrumento escogido me es éste”, el término “instrumento” es traducido de la palabra griega “skeus” que además quiere decir: vasija, cerámica. Y Saulo de Tarso debía ser “lleno del Espíritu Santo” entonces somos vasijas humanas en las que el Señor desea derramar su Santo Espíritu, evento que trae resultados poderosos y sobrenaturales. Eso lo podemos ver en Ananías y en Pablo, siervos de Dios.

La Biblia nos enseña que antes de Jesús comenzar su poderoso ministerio fue lleno del Espíritu Santo de Dios en su bautismo en el río Jordán, el mismo Saulo antes de iniciar su servicio al Señor fue lleno del Espíritu de Dios, y antes de enviar a los doce discípulos por todas naciones el Señor Jesús les dijo:

“Recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo y seréis testigos hasta lo último de la tierra”. Por todo esto vemos que necesitamos la llenura, poder y mover del Espíritu Santo de Dios en nuestras vidas. .

3) La unción del Espíritu Santo produce poderosos cambios.

Nos enseña la Biblia en Hechos 9:18 “Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y al instante recobró la vista; y levantándose, fue bautizado Saulo”.

En éste versículo podemos ver la obra sobrenatural del Espíritu Santo de Dios:

Le cayeron de los ojos como escamas”. Esto hace referencia a una costra o revestimiento que impedía a Saulo de Tarso ver el verdadero camino de Dios. De hecho él creía que estaba haciendo el bien al perseguir la iglesia. Él consideraba que la vida que llevaba era la que el Señor le había preparado. Sin embargo él estaba muy lejos, muy equivocado, pero por el poder del Espíritu de Dios aquellas cosas que le impedían andar por el camino de la verdad son destruidas.

Debemos preguntarnos aquí: ¿Qué cosas deben caer de nuestra vida? Quizá hablamos de cargas, miedos, preocupaciones, malos deseos, o tal vez sólo ves fracaso y el caos en la familia, pues por el poder del Espíritu de Dios las cosas pueden ser transformadas.
    
Saulo de Tarso “Recibió la vista”. Frase que nos hace reflexionar en el poder de Dios para restaurar lo que hemos perdido, o lo que ha sido dañado. Saulo recibió lo que había perdido. Por eso confía en Dios y prepárate para recibir lo nuevo que el Señor trae a tu vida.  

Nos dice además el texto bíblico que “Levantándose, fue bautizado”. Entonces vemos que Saulo hizo lo que nunca antes había hecho, ni siquiera pensó hacer. Esto nos recuerda que como resultado de la obra del Espíritu Santo el cristiano se levanta de su condición o conformismo y avanza hacia los nuevos niveles que Dios ha diseñado para él.
                                      
4) La vida del ser humano es transformada por el poder del Espíritu Santo de Dios.

Nos dice la Escritura en Hechos 9:20-22 que “luego predicaba a Cristo en las sinagogas, diciendo que Éste es el Hijo de Dios. Y todos los que le oían estaban atónitos, y se preguntaban diciendo: ¿No es éste el que asolaba en Jerusalén a los que invocaban este nombre, y a eso vino acá, para llevarlos presos ante los príncipes de los sacerdotes? Pero Saulo de Tarso mucho más se esforzaba, y confundía a los judíos que moraban en Damasco, demostrando que Éste, es el Cristo”. -

Vemos pues que aquel perseguidor, celoso en su religión, hombre impetuoso y soberbio, era quien ahora enseñaba el mensaje que antes perseguía. Por eso todos se preguntaban ¿qué le ocurrió a ésta persona? Decían ¿no es éste el que asolaba la ciudad? ¿El que perseguía y maltrataba? Este acontecimiento nos permite ver la importancia de buscar y permitir la obra transformadora de Dios en nuestro corazón.

Dios anhela llenarnos con su poder y presencia, por eso abre tu corazón como una vasija que necesita llenarse del Espíritu Santo, es necesario desechar lo malo que está llenando nuestra vida y que no es útil, y más bien permitir que la presencia del Señor nos dirija.

Conclusión: Nuestro Dios desea darnos mucho más de él ¿qué tan dispuestos estamos a recibir lo que nos quiere dar? Por eso abramos nuestra vida con disposición para recibir del Señor todo lo que desea darnos y sigamos su camino para el plan divino se cumpla. Déjate llenar con el poder del Espíritu Santo de Dios.  
(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria). 


Te invitamos a leer los siguientes artículos:



Síguenos en redes sociales:
GOOGLE+  

Los símbolos del Espíritu Santo. 

32 comentarios:

  1. Que buena enseñanza sobre el Espiritu Santo, vemos quien es el y como actua en nuestras vidas. Gracias y bendiciones.

    ResponderEliminar
  2. estoy muy agradecido por esta pagina me ayudo bastante...pude terminar un trabajo practico de seminario teológico

    ResponderEliminar
  3. excelente!! tengo las cosas claras ahora..

    ResponderEliminar
  4. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

      Eliminar
    2. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

      Eliminar
    3. Hola,muy buena información pero les faltó algo
      El viento

      Eliminar
    4. Dtb. El viento aparece en el punto número dos del presente estudio.

      Eliminar
  5. Excelente explicación, clara y senclila! ...

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Dios te bendiga Miguel Angel, muchas gracias por dejarnos tu por tu comentario. Salmo 119:43-47 "No quites jamás de mi boca la palabra de verdad, porque yo espero en tus ordenanzas. Y guardaré continuamente tu ley, para siempre y eternamente. Y andaré en libertad, porque busco tus preceptos. Hablaré también de tus testimonios delante de reyes, y no me avergonzaré. Y me deleitaré en tus mandamientos, los cuales amo".

      Eliminar
  7. Lo unico que me falto es: unición con el óleo, nube y luz y por ultimo imposicion de manos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Flor de Mg, muchas gracias por visitar nuestro sitio. Salmo 119:89-93 "Para siempre, oh SEÑOR, tu palabra está firme en los cielos. Tu fidelidad permanece por todas las generaciones; tú estableciste la tierra, y ella permanece. Por tus ordenanzas permanecen hasta hoy, pues todas las cosas te sirven. Si tu ley no hubiera sido mi deleite, entonces habría perecido en mi aflicción. Jamás me olvidaré de tus preceptos, porque por ellos me has vivificado".

      Eliminar
  8. 100% de acuerdo con su enseñanza mi hermano. Nadamas una sola cosa. siertamente Dios=JEHOVA.. HIJO= JESUS. .estos dos tienen nombre. Pero nesesita Leer bien. Echos 7:55 Dise; pero Esteban, llena de el espiritu santo, pues to lo ojos en el cielo, numero uno.. MIRA LA Gloria de Dios. Y como usted lo acaba de enseñar la Gloria de Dios es su poder, su fuerza,su ESPÍRITU...Numero dos... Miró a jesus que estaba ala diestra de una tersera persona... DIOS ...enseńandonos pues que eran.. El espirutu de Dios. El Hijo de Dios ala Diestra de el padre OSEA DIOS!!! QUE NO? !!!!

    ResponderEliminar
  9. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  10. Según este estudio del Espíritu Santo que aparece claro en algunos libros de las escrituras. Podemos decir que aunque no dice el color de la paloma se puede partir de la premisa que era de color blanca por la pureza del Espíritu Santos {agua} nos limpia y nos transforma?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo contigo Carmen. Muchas gracias por tu comentario y pregunta. Creo que el blanco es una referencia generalizada e indica pureza. También habla de su labor transformadora. Dios te bendiga.

      Eliminar
  11. MUY BUENA ENSEÑANZA LA VERDAD NO TENIA CLARO LO RELACIONADOS CON LOS DONES DE ESPIRITU SANTO GRACIAS POR TAN LINDA ENSEÑANZA.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. me gustooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias ni se imagina como el señor me ha hablado por intermedio dedesta enseñanza.. Gracias señor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Barbara, muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario. Bendiciones.

      Eliminar
  15. Que hermosa enseñanza Siervo de Dios,gracias doy a Dios por enseñarnos su palabra atravez de Usted,que el Señor Jesús le Bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario. Dios te bendiga.

      Eliminar