Ads 468x60px

DIOS SANA TUS HERIDAS



(Ptores Gonzalo y Andrea Sanabria)
Introducción: Dios quiere confortar nuestra alma a través del perdón y su aceptación y también quiere guiarnos en nuestro camino. La voluntad de Dios se interpreta sintonizándolo, teniendo una comunión con su espíritu de forma personal. Tal como la Biblia dice en San Juan 10:24-29: “Mis ovejas reconocen mi voz, es por eso que me siguen y la obedecen.”, tenemos que buscar a Dios y aprender a distinguir su voz para poder seguirla… Los paisajes palestinos son adornados con la figura del pastor y sus ovejas… quien las cuida, las protege, las guía y las sana… 

DIOS SANA TUS HERIDAS

    I.    MEDIANTE LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO:

   A.  En tema de hoy, nos enfocaremos en el Salmo 23 versículo 5. Hablaremos acerca de la unción del pastor con sus ovejas y de la similitud con el cuidado que el Señor tiene por nosotros. En otras palabras, hablaremos de la solución de Dios a las cosas de esta vida que nos han causado daño.

  B.   Lamentablemente, las heridas que más dolor traen son de personas cercanas y queridas, de familiares y personas de confianza. Tal vez son golpes intencionales o no, provocados por una palabra o una mala actitud. Pero lo cierto es que no es lo mismo que un desconocido nos falte el respeto a que lo haga alguien a quien le hemos abierto el corazón. Y cuanto más si esa persona es un padre o alguien a quien admiramos.

  C.   Aquí el Señor toca este tema y dice: Yo te voy a cubrir con mi protección, te voy a ungir con mi aceite. Sin embargo hay actitudes que no debemos tomar cuando nos hemos sentidos estafados o profundamente lastimados, pues nos llevarán a  peores consecuencias.

II.   EVITA LA MALA ADMINISTRACIÓN DE LAS OFENSAS:

Debemos evitar cosas como:
  1. Ignorar el dolor. Es decir que no nos pasa nada cuando por dentro estamos destruidos.  
B.   Minimizarlo. Es cuando nos queremos convencer de que lo ocurrido no es de mayor importancia cuando en realidad me está llevando a tomar malas decisiones.
  1. Proyectarlo para adelante. Es asentir que lo que hemos sufrido nos ha devastado pero que no es tiempo de resolverlo sino que esperaremos que en el futuro se solucione.
  2. Escapar. Es tratar de evitar tanto sufrimiento tapándolo con otra cosa o huyendo.
  3. Repasar una y otra vez lo ocurrido. Esto le da lugar al resentimiento y la amargura en el corazón y no permite que podamos madurar sino, por el contrario, que no podamos dejar el pasado atrás.
  4. La amargura: ésta detiene tu futuro y tu crecimiento.
(LBLA)  Mirad bien de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz de amargura, brotando, cause dificultades y por ella muchos sean contaminados; Heb. 12:15.

1.  Una persona con un corazón lleno de resentimiento, es alguien que no puede ser estable en sus emociones. Su presente está marcado por el dolor del pasado. 

2.   En el Salmo 39:2 habla de esto; no es cuestión de callar sino de confesar a quienes puedan ayudarme a salir del pasado. (SP-BLS) “Así que guardé silencio, y no dije una sola palabra. Pero eso no me ayudó en nada, pues mi angustia era mayor”.

3.  David estaba tan lleno de preocupaciones y problemas que prefería escapar (Salmo 55:3-7). Y ¿Quién no ha pensado en huir en momentos de dolor? Sin embargo hay quienes buscan el escape escondiéndose detrás de vicios o de cubrirse de actividades que lo “ayuden a no pensar”. Otros se cubren detrás de un carácter agresivo para no volver a ser lastimados o bien a través de máscaras que esconden verdaderamente su real condición. Pero más allá de todo lo que te hayan hecho, hoy Dios te puede sacar de cualquier pozo de desesperación y llevarte a vivir una vida de victoria!

III.  EL SEÑOR JESÚS ES TU PASTOR Y TU SANADOR:

  A. El pastor ungía a sus ovejas y con ese aceite sanaba las heridas de los depredadores y también le ayudaba a repeler los insectos que también le provocaban heridas profundas. Dios es tu pastor y quiere sanar tu pasado y llevarte lejos de quienes quieran dañarte en el presente! Confía y abre tu corazón porque el Señor está atento a tu oración!

  B. En Santiago 5:16 hay un secreto: la confesión y la oración. Es la oración de fe la que abre el corazón de Dios. Si estás dolido, confiésalo a pastores, a personas que los pastores designen y a Dios mismo. La clave es abrir el corazón. Puedes tener una vida diferente!

  C. Es tiempo de clamar al Señor y decirle: ¡Enséñame a salir del dolor! No permitas que tu pasado gobierne tu presente. Suelta el dolor, renuncia al resentimiento y podrás vivir en libertad.

Conclusión: Permite a Dios trabajar en tu corazón, permite que el aceite del Espíritu Santo se derrame sobre tu corazón, no permitas que las trampas del enemigo estorben lo que Dios tiene planeado para ti… el Señor Jesús quiere ungirte, el Espíritu Santo quiere aplicar su aceite en tu corazón…   


Es nuestro anhelo que el libro SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA sea una herramienta o ayuda en éste hermoso proceso. En éste libro vas a encontrar temas como: Dios puede restaurar lo dañado. Sanidad para el alma herida. Arrancando la raíz de amargura. Victoria sobre el sentimiento de culpa ¿Cómo vencer el afán y la ansiedad? El poder sanador del perdón ¿Cómo dominar el miedo? Señales de una maldición y cómo romperla, entre otros. Recuerda que éste libro está disponible para descargar en tu computador, tablet, celular o equipo, puedes ver y adquirir éste libro ingresando a ésta dirección: LIBRO SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA (Por Pastor Gonzalo Sanabria). 

Te invitamos a leer:
     1.  ¿QUÉ ES LA FE? 
     2.  EL GOZO DE DIOS 
      

Síguenos en redes sociales:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada