Ads 468x60px

Featured Posts

Sermones para predicar

Sermones para predicar
Sermones para predicar
Sermones y bosquejos para predicar en la iglesia o en grupos de estudio cristiano. A continuación te presentamos un listado de sermones cristianos que puedes estudiar para crecimiento personal y también para predicar (sólo haz clic en el título que quieres ver):  





















La adoración genera cielos abiertos.                       

Cristo venció la muerte

Sermón: Cristo venció la muerte
Hay personas a quienes no les gusta hablar de la muerte, evitan el tema, les da temor o creen que la están llamando si hablan de ella. La muerte es también una gran incógnita para el ser humano, pero la Biblia nos enseña que Jesús ha venido a darnos vida y vida en abundancia...

Para el que cree todo le es posible

Sermones. Para el que cree todo le es posible.
Para el que cree todo le es posible
Sin fe es imposible agradar a Dios, la fe en el Señor y en sus promesas nos hacen fuertes y vencedores. La fe y la palabra de Dios son eficaces armas para vencer todo poder de las tinieblas y alcanzar así la obra sobrenatural de Dios a nuestro favor... 

Dios desea tu prosperidad integral

Dios desea tu prosperidad integral. Sermones y predicaciones.
Dios desea tu prosperidad integral.
La Biblia nos enseña claramente que la voluntad de Jesucristo es tu prosperidad interior y exterior, esto lo podemos llamar la prosperidad integral de Dios para sus hijos... 

La bendición y victoria es la voluntad de Dios para sus hijos.

La tierra de la abundancia es la voluntad de Dios para su pueblo. Desde el mismo Edén podemos ver que el deseo de Dios es la bendición y bienestar de sus hijos, por eso nos enseña una y otra vez los principios de la prosperidad integral, veamos por ejemplo:  

La fe en Dios supera toda ansiedad

La fe en Dios supera las voces de la ansiedad y de la angustia. 1 Pedro 5:6-9a. El versículo seis “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte cuando fuere tiempo”, nos recuerda la importancia de someternos a la voluntad de Dios, con un corazón manso y humilde, y a su tiempo y a su manera el Señor nos levantará según su plan para bendición de muchos y gozo de nuestro corazón...