Ads 468x60px

RESPONDIENDO AL LLAMADO


Respondiendo al llamado de Dios

(Respondiendo al llamado de Dios). INTRODUCCIÓN: Se habla de un americano que andaba por una playa de México al anochecer. Y veía desde lejos a un mexicano andando y agachándose, recogiendo algo y luego tirándola nuevamente al mar. Una y otra vez, mientras que se acercaba el americano, vio que lo que hacía era recoger las "estrellas del mar" que habían quedado sobre la playa cuando se había bajado la marea. El americano desconcertado y confundido y le pregunta al mexicano ¿qué era lo que andaba haciendo y por qué lo hacía? 

El ciudadano de México le respondió: "Estoy echando de nuevo al mar a estas estrellas del mar. Entiende que, si no regresan pronto al agua, se ahogarán por falta de oxígeno." "No entiendo", dice el americano. "Hay miles de estrellas del mar sobre la playa. Simplemente hay demasiadas. ¿No entiendes que esta playa es solamente UNA de cientos de playas en México? ¿No ves que es imposible la tarea? ¿No entiendes que, al final del día, lo que estás haciendo no hará ninguna diferencia? Pero el hombre seguía haciendo lo mismo. 

El ciudadano mexicano se agacha de nuevo, recoge otra estrella del mar, lo tira al agua y le dice al americano: "¡pues le hice una gran diferencia a esta!". Veamos este interesante estudio 





RESPONDIENDO AL LLAMADO

I.  El mensaje del Señor Jesús también es nuestro mensaje. Mateo 4:17.

"Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado".

A. Es un mensaje basado en el arrepentimiento.

Comentario: La palabra "arrepentimiento" indica cambio de mente que me conduce a un cambio de vida. La palabra "arrepentimiento" implica una renovación de la mente para asimilar y vivir la voluntad de Dios.  

B. El arrepentimiento es la llave para entrar en el reino de Dios  

Comentario: A lo largo de la historia de la humanidad han existido muchos reinos y hoy también, éstos ofrecen ciertas ventajas, como protección, provisión, estabilidad familiar, proyección; antiguamente las puertas de acceso a estos reinos eran muy bien custodiadas, pues muchos querían entrar en ellos.   

El Señor Jesús proclamaba la llegada de un nuevo reino, precisamente fue juzgado por esto, pues el reino del momento era el imperio romano y el rey era el Cesar, El reino de Dios no se puede comparar con ningún reino terrenal, pues es el reino de los cielos, que viene a establecerse en la tierra y se convierte en una evidencia o muestra de aquellas cosas que nos esperan.




II. El Señor Jesús requiere corazones dispuestos. Mateo 4:18-22.     

"Andando Jesús junto al Mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo: Venid en pos de mí, y yo os haré pescadores de hombres. Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron. Pasando de allí, vio a otro dos hermanos, Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano, en la barca con Zebedeo su padre, que remendaban sus redes, y los llamó. Y elos dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron".

A. Dios se mueve a través de personas.

Comentario: La Biblia nos enseña que el Señor Jesús llamó a Pedro, Andrés, Jacobo y Juan, Dios siempre ha usado personas, quizá para algunas autoridades religiosas de su época, estos hombres no cumplían los “requisitos” para ser predicadores o siervos del Señor.

Algunas veces podemos experimentar sentimientos similares de indignidad o incapacidad, pero Dios no quiere profesionales de la religión (éstos estaban en Jerusalén), el Señor no busca talentos, ni preparación externa, Jesús mira el corazón, esto es lo más valioso para Dios.    
  
B. Nuestro corazón debe estar dispuesto a salir de la rutina y comodidad

Comentario: Como podemos ver en el versículo veinte se nos dice: “dejando al instante las redes, le siguieron”; y en el Vrs. 22: “dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron”, podemos ver que a veces el trabajo (“las redes”), las posesiones materiales (“la barca”), y diferentes extremos  impiden que el cristiano responda al llamado del Señor.

De hecho alunas veces podemos ver la gran comisión como algo que nos impide desarrollar nuestro propio proyecto de vida, pero algo es seguro: nunca tu proyecto será bendecido realmente, si antes no consideras primero el proyecto del Señor, sí damos a Dios el primer lugar, él nos bendecirá. 


     

III. El evangelio del reino transforma territorios. Mateo 4:23-24.   

"Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó".

A. El Señor Jesucristo quiere traer luz y vida a las regiones donde operan las tinieblas y la muerte. 

Comentario: La palabra de Dios nos dice que “Jesús recorría toda Galilea”, la condición física de sus habitantes la vemos cuando dice que “traían todos los que tenían dolencias, enfermos, afligidos, atormentados y endemoniados, lunáticos y paralíticos”… y esto era la manifestación de gobierno demoniaco sobre la región, veamos: Mateo 4:15-16 

"Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles; el pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; y a los asentados en en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció".      

B. El Señor Jesús enseñaba y predicaba el evangelio del reino de Dios   

Comentario: Como podemos ver a través de la oración y predicación ungida el reino de las tinieblas es desplazado, el velo de incredulidad se rasga mediante la oración por los cautivos, “el dios de este mundo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo”, es fundamental orar para que aquel velo de incredulidad caiga y Cristo sea revelado. 

Comentario: La Biblia nos enseña que este mensaje o predicación Dios lo acompaña con señales sobrenaturales (sanidades, liberaciones, manifestaciones poderosas del Espíritu Santo…), el mensaje del reino de Dios, va más allá del perdón de pecados, pues es la revelación de los principios para vivir la vida que Dios planeó para cada uno de sus hijos.  

Esto es avanzar y caminar en la autoridad para despojar al diablo de los territorios que son de nuestro Cristo y ver las multitudes llegar a Jesús, y ser afirmadas mediante un discipulado apropiado y poderoso por el Espíritu Santo.       
    
Reflexión final: Entonces no hablamos sólo de hacer una invitación, es más que eso, es orar por quienes no tienen a Jesús, es discipularlos, es enseñarles… es sentir la compasión de Jesús por ellos, Jesús dijo: “id, y haced discípulos… bautizándolos… y enseñándoles todas las cosas que os he mandado”… y nos promete “he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo". Dios está con nosotros, y por eso podemos vencer y conquistar lo que el Señor ha trazado por nosotros.  


0 Comments:

Publicar un comentario