Ads 468x60px

LA VERDADERA ADORACIÓN

(La verdadera adoración a Dios). Introducción: Nuestro buen Dios está buscando adoradores, pero surge la pregunta qué es en realidad la verdadera adoración, ¿qué es lo que Dios busca? ¿Qué es lo que Dios espera? ¿Cuáles son las virtudes de la verdadera adoración?...  Leamos este importante estudio





La verdadera adoración a Dios:   


Verdadera adoración
I. Definición de "adorar": 

A) Del término hebreo "shajah", que traduce: adorar, postrarse, bajarse, inclinarse.

En el idioma griego se usan varias palabras, la que con más frecuencia se traduce adorar es "proskuneo" (pros: hacia; kuneo: besar), implica: acto de homenaje o reverencia, también traduce: dar obediencia a, arrodillarse, postrarse. Es un acto que reconoce la grandeza, poder y autoridad del otro. 

Comentario: Podemos concluir entonces que adorar es es el reconocimiento de la naturaleza de Dios, donde el corazón humano se rinde y se somete en amor, es aquella adoración que agrada Dios por cuanto primero busca hacer la voluntad divina y procura todo aquellos que le es agradable.      

B) La palabra de Dios nos dice en Mateo 4:9-10 "y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás". Fue la respuesta de Jesús a la tentación de Satanás.  

Comentario: En el Nuevo Testamento Interlineal dice: “y le dijo: todas estas cosas te daré, sí caído en tierra te postras ante mí. Entonces le dijo Jesús: apártate, pues está escrito: al Señor tu Dios adorarás postrado, y solo a él rendirás culto”. Hay varios aspectos importantes que debemos observar aquí: 

1) En el contexto podemos ver que el diablo no quiere que adores a Dios.
2) El diablo presenta diversas y muchas cosas para que dejes de adorar a Dios.
3) El diablo te ofrecerá el camino más fácil. (Jesús es Señor de todos los reinos, pero era necesario primero por la cruz). 
4) Concluimos entonces que la mejor adoración es hacer la voluntad de Dios en Su tiempo y esperar en su soberanía y bondad. 


      

II. La verdadera adoración a Dios se hace en espíritu y en verdad. Juan 4:19-24.  

"Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar. Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.  

Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren". Es por eso que el Señor Jesús trae a nuestra vida libertad para que le adoremos y le sirvamos de la manera correcta.  

(Te invitamos a leer: Buscando la presencia de Dios.).

A)  Podemos ver aquí una acción evangelizadora por parte del Señor Jesús.

Comentario: Es muy interesante que el Señor Jesús le habla a una mujer samaritana, pues no era bien visto (por la tradición y los religiosos) que un Maestro de la palabra hablara con una mujer de dudosa reputación). 

El Señor aprovecha esto, para enseñar acerca de la verdadera adoración:

1) Destaca la relación padre-hijo.
2) En éstos cinco versículos, se usa la palabra adorar o sus derivados, en diez ocasiones (esto la hace importante). En la vida espiritual la adoración es fundamental. 
3) El Padre está buscando esta clase de adoradores    

B)  Los versículos 23 y 24 de Juan 4, nos enseñan algunas características de los verdaderos adoradores: “adoran al Padre”, “en espíritu”, “y verdad”.     

Comentario: Aquí se nos dice que los adoradores son personas que han experimentado el nuevo nacimiento, así como la presencia de Dios se manifestaba en el lugar santísimo, ahora el hijo de Dios se encuentra con él en el espíritu… porque Dios es Espíritu y la comunicación por tanto es espíritu al, versículo 24

"Dios es espíritu; y los que le adoran, es espíritu y en verdad es necesario que adoren". 

Debemos destacar la palabra verdad que nos habla de honestidad y obediencia a Dios; la samaritana necesitaba saber que había que nacer de nuevo y que la adoración era más que la vida religiosa que ella vivía pues adoraba a Dios, pues había tenido cinco maridos y el sexto tampoco era el marido de ella. La mujer que adoró a Jesús en el hogar de Simón, el fariseo, tuvo como principal virtud la humildad y la sinceridad de corazón.




III. La adoración genuina va mucho más de las palabras:    

A)  Hablamos de una seguridad plena y trascendente en el Señor. 

Comentario: Como podemos leer en Daniel 3:14-18, estos jóvenes confiaron en Dios más allá de su vida en ésta tierra, su fidelidad al Señor fue un acto de verdadera adoración.

La verdadera adoración a Dios está centrada no sólo en el poder de Aquel a quien adoramos, sino en su fidelidad y bondad, pues pase lo que pase estas verdades nos hacen confiar en él completamente, sin reservas y sin temores.   

B) La verdadera adoración es una firme actitud ante el enemigo y sus planes perversos.    

Comentario: El libro de Daniel, el profeta, nos enseña según Daniel 3:19-20, 23… que los jóvenes tuvieron que enfrentar amenazas, rostros airados, complicaciones, impotencia, pero su fe  en Dios permaneció firme. 
  
C) La adoración verdadera tiene como fundamento una completa confianza en el Señor. 

Comentario: Dios respalda y protege la perseverante adoración; Daniel 3:24-25, 28

"Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey. Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir daño; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses... Entonces Nabucodonosor bendijo al Dios de los jóvenes...". 

D) Es estar dispuesto a ir con fe y firmeza en Jesús hasta el final. 

Comentario: Podemos recordar al apóstol Pedro quien en la última parte de la vida de Jesús, cuando fue capturado por los soldados romanos lo siguió a Jesús de lejos, además lo negó traes veces, y luego el Señor Jesús resucitado lo restauró. En contraste, estos tres jóvenes no se retractaron aunque el fuego era intenso, aunque en riesgo estaba su vida, fueron firmes hasta el final. 

Reflexión final: La genuina adoración es más que una posición física, es más que palabras, es más que lágrimas, adoración es más que cantar o tocar un instrumento, es darlo todo por Dios. Es negarse a las ofertas del enemigo de nuestras almas, es reconocer que él es el Señor, dueño de todo y a quien le debemos nuestra vida

Cuando tú adoras en espíritu y verdad, y entras en su presencia, Él no puede resistirse a eso y se glorifica en tu vida, ves la grandeza de Dios a través de ti. Por eso nos dice Daniel 3 versículos 29 y 30 que Dios a través del rey Nabucodonosor “engrandeció”, “les prosperó”, “los promovió a cargos mucho más importantes”. Por eso adora y mira la acción sobrenatural de Dios a favor de ti y de los tuyos.  

9 Comments:

  1. La verdadera adoración en cuando nosotros logramos establecer una conexión directa con Dios, buscando hacer siempre lo que es bueno y agradable a la perfecta voluntad del padre. Cuesta tan poco alcanzarla y permanecer en adoración constante para hallar la paz y el amor que necesitamos. Bendiciones mis amigos que tengan un feliz fin de semana colmado de descanso y oración. Malu

    ResponderBorrar
  2. adorar es vivir en santidad, MAT,3-8,,,,, DIOS LES BENDIGA, Y NOS AYUDE A ADORARLE EN ESPIRITU Y VERDAD,,,,,,,,, el por que EL, VUSCA'' es porque no, nos encuentra procuremos ponernos en la brecha,, y no, sean dichas estas palabras por nuestros labios,, JER,8-20..... BENDICIONES, PASTOR DIOS OS BENDIGA,,,

    ResponderBorrar
  3. Cuando adoro a Dios, me siento alimentada de regocijo, y aunque broten mis lágrimas, (pues es imposible para mí adorarlo sin llorar), siento un gran bienestar que sólo puede venir del Altísimo. A veces lo he adorado la mayoría del tiempo escuchando y cantando alabanzas, otras veces cuando leyendo su Palabra de pronto me ha alcanzado su presencia tan dulce, y algunas veces también lo he adorado escuchando y viendo a algún pajarito cantar en el atardecer. Dios está en todo. Dios me ha dado en el pasado muchos privilegios como visiones de Jesús y sueños espirituales, esto sucedió mayormente en el tiempo de mi conversión, y esto mismo relato en mi blog cristiano que he abierto recientemente, cuyo link es: http://milibertadescristo.blogspot.com Le invito pastor a que me visite algún día en que tenga un tiempito y me deje su opinión. Lo felicito por este blog de ayuda para todo aquel que cree en Cristo Jesús y le busca. Lo que he leído es de mucha edificación. Gracias por compartirlo. Un cordial saludo. Ingrid Zetterberg de Lima Perú.

    ResponderBorrar
  4. El único puntito a considerar es que en la biblia la "verdadera adración" no existe como tal, ni es eso lo que Dios busca, ni ha buscado nunca. Bendiciones.

    ResponderBorrar
  5. Yo creo que cuando adoro a Dios en espíritu y en verdad es cuando .me depósito todo mi ser en las manos de Dios, sin tener ni una pisca de duda.
    Dios le bendiga Hno.

    ResponderBorrar