Ads 468x60px

LA FE Y LOS MILAGROS


 INTROD: Jesús destacó la fe de la mujer sirofenicia… “oh, mujer, grande es tu fe, hágase contigo como quieres” y su hija fue sanada desde aquella hora…

DESARROLLO:

     I.     LA HUMANIDAD DEL SEÑOR JESÚS (Mr. 11:12):

         A.   Dios se hizo hombre como nosotros.
        
Nota: dejó su gloria para salvarnos… se limitó a un cuerpo humano y      soportó todas las tentaciones y dolor en éste mismo cuerpo… 

      B.   El Señor Jesús tenía necesidades como nosotros.

Nota: “tuvo hambre” además, se cansaba, lloraba, dormía, se entristecía, se regocijaba, experimentó el dolor, fue rechazado y en muchos momentos estuvo solo, y por eso nos entiende perfectamente… 
   
 
II.    EL PODER DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO:

A.   La esterilidad de la higuera, Mr. 11:13-14.

Nota: aunque “no era tiempo de higos, las hojas indicaban los higos primeros, o higos tempranos, que aparecían antes de la cosecha… y el Señor Jesús aprovecha esta situación para enseñar a sus discípulos acerca de la fe…

Nota: Podemos relacionar estas hojas con la vida religiosa que aparenta, pero que en realidad no lleva frutos y no sirve para nada… Adán y Eva “cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales”, pero luego el Señor preguntó: “¿Quién te enseñó que estabas desnudo?” y luego “Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles y los vistió”…   

B.   El poder de las palabras de Jesús, Vrs. 20-21.

Nota: “todas sus promesas son en ÉL sí y amen”, “los cielos y la tierra pasarán pero sus palabras no pasarán”, “en ÉL no hay cambio ni sombra de variación”, la fidelidad de Dios a su Palabra nos sorprende, pues Mt. dice que: “viendo esto los discípulos, decían maravillados: ¿cómo es que se secó enseguida la higuera?...
Nota: nos sorprende también ver el tremendo alcance de su Palabra, pues Jesús dijo: “nunca jamás coma nadie fruto de ti” (sería estéril, verdad?), pero nos dice ahora que “la higuera se había secado desde las raíces”…      
III.      LA FE EN DIOS:

A.  Hace que cualquiera vea sus maravillas, Vrs. 22-23.

Nota: cualquiera indica a alguien que toma la decisión de creerle a Dios…

B.    Permite alcanzar grandes respuestas a las oraciones, Vrs. 24.

Nota: es necesario entender que debemos estar en la voluntad de Dios, y que debemos practicar la fe en la oración (orar creyendo), hay muchas clases de montes: de tierra, de arena, de hielo, de piedra o de otros materiales… algunos desaparecen rápido… otros duran miles de años… así mismo, nosotros enfrentamos diferentes obstáculos, algunos más resistentes que otros, y algunos más grandes que otros… quizá luchas emocionales, oposición demoniaca, obstinación de personas perversas, miedos, resentimientos, falta de perdón…     

C.    Puede ser estorbada por la falta de perdón, Vrs. 25-26.

1.  A varios enfermos antes de sanarlos, Jesús les perdonó sus pecados…
2.  Está comprobado que el resentimiento y la amargura generan enfermedades, Ej. Noemí, volvió a Belén, “en amargura de espíritu”, y difícilmente la reconocían… Ej. Ana, la madre del profeta Samuel, estaba “con amargura de alma” y ella “lloraba y no comía”…
3.  La falta de perdón impide la oración eficaz… se corta la comunicación con el cielo…        

Conclusión: la fe en Dios está por encima de nuestra humanidad, el poder de Cristo es real y total, sí creemos, sí confiamos, veremos sus maravillas, ¿Cuál es tu monte? ¿Cuál es tu lucha? ¿Qué es lo que te impide avanzar? Hoy es un día especial… Dios está aquí…       


                          Te invitamos a leer:
     1.  ¿QUÉ ES LA FE? 
     2.  EL GOZO DE DIOS 
      

Síguenos en redes sociales:
GOOGLE+  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada