Ads 468x60px

VENCIENDO EL PECADO

Con Jesús podemos vencer el pecado
(Cómo vencer el pecado?). INTRODUCCIÓN: Dice una historia que “una vez dormía un árabe en su pequeña tienda, y de pronto un camello metió parte de su cabeza adentro, afuera hacía mucho frío, y él permitió eso, pronto se dio cuenta que todo el cuerpo del camello estaba adentro, y que no podían dormir juntos en el pequeño espacio, e intentó de muchas maneras sacar al camello, pero al final sacó su cobija y durmió afuera en el frío e incomodidad de la noche”.

Así es el pecado, hermanos, sí toleramos un poco, él atrevidamente termina tomándose todo nuestro corazón, y luego sufrimos el frió y dolor del oscuro tiempo que se nos viene encima, pero Dios nos ha llamado a ser más que vencedores en Cristo Jesús. Con la ayuda y fuerza que Dios nos da podemos ganar la batalla... 




VENCIENDO EL PECADO

I       I. DENUNCIARLO FUE (ES) LA TAREA DE LOS PROFETAS (Lc. 3:3, 7-9):

"Y Juan el bautista, fue por toda la región contigua al Jordán, predicando el bautismo del arrepentimiento para perdón de pecados... Y decía a las multitudes que salían para ser bautizadas por él: Oh generación de víboras ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis a decir dentro de vosotros mismos: Tenemos a Abraham por padre; porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. Y ya también está puesta el hacha a la raíz de los árboles: por tanto, todo árbol que no dan buen fruto se corta y se echa en el fuego". 

A. Juan el bautista le predicaba a Israel.  
  
Nota: Nos dice el texto bíblico: “venían a él, de Jerusalén, de toda Judea y de toda la provincia del Jordán”, era el pueblo de Dios, el del Pacto, el de las Promesas y la Ley, pero estaba actuando mal.    
     
B. A través de sus siervos, Dios siempre está llamando a su pueblo al arrepentimiento, para bendecirles y evitar el dolor.

Nota: Vemos por Ejemplo que en tiempos de idolatría y apostasía, Dios levantó a Elías quien en el Monte Carmelo llevó a Israel a reconocer que sólo Jehová es Dios. 

Nota: En la Biblia, los libros proféticos, abarcan desde el año 750 A.C. Hasta el año 400 A.C. aproximadamente, período durante el cual Dios habló para que su pueblo con el arrepentimiento evitará el cautiverio y la destrucción… también período durante el cual Dios restauró Jerusalén, ante el arrepentimiento causado por el dolor del cautiverio babilónico.




  
II. DIOS CONOCE LA CONDICIÓN DE LA IGLESIA (Apocalipsi 2 y 3):      

A. Cuando Cristo le habla a las siete iglesias, inicia indicándoles que Él las conoce perfectamente, por ejemplo Apocalipsis 2:2, 9, 13… “Yo conozco tus obras”

"Yo conozco tus obras y tu arduo trabajo y paciencia...".
"Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico)".
"Yo conozco tus obras, y donde moras, donde está el trono de satanás".          

Nota: Este es el mensaje a las 7 iglesias, El #7 indica lo completo, integro, hace referencia entonces a la totalidad de la Iglesia.

Nota: La palabra conocer del término griego "oida" indica plenitud de conocimiento, conocer perfectamente, entonces decimos que Dios conoce perfectamente nuestras vidas y la vida de la iglesia… nada le es oculto… todo lo conoce.
      
Nota: El mayor error es creer que podemos engañar a Dios. Es creer que podemos salir adelante, sin arreglar cuentas con Dios. Por ejemplo: La iglesia de Hechos 1-4, pero en el capítulo  cinco se halla mentira en las finanzas… el hogar de Ananías y Safira “mintieron al Espíritu Santo”.  

B. En el mensaje a las siete iglesias, sólo dos de ellas no son reprochadas (Esmirna, la mártir; y filadelfia, la fiel), pero las cinco restante sí.    

Nota: A Éfeso, por haber perdido su primer amor,

A Pérgamo y a Tiatira, por la idolatría y la inmoralidad sexual,

A Sardis, por su apariencia e hipocresía,

A Laodicea, por su tibieza espiritual…  y qué decir de las demás cosas hoy, como la murmuración, la falta de perdón, la rebelión, la ira y sus resultados.   


       
       
III.  CÓMO VENCER EL PECADO? (Apocalipsis 2:5): 

"Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido".

A. Un arrepentimiento consciente    
  
Nota: “recuerda…” indica evaluación personal y reflexiva. El mensaje es a Éfeso, que significa “amada”, por tanto con ternura la llama al arrepentimiento, procurando evitar el dolor de las consecuencias… 

B. Determinación
  
Nota: El “arrepiéntete” indica una acción decidida y pronta… es decir detener el asunto…  Prov. 28:14 “El que encubre sus delitos no prosperará, pero el que los confiesa y abandona, obtendrá misericordia”. 

C. Planificación
  
Nota: “…y haz las primeras obras…”, crear planes específicos para corregir la situación, así se desbarata la dinámica del pecado.    

D. Crear límites claros

Nota: Por ejemplo, sí mi dificultad es con el alcohol, debo evitar las reuniones y amistades donde sé que habrá o puede haber licor.  

E. Mantener una actitud vigilante      

 Nota: No te relajes ¿qué pasa cuando el soldado se duerme? Santiago 1:12

"Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman". 

Fortalecerse en Dios y clamar su gracia y misericordia siempre resultará en nuestra salvación y bendición, la ayuda del Señor siempre esta dispuesta para aquel que busca a Dios. La diestra del Señor siempre se extiende sobre el corazón que le busca, y su oído nunca se cierra para escuchar. Gracias Dios por tu bondad y amor, gracias por tu ayuda día y noche, gracias por librarnos del mal.  
     
Conclusión: Dios nos lleva por el mejor camino, su anhelo es bendecirnos, y por eso nos habla… su sangre nos limpia de todo pecado… un Misionero en África, le enseñaba a mujer afligida por sus pecados que eran como la arena del mar. Le dijo: “haz una montaña de arena a la orilla del mar… qué pasara?...” “el mar con su poder derribará la montaña de arena…”  “y quiero decirte la sangre de Jesús es mucho más poderosa que el mar y tiene poder para borrar todos tus pecados si acudes a Él. El Espíritu Santo es nuestro ayudador y desea siempre ayudarnos y transformar cada día más nuestro corazón. 


Te invitamos a leer:
     1.  ¿QUÉ ES LA FE? 
     2.  EL GOZO DE DIOS 
      

Síguenos en redes sociales:

GOOGLE+   

0 Comments:

Publicar un comentario